domingo, 27 de noviembre de 2022

Cuba sigue viva y vence

Miguel Díaz-Canel Bermúdez junto a integrantes de su equipo de gobierno respondieron las preguntas de la prensa sobre el contexto cubano actual y rindieron cuentas de las acciones gubernamentales…

Redacción Cubahora en Exclusivo 13/07/2021
0 comentarios
Cuba habana tranquilidad ciudadana

Han sido estos últimos días intensos para Cuba. La situación de la COVID-19 en el territorio nacional se ha complejizado y, a su vez, los acontecimientos ocurridos en el país el pasado domingo irrumpieron la habitual tranquilidad de las calles cubanos. No obstante, poco a poco todo regresa a la calma.

Así lo transmitió hoy el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, junto a integrantes de su equipo de gobierno en comparecencia por radio y televisión nacional. Respondieron las preguntas de la prensa sobre el contexto cubano actual y rindieron cuentas de las acciones gubernamentales, con la premisa de que Cuba sigue viva y vence.

CUBA: CONTEXTO Y ACTUALIDAD

Sin dudas, estamos viviendo desde hace unos meses un intento de guerra no convencional, golpe blando o guerra híbrida contra Cuba. Un mecanismo que, por cierto, se ha aplicado en varios países del mundo con afectaciones directas en los gobiernos y en la vida cotidiana de los ciudadanos.

El comandante Chávez le llamó a todo el proceso golpe combinado, porque era una combinación de acciones del ámbito económico, político, mediático, sabotaje. Tenía una manera muy peculiar de explicarlo: hablaba de una marcha lenta, como la de un explosivo, que va avanzando en la pólvora hasta que llega el detonante.

Rogelio Polanco, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y jefe de su departamento ideológico explicó que esto es parte de un manual que se ha aplicado rigurosamente en varios países, desde el Medio Oriente, Europa y también América Latina. “Es una estrategia intervencionista para aplicar lo que se ha denominado el cambio de régimen. Por tanto, sigue tácticas de la llamada ‘lucha no violenta’ para generar inestabilidad y caos en los países, provocar a las fuerzas del orden para inducir acciones de represión que, a su vez, generen la percepción de violación de derechos humanos y eso genere a la par nuevas acciones mediáticas para movilizar a quienes son parte de la acción de desestabilización”.

En Venezuela, por ejemplo, también se intentó la introducción forzosa de ayuda humanitaria por la frontera de ese país, “algo inédito e inusual”. Como parte de las teorías de golpe blando se unen las medidas coercitivas unilaterales de carácter económico, comercial, financiero, para provocar carencias, necesidades y limitaciones en el acceso a recursos financieros, medicamentos y alimentos.

La pretensión es evidente: quebrar la voluntad del ser humano. No es algo improvisado, son estructuras bien pensadas, con tecnologías sofisticadas y amplificada por las redes sociales y sus algoritmos característicos.

“Ahora con la existencia de un espacio público digital que replica de manera compulsiva y violenta todas estas narrativas para provocar la ingobernabilidad. La irrupción de este espacio digital facilita la generación de noticias falsas, tergiversación, manipulación de los hechos y busca, a través de la emocionalidad, que se provoquen este tipo de acciones, denigrar a las autoridades y todo eso para que, mediante plataformas globales digitales, se logre una hegemonía en los flujos de información mediante algoritmos”.

En medio de ese contexto, llegamos a los sucesos de este domingo. Y es que en las últimas semanas se incrementó la campaña en redes sociales contra la Revolución cubana, planteando un grupo de matrices alrededor de los problemas y carencias que se viven en el país. Intentan crear detonantes a partir de manipular las emociones y sentimientos en redes sociales de las problemáticas que tiene la población.

De acuerdo a Miguel Díaz-Canel, la mayoría de los planteamientos de las personas que realizaron hechos de protesta o de insatisfacción este domingo, estuvieron dirigidos “al problema eléctrico, al desabastecimiento de alimentos y medicamentos y a los problemas de las tiendas con ventas en divisa. Todos esos temas que están presentes en nuestra sociedad como insatisfacción. ¿Cuál es el origen de ello? Es el bloqueo”.

 “Nosotros necesitamos más de dos mil millones de ingreso en divisa para comprar alimentos que no satisfacen todas las demandas de la población. Pero también tenemos que comprar insumos para la agricultura, maquinarias, piezas de repuesto, fertilizantes y herbicidas”.

Asimismo, continuó, el bloqueo nos ha limitado para adquirir materias primas con que producimos medicamentos. “El esfuerzo que hace el país en la producción de medicamentos gracias al potencial científico y productivo que tenemos es increíble. Nosotros necesitaríamos gastos entre 1 500 y 1 900 millones de dólares para comprar los medicamentos que cubren el cuadro básico del país. Y eso se logra con una inversión de 300 millones.”

Ahora bien, existen miles de maneras de modo pacífico que las personas todas, incluidas las no conformes e insatisfechas, se pueden manifestar. Sin embargo, las revueltas del 11 de julio no eran pacíficas. Hubo vandalismo, se rompieron y tiraron piedras en divisas, se robaron muchos artículos de allí, apedrearon a fuerzas de la policía, volcaron carros. Un comportamiento vulgar, indecente y delincuente.

En este sentido, Díaz-Canel aclaró que la convocatoria nunca fue del pueblo a enfrentar al pueblo. “Nosotros hicimos un llamado al pueblo a defender su Revolución y sus derechos, y el pueblo apoyó. Nosotros no hemos alentado a nadie desde las posiciones de fuerza o violentas. El pueblo fue a discutir y a argumentar, pero lo enfrentaron con violencia, y el pueblo se defiende y defiende sus derechos”. El objetivo de todo este montaje es uno y está claro: separar y fracturar al pueblo del Estado, el gobierno y el Partido.

La tranquilidad del domingo, un día que por lo general se comparte en familia, fue alterada. Quisieron provocar el caos en medio de una situación de pandemia compleja, donde los principales esfuerzos son para el aislamiento social y distanciamiento físico para cortar la transmisión de la enfermedad.

“¿No es cruel? ¿No es brutal? ¿No es inhumano? ¿No son genocidas todas esas acciones? Han tenido la respuesta que merecían y van a seguir teniéndola, como la han tenido en Venezuela y en otros pueblos que han tratado de agredir. Estamos conscientes de cómo podemos vencer también esa agresión”, dijo Díaz-Canel.

Precisamente, Sobre los acontecimientos ocurridos el 11 de julio en Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, Ministro de Relaciones Exteriores, explicó que el mundo reaccionó con respeto y confianza por la trayectoria intachable del país, siempre apegada a la verdad, con el pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

Sin embargo, recientemente el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, emitió un comunicado cargado de cinismo, hipocresía y manipulación, relacionado con los hechos del domingo. En el documento, el presidente pide al “régimen” de La Habana que escuche al pueblo cubano y que alivie sus necesidades.

“Haría bien el presidente Biden en escuchar al pueblo cubano que reiteradamente se ha pronunciado en los últimos años contra el bloqueo y si algo quiere hacer es escuchar también al pueblo norteamericano y retirar el bloqueo a Cuba y las 243 medidas que heredó del presidente Trump para dificultar su gestión, pero que hoy están en completa aplicación; podría eliminar las medidas aplicadas durante la pandemia”.

A su vez, el canciller cubano, recordó que desde el 15 de junio se lanzó una primera convocatoria de la campaña que usa la etiqueta SOS Cuba, dirigida a dañar la votación de la Asamblea General de las Naciones Unidas contra el bloqueo a nuestro país, que expresa la posición de la comunidad internacional y de la mayoría de los cubanos que viven en Estados Unidos. No obstante, aquella campaña fracasó y la evidencia es la cantidad de votos abrumadores que apoyaron la eliminación del bloqueo. En el debate del 23 de junio en Naciones Unidas, Estados Unidos quedó completamente aislado.

 “Como el alcance de esa campaña fue nulo, se produjeron cambios en el accionar. Ayer en Cuba no hubo un estallido social, ayer en Cuba hubo disturbios y desorden causados por una operación comunicacional que se prepara desde hace tiempo a la que se destinan recursos multimillonarios y plataformas tecnológicas con fondos del Gobierno de los Estados Unidos, algunos declarados y otros de sus servicios especiales”, aclaró Rodríguez Parrilla.

Sobre la etiqueta SOS Cuba, el canciller emplazó al gobierno de los Estados Unidos a que reconozca o desmienta que la compañía establecida en Miami, en la Florida, que generó esta etiqueta y creó la campaña, recibió hace pocos días un certificado del Gobierno Republicano de la Florida, amparado por el Departamento de Estado Republicano de la Florida, para actuar con fondos estaduales.

“Emplazo también a que confirmen o desmientan que los principales operadores políticos de esta compañía, conectados con una publicación financiada por el gobierno de Estados Unidos y parte del conjunto de medios de Miami que actúan contra Cuba, generaron esta campaña que ha recibido financiamiento del Departamento de Estado y de la USAID como parte de la guerra de información contra nuestro país”.

“Los emplazo también a que desmientan que los operadores políticos que lanzaron esta etiqueta y esta campaña han estado organizando manifestaciones, incluso con uso de violencia en ocasiones contra nuestra embajada en Washington, que no hace mucho fue atacada a tiros, sin que el gobierno norteamericano haya dicho una palabra”.

Así mismo, el 5 de julio, desde un laboratorio mediático radicado en Florida, se lanzó en Twitter la campaña de intervención humanitaria en nuestro país. Empezaron a mover las etiquetas al respecto unidas a las de SOS Cuba. Válido recordar en medio de este contexto que una intervención humanitaria fue lo que hubo en Yugoslavia en el año 1999. Por eso quienes inducen, hablan e instigan a una intervención humanitaria están llamando a una intervención militar norteamericana en Cuba, lo que viola nuestras leyes y el derecho internacional.

En este sentido, Bruno Rodríguez Parrilla emplazó a Twitter y al gobierno norteamericano a que reconozcan o desmientan que operadores políticos utilizaron de manera activa etiquetas, colectivos de robots, trolls, que son usuarios coordinados por medios automatizados, en esta operación contra Cuba. A pesar de la denuncia de estas cuentas, Twitter no aplicó sus propias regulaciones para impedir que estas acciones se consumaran, aun cuando había llamados al magnicidio y a la violencia.

“Emplazo también a Twitter a que diga si es verdad o no que se alteraron los sistemas de geolocalización de las cuentas para engañar a las personas para que creyeran que más de la mitad de esas cuentas estaban en Cuba y eso es falso, porque la inmensa mayoría están fuera de Cuba”, dijo el canciller.

Dicha situación generó que muchos usuarios que veían SOS Cuba, cubanos y asociaciones que intentan ayudar con donaciones, hayan sido manipulados en este sentido. “En las próximas horas presentaremos copiosas evidencias de estas acusaciones al gobierno de los Estados Unidos y a Twitter”, concluyó Rodríguez Parrilla.

COVID-19, CIENCIA Y GESTIÓN DE GOBIERNO

Según expresara el mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel, la llegada de la COVID-19 a Cuba en marzo de 2020 constituyó desde un inicio en un reto adicional en medio de un escenario económico y político complejo en gran parte debido a las medidas coercitivas del Gobierno de los Estados Unidos, que mantiene hasta el día de hoy. No obstante, desde que se comenzó a percibir el peligro de la pandemia se elaboró un plan nacional de enfrentamiento a esta enfermedad.

A más de un año del primer caso de Covid-19 aquel 11 de marzo de 2020, Cuba llega a reportar las mayores cifras de contagio debido a un rebrote que se viene dando en el país desde el mes de abril hasta lo que va de julio debido a diferentes factores.

En este 2021, al cierre del primer semestre, el promedio mensual de casos positivos a la COVID-19 ha sido de 30 000 casos positivos y 1156 fallecidos.

Según ha explicado el Ministro de Salud, José Ángel Portal Miranda, y como recalcó hoy el presidente cubano, las causas del incremento de los casos están dadas por la entrada de las nuevas cepas de coronavirus como la variante Delta, la cual acorta el período de tiempo entre los primeros síntomas y el desarrollo de la enfermedad. Esta variante genera daños más severos a nivel celular y en muy corto tiempo, con episodios de diarreas y fiebre como antesala de las complicaciones respiratorias.

Otra causa importante es la baja percepción de riesgo existente en la población. Según se ha puntualizado por especialistas el tiempo de aislamiento social y físico vivido hasta el día de hoy puede provocar un cansancio sicológico y pandémico que disminuye dicha percepción. Además, de que las noticias gratificantes sobre los candidatos vacunales cubanos recibidas con emoción y seguridad por el mismo pueblo, que anhela tener esperanza, también contribuye a dicha disminución de la percepción incluso a nivel institucional.

Hasta el momento el mes más complejo había sido junio. Pero, a casi cumplirse la primera mitad de julio, Cuba ya superó la cantidad de casos de contagio del mes anterior con 50 969, para un acumulado total de 244 914, de los cuales permanecen activos 34 918.

Por esta situación compleja el 30 de junio se elaboró un nuevo plan de medidas a imagen y semejanza de la situación específica de los últimos tiempos.

Así se aprobaron nuevas medidas para el enfrentamiento a una fase de transmisión comunitaria en la etapa epidémica. De acuerdo a Manuel Marrero Cruz, Primer Ministro de Cuba, este plan define requerimientos sanitarios de estricto cumplimiento y las cuestiones relacionadas con el ingreso domiciliario.

“También como parte de la experiencia acumulada el plan define lo que se llamó centros adjuntos a los hospitales. No es igual que un centro de aislamiento, son lugares cerca de un hospital con determinadas condiciones a los que se extienden prácticamente los mismos servicios de un hospital. Se explica también la actualización de los protocolos de diagnóstico, modifica el protocolo nacional de manejo clínico y extrema las medidas asociadas a la movilidad”.

No obstante, es importante que la limitación de la movilidad es una medida que no se ha cumplido a cabalidad. Desde el gobierno se ha decretado que las actividades económicas y sociales sean las mínimas y se han establecido garantías laborales para desarrollar el trabajo a distancia y el teletrabajo. Aun así, hoy el 68% de las personas trabajan físicamente en su puesto de trabajo.

Por otro lado la cifra de fallecidos marca 277 en lo que va de mes, para un acumulado total de 1579, llegando a tener cifras de más de 40 casos que pierden la vida en un día.

Sin embargo, el indicador de muertes por millón de habitantes en  Cuba se muestra favorable, con respecto al mundo, siendo mayor en prácticamente todos los países, así lo planteaba el mandatario cubano en el día de ayer. Cuba tiene al día de hoy un indicador de letalidad del 0,64%, indicador que se encuentra muy por debajo de los de países desarrollados con recursos y financiamiento para enfrentar estas situaciones.

Para el caso específico de Matanzas se han venido tomando una serie de esfuerzos y medidas que permitan contrarrestar mejor esta compleja situación. Hasta el cierre del 11 de julio se registraron 18 825 casos positivos a la COVID-19 en esta provincia.

Se mantienen abiertos hoy más de 112 centros entre escuelas en el campo, hoteles y otras instituciones para el tratamiento de los enfermos. Se le ha dado una atención priorizada al completamiento de recursos humanos, de manera que, de 632 consultorios médicos de familia en la provincia, están cubiertos 610, para un déficit de 22, por la ausencia de personal que tuvo que salir hacia centros de aislamiento existentes previamente.

También se han reincorporado 145 médicos (de 248) y 41 (de 230) enfermeras que se encontraban sin laborar debido a problemas y circunstancias familiares y personales, a los cuales se les da apoyo de conjunto con el gobierno y su comunidad en la búsqueda de soluciones, según apuntó, Portal Miranda, así como la incorporación de 375 estudiantes de medicina que concluyeron el sexto año.

Infografía: Laydis Soler/Cubahora

Igualmente, han llegado, procedentes de otras provincias y de los servicios médicos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, 205 médicos y 330 enfermeras; y se ha logrado incrementar el número de camas hospitalarias que se encuentra en 1296, de las cuales 1054 son para atender a pacientes de COVID-19 y 105 para pacientes graves. En el caso del segundo se pretende alcanzar en un proceso de despliegue una capacidad de atención de 120 camas para los pacientes graves.

En Matanzas también se desarrolla el proceso de intervención sanitaria. Según se refirió el Ministro de Salud, tres municipios (Matanzas, Cárdenas y Colón) concluyen esta semana el esquema de inmunización, mientras que Limonar y Ciénaga de Zapata se encuentra en proceso y se incorpora a este el municipio de Los Arabos.

Estos altos niveles de contagio que se reportan en Matanzas, en Cuba y el resto del mundo también, dan lugar a que se cuestione si realmente las vacunas existentes al día de hoy son efectivas contra las nuevas variantes.

Para ello la doctora Marta Ayala Ávila, directora del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología explicó que ante la alta transmisibilidad y el aumento a ser hospitalizado o la muerte por las características de las nuevas variantes del coronavirus, “no hay una solución para combatir esta situación. Son los medicamentos, la responsabilidad sanitaria e individual y las vacunas parte de las herramientas para atender este problema”, recalcando que la cepa alfa y la delta tiene un alto nivel de carga viral.

Refiere la científica que para poder enfrentar bien las nuevas cepas, un 70% u 80% de la población debería estar vacunada para lograr una inmunidad comunitaria, y que la vacunación debe ser completada ya que la inmunidad se expresa 14, 28 y más allá días después de la última dosis.

La eficacia que ha resultado de las vacunas actuales se refiere a que reducen el riesgo de que uno se enferme o llegue a estados graves de esta. En el caso de Abdala (92,28% de eficacia) y Soberana 02 (91,2% de eficacia con su esquema de dos dosis y una de refuerzo de Soberana Plus) comentó que continúan en desarrollo.

ECONOMÍA CUBANA ANTE LA PANDEMIA

Durante estos tiempos difíciles el gobierno cubano ha priorizado la compra de insumos básicos para la población, todavía insuficientes para la demanda, el respaldo al combustible para la actividad productiva y para la generación de energía y todos los gastos relacionados al enfrentamiento de la pandemia.

Así lo explicó el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández. Este acotó que esos gastos se realizan en un contexto de disminución de los ingresos percibidos, por ejemplo, a causa de la disminución del turismo y las medidas de recrudecimiento del bloqueo.

Hasta el momento, Gil destacó que en 2021 se han ingresado 481 millones de dólares menos que en el primer semestre del 2020. “Es muy probable que en el 2021 tengamos menos ingresos en divisas que los que tuvimos en el 2020, a causa de las medidas que impiden nuestras exportaciones y que afectan las importaciones y que están constantemente boicoteando al país”, añadió.

El ministro comentó que es inevitable que estas pérdidas se sientan en la economía. Afirmó que “no hay manera que el país pueda mantener los niveles de oferta que había hasta el 2019, que ya habían empezado a disminuir porque el bloqueo empezó a arreciar en abril del 2019”.

Gil Fernández comentó además sobre los ingresos de las tiendas en MLC. Explicó que solo han podido cumplir parcialmente su objetivo de abastecer la demanda en pesos a causa del bloqueo, ya que este impide usar los dólares en efectivo.

Otro gasto importante para el presupuesto del país lo ha significado la generación de energía eléctrica, la cual ha aumentado, lo que conlleva el uso de diésel, una materia prima costosa en el mercado internacional.

Informó que un barco de diésel de 3 000 toneladas cuesta, según los precios del mercado internacional, alrededor de 25 millones de dólares. 

Sin embargo, resaltó que se hacen esfuerzos para costear las principales necesidades del país.

SOLIDARIDAD CON CUBA EN TIEMPOS DE COVID-19

La situación en el país también ha desplegado solidaridad hacia nuestro archipiélago desde diversas partes del mundo. Esta ha llegado de parte de instituciones, gobiernos, organizaciones asociadas a la ONU y cubanos emigrados preocupados por su tierra natal.

Es el Decreto Ley 16/2020 el que define las normas de la cooperación internacional en Cuba, explicó Rodrigo Malmierca, ministro de Comercio Exterior. Este, añadió, es muy diáfano en cuanto a los mecanismos que se pueden utilizar para ayudar a la nación caribeña.

El ministro informó desde que comenzara la pandemia se han recibido más de 500 ofrecimientos de ayuda por 45 millones de dólares, desde 50 países, los cuales incluyen sobre todo medicamentos, material gastable en la atención a pacientes y equipos médicos.

Por ejemplo, el gobierno chino donó ventiladores pulmonares. “Hay muchos gobiernos que nos han enviado donaciones: China, Venezuela, Rusia, Canadá, España, India, Sudáfrica, Catar, Emiratos Árabes Unidos, entre otros”, expresó.

Sobre los usos de estas entregas destacó que  “el Gobierno se ha encargado siempre de hacer una buena distribución de esta ayuda y utilizarla en las prioridades de nuestro desarrollo económico y social”. 

En la cuenta bancaria habilitada para recibir efectivo se ha llegado a recopilar cerca de un millón de dólares, informó.

Afirmó además que el principal obstáculo para que la ayuda a Cuba llegue es el bloqueo, ya que afecta las transferencias financieras y la transportación de las donaciones.


Redacción Cubahora

Desde la redacción de Cubahora se toman día a día decisiones informativas, editoriales y de cualquier índole.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos