miércoles, 22 de mayo de 2024

Sábado largo y tenso en pelota (+Tabla de posiciones)

Cuatro no sueltan en el octavo coche del tren rumbo a los play off...

Norland Rosendo González en Exclusivo 30/04/2022
0 comentarios
SNB Matanzas e Industriales
Matanzas e Industriales, un play off dentro de la campaña regular.

Los organizadores del calendario nunca imaginaron que este sábado, 30 de abril, iba a ser uno de los días de más expectativas en la temporada cubana de béisbol. Basta un dato: los cuatro equipos que se juegan el último cupo a los play off se enfrentan entre ellos o contra rivales ubicados en la parte superior del ordenamiento.

¿Quiere más? Van a efectuar doble cartelera en la misma jornada. Complejo decidir la suerte en 14 innings, cuatro menos que en choques normales. Después de este maratón de juegos, a 12 equipos les quedarán siete partidos para completar los 75 previstos en la ronda preliminar.

De los que andan abrazados en el octavo puesto, solo Villa Clara no ha cumplido al ciento por ciento su programa competitivo. Esa deuda puede ser su mejor carta para sacar ventaja al resto de los aspirantes.

Junto a los Leopardos de Pedro Jova, Matanzas, La Isla y Pinar del Río son las escuadras que tienen posibilidades reales (y no solo matemáticas) de quedarse con ese tan codiciado último pasaje para los cuartos de final.

Después de imponerse dos veces a los Cocodrilos entre martes y jueves, resultado con el que aseguraron el pareo particular, los villaclareños reciben hoy en sus predios a los pinareños, que llegan embullados por sus dos éxitos también sobre Industriales en la propia jaula de los Leones.

Ya esa subserie está decidida, pues en la vuelta anterior, los Leopardos se fumaron todo el tabaco en los vegueríos de Vueltabajo; sin embargo, estos dos juegos representan mucho para ambos. Una división de honores beneficiaría más a los del centro del país.

Son dos de los equipos con más abolengo en la historia de la pelota cubana, multicampeones, que no se entregan nunca; herederos de una garra que combinan con capacidad de reacción en los momentos en que se necesita sangre fría.

Pinar del Río el fin de semana pasado se repartió los triunfos a partes iguales con Matanzas, el domingo dejaron al campo a los actuales subcampeones con un palo de vuelta entera de Yaser Julio González.

Ese juego les dio vida, los devolvió al grupo aferrado al octavo puesto. Y ellos lo saben. Lo confirmaron en el Latino, con un William Saavedra que se ensañó con los Azules, les bateó como quiso: tres jonrones y ocho remolques entre miércoles y jueves.

Y con ese espíritu llegan al Sandino, enfocados en devolver la afrenta de la subserie anterior. Saben que su única opción es ganar y ganar, y si es a un rival directo, mejor.

Lo mismo dicen sus anfitriones. Con una armada más joven, en proceso de reconstrucción, han logrado estabilizar el paso en los últimos diez juegos, con seis triunfos, entre ellos dos sobre La Isla, uno ante Industriales y otros dos contra Matanzas. Se jugaban la vida y consiguieron cazar Cocodrilos martes y jueves.

El más reciente éxito tuvo más de un incentivo. Quien ganara se imponía en el global entre ellos en esta campaña, tras repartirse dos victorias por bando, y producía un abrazo o dejaba a los matanceros solos en el puesto ocho.

Freddy Asiel Álvarez, el polémico pícher de las muchas aperturas de calidad, pero de menos triunfos que los imaginados a estas alturas de su carrera, hizo una excepción. Durante sus salidas anteriores solo había trabajado cinco innings, estuviera como estuviese el choque, pero este jueves, en vísperas de su cumpleaños, lo hizo par de entradas más. 

Después de un primer tramo fatal, manejó a su antojo los seis capítulos siguientes y entregó el juego con ventaja.
Villa Clara sabe que esa victoria tiene, también, un gran valor emocional. Su final de calendario es el menos tenso de sus adversarios más cercanos en la tabla de posiciones.

Después del doble programa de hoy, de sus once duelos restantes solo le quedan dos y medio con un equipo en zona de clasificación, Mayabeque, pero cuyo último tercio no ha sido tan sólido como los anteriores.

Además de dos partidos pendientes en el calendario, tienen uno congelado de la primera vuelta que va por el cuarto inning con ventaja para los del centro por 1-0 y estaba en el box Freddy Asiel.

Matanzas sufrió un golpe duro en su visita a Santa Clara, pero no está muerto todavía. Ahora, en sus predios, recibirá a Industriales, una subserie en la que salir con uno-uno no es malo, pero tampoco lo que necesitan a estas alturas. En esos choques, hay rivalidad y morbo.

En la primera ronda los Cocodrilos ganaron dos veces, ahora a los Leones les basta con un éxito para seguir cómodos rumbo a la postemporada. Dos fracasos podrían comprometerle un poco el cierre, y sobre todo, porque después van contra La Isla, un equipo que nunca les ha sido fácil en situaciones definitorias.

Los Piratas, aferrados al octavo puesto y renuentes a dejarse hundir, fueron los únicos que pasaron la escoba entre semana. Su víctima, Artemisa, ya solo tira flechas para molestar a los de arriba.

Ahora los muchachos de Mandy Johnson cruzaron el mar para jugar en el estadio Nelson Fernández de Mayabeque, conjunto al que doblegaron en par de ocasiones en la primera vuelta. Como a los matanceros, una división deja con vida a los isleños, pero con más de un hueco en el fondo de su embarcación.

Los Huracanes buscan recobrar la confianza en sí mismos y asegurarse entre los de arriba del ordenamiento. Un triunfo les viene bien. Entre otras razones, porque tienen posibilidades de quedar en el cuartero principal, con lo cual comenzarían la postemporada en casa.

El mentor de los Huracanes, Michael González, sabe que después se las verá contra Matanzas, en un pareo en el que los Rojos van a tratar de morder fuerte, pues su ubicación en la tabla de posiciones los tiene jugando play off hace días.

¡Qué sabadito! Desde las diez de la mañana habrá pelota rodando por toda Cuba. Y muchos, seguidores, expertos, atletas, mentores… estarán pendientes de varios juegos a la vez.

Y el domingo, a la Plaza, que ahí vamos a jugar también, y a ganar, por Cuba.


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos