domingo, 3 de marzo de 2024

Pasar las PASO (+Audio)

Argentina escogerá el próximo día 13 sus candidatos a la presidencia del país, mientras continúa el  tercer Malón de la Paz en Buenos Aires...

Clara Lídice Valenzuela García en Exclusivo 05/08/2023
0 comentarios
PASO -Argentina 2021
En unos 90 días Los votantes elegirán al jefe de gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y a los gobernadores de 21 provincias, pues los de Santiago del Estero y Corrientes aun no concluyeron su gestión, iniciada en 2021.

Argentina, tierra del mate y del tango, de gente brava y luchadora, escogerá el próximo día 13 en elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) a los candidatos que aspiran a la presidencia del país, mientras en Buenos Aires centenares de indígenas buscan la mirada del gobierno federal para evitar la imposición de una Constitución maniatada por los conservadores de la provincia de Jujuy.

 

Estos comicios anteceden a los del 22 de octubre, cuando, quizás en una primera vuelta, los votantes decidan quién será el sustituto del mandatario Alberto Fernández y de su vice, Cristina Fernández de Kirchner. Es posible, porque es una tónica que se presenta con bastante frecuencia en la política, que haya un balotaje con fecha marcada para el 19 de noviembre. Un mes después, asumirá el nuevo mandatario.

 

En unos 90 días, además, los votantes elegirán al jefe de gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y a los gobernadores de 21 provincias, pues los de Santiago del Estero y Corrientes aun no concluyeron su gestión, iniciada en 2021.

 

También se renueva el Congreso: se eligen 130 diputados nacionales, la mitad de la Cámara baja, y 24 senadores nacionales, un tercio de la Cámara alta. Además, se escogen legisladores provinciales, intendentes concejales municipales.

 

Las PASO resultan el primer escalón para llegar a la Casa Rosada y son un método que muchos consideran encaminan el voto definitivo de octubre.

 

Estas elecciones, en el que deben participar todos los habilitados por la Junta Nacional Electoral (JNE), no es reservada a afiliados de los partidos. Se les llama simultáneas porque en un mismo día y en el mismo acto todas las agrupaciones dirimen sus precandidaturas de manera conjunta para los cargos electivos nacionales en disputa.

 

A diferencia de las elecciones generales, cada agrupación puede presentar tantas listas para competir por el mismo cargo como desee.

 

Por su carácter, analistas políticos consideran que los resultados sirven de guía a electores indecisos, mientras para algunos con pretensiones de alcanzar la presidencia o gobernaciones proyectan hacia dónde encaminar su inmediata campaña electoral.

 

Aunque las dos últimas dos semanas han sido de tensión nacional, en las que el ministro de Economía y precandidato por el oficialista Unión por la Patria (UpP), Sergio Massa, acordó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) los nuevos pagos de la deuda dejada al actual gobierno por el del derechista Mauricio Macri, los mítines, las reuniones partidistas y la búsqueda de las mejores fórmulas, ocupan las páginas de diarios y revistas.

 

La JNE, en opinión de posibles votantes consultados, mantiene una información continua y esclarecedora de los distintos momentos de este proceso que puede mantener en el gobierno a políticos de tendencia progresista, como son los Fernández, o retornar a la ideología derechista de Macri y la oligarquía acompañante.

 

¿QUIENES SON LOS PRECANDIDATOS?

 

Son 26 binomios los que se han presentado a las PASO y de ellos saldrán las candidaturas a las presidenciales.

Sin embargo, las miradas están puestas en dos grandes bloques bien conocidos por los argentinos, el oficialista UpP, que sustituye al Frente de todos (FdT), y el derechista Juntos por el Cambio (JxC), una alianza de organizaciones conservadoras que aspira a retornar al gobierno.

 

La UpP muestra dos listas: en una aparece Sergio Massa y Agustín Rossi, y en la otra Juan Grabois y Paula Abal Medina. Las encuestas indican que Massa y Rossi serán favorecidos en el sufragio.

 

En JxC están relacionados Horacio Rodríguez Larreta y Gerardo Morales, y Patricia Bullrich y Luis Petri.

 

Otro binomio que llama la atención es el Libertad por Siempre, integrado por el controvertido derechista Javier Milei y Victoria Villarruel.

Aparecen en la relación, los partidos Hacemos por nuestro país; Unir y Fortalecer la izquierda; Frente de Izquierda y los Trabajadores-Unidad (FIT-U);

 

Nuevo MAS; Política Obrera; Libres del Sur; Frente Principios y Valores; Frente Patriota Federal; Frente Liber.ar; Movimiento Izquierda Juventud Dignidad (MIJD); Proyecto Joven; Unión del Centro Democrático; Movimiento de Acción Vecinal Orden Nacional.

 

Estas agrupaciones presentan también sus aspirantes a todos los otros cargos nacionales.

 

Los próximos días, y hasta finales de octubre, serán de gran movimiento en las plataformas políticas. La campaña electoral comienza de manera oficial el 3 de septiembre, a lo que le sigue desde el 17 de ese mes la publicidad sobre programas de gobierno y de aspirantes a cargos en medios audiovisuales.

 

Los candidatos presidenciales están convocados a participar el 7 y el 15 de octubre en los debates públicos obligatorios.

TENSIONES EN EL AMBIENTE

El ambiente político en el oficialista UpP es calmado, en la medida en que el precandidato Massa (1972), en funciones aún como titular de Economía, gana adeptos en las encuestas de opinión.

Hay quienes desconfían del exintendente de la municipalidad de Tigre, en la periferia capitalina, quien comenzó su carrera política –desde que era un adolescente advirtió que algún día sería presidente de la República- durante el mandato de Carlos Menem y desde entonces es una especie de apaga fuegos en distintas administraciones peronistas.

Alberto y Cristina Fernández nunca disimularon su aversión mutua y Massa, presidente de la Cámara de Diputados entre 2018 y 2022 aprovechó muy bien la carencia de diálogo entre la pareja. No dudó en aceptar el llamado de ambos para ocupar el ministerio de Economía en momentos de crisis financiera.

Jefe de gabinete de Cristina durante dos años (aunque en una ocasión él dijo que debía estar presa y le suprimieran sus fueros parlamentarios), este abogado y político salvó hasta cierto punto la imagen del país, casi en bancarrota por algunos manejos erróneos del titular sustituido Martín Guzmán.

La apuesta del oficialismo por Massa es arriesgada si se considera la crítica situación económica nacional, resultado del compromiso contraído por Macri con el Fondo, la pandemia de la Covid-19 y la caída financiera global. Se prevé que este año el Producto Interno Bruto argentino se estanque. La inflación, del 114% interanual está desbocada y podría escalar al 140% hasta diciembre. Las reservas netas del Banco Central son negativas, lo que condujo al Gobierno a limitar las importaciones e imponer restricciones cambiarias.

A diferencia de otros socios comerciales, China respondió a los pedidos de auxilio de Argentina y le permitió habilitar en yuanes las cuentas vencidas de una parte de la deuda de pago al FMI por 1 000 millones de dólares.

Pero la negativa actitud de Massa hacia su jefa y protectora todavía no es asimilada por una parte de las bases kirchneristas, que lo consideran un traidor. Sin embargo, su figura creció en la medida en que se empequeñecía la del presidente Fernández.

Calificado como un superministro pues también ocupó de manera simultánea las carteras de Producción y de Agricultura, el exintendente promueve la idea de que salvó al país de la quiebra y que sin él, la situación económica podría ser peor, aunque se perciben respiradores artificiales para mantener con vida la moneda nacional y los precios continúan desbocados.

Es casi seguro que disputará la presidencia, aunque para llegar a las primarias otras figuras favoritas de Fernández dieron un paso atrás para mantener la ya corroída unidad interna.

Como su principal oponente aparece su amigo Rodriguez Larreta, (1965), jefe de gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, desde el 2015. Del partido Propuesta Repúblicana (PRO) formó parte de la alianza JxC, que llevó a Macri al gobierno. Economista, ocupó distintos cargos como subordinado del exmandatario, tanto en la provincia como en el país. Se le vincula con actos ilícitos durante su gobernación.

Para las presidenciales de 1999, fue jefe de campaña de la candidatura a vicepresidente de Palito Ortega, de quien Massa era asesor.

MALON DE LA PAZ

Mientras continúan las discusiones partidistas, más de 400 comunidades indígenas procedentes de la provincia de Jujuy acampadas protagonizan el tercer Malón por la Paz frente al Palacio de Tribunales, al que exigen se pronuncie sobre el pedido de nulidad de la reforma constitucional impuesta por el gobernador derechista Gerardo Morales, precandidato a vicepresidente del país junto a Rodríguez Larreta.

Aunque fueron recibidos en el Senado y la Cámara de Diputados, esos cuerpos solo acordaron la creación de una comisión investigadora sobre la situación de los derechos humanos en el territorio jujeño.

A la intemperie, pues Rodríguez Larreta les impide armar carpas protectoras, los marchantes plantean la intervención de la provincia y la sanción de una Ley de Propiedad Comunitaria Indígena, los tres objetivos por los iniciaron un periplo de 1 875 kms a través de ocho provincias.

 

Desde temprano, integrantes de las comunidades marcharon en ronda por la Plaza Lavalle con sus carteles. "El pueblo jujeño pide justicia porque no la tenemos, porque nuestros abogados y docentes están presos, por eso llegamos hasta acá, a la Corte Suprema de Justicia", denunció por el megáfono una integrante de la comunidad Chucalezna, del departamento de Humahuaca.

 

La nulidad de los cambios que impuso Morales en apenas 20 días y en el entorno de una brutal represión es la principal demanda que sostiene el Malón. Es una batalla judicial que se libra, principalmente, en dos frentes: la Corte Suprema de Justicia de la Nación y la provincial.

 

Malón es una palabra mapuche (mapudugun o lengua de la tierra), que significa agrupación de personas. El primer malón de los pueblos originarios del norte argentino tuvo lugar en 1946 en demandas al gobierno bonaerense; el segundo ocurrió 60 años después, en 2006, y el actual contra los desmanes del régimen de Morales, quien intenta despojar de sus tierras y de su litio a los colectivos originarios.

 

 


Compartir

Clara Lídice Valenzuela García

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos