domingo, 4 de diciembre de 2022

Hubo astros de todas las edades en Matanzas (+Fotos)

Primero los niños, luego los adultos los que iluminaron el fin de semana en pelota...

Norland Rosendo González en Exclusivo 21/03/2022
0 comentarios

El fin de semana dejó un grato sabor para los seguidores del béisbol cubano. El sábado salieron al campo de juego las estrellas del futuro en un partido del que aún se habla por estos predios e incluso en las redes sociales. Si hay que sacar un MVP entre ambos días, me quedo con el niño Pedro Castillo.

Nunca antes se había celebrado un choque infantil para abrir el programa del show de mediados de temporada. En el mejor de los casos, era un juego de veteranos, no menos emocionante por volver a ver en el campo de juego a aquellas glorias de antaño que tanto lustre dieron a nuestro béisbol.

Ahora, se pasó del pasado al futuro, y los chamaquitos de Bayamo y Matanzas parecían que estaban discutiendo el título de Cuba. De hecho, todavía ambos están con vida en el campeonato de las Pequeñas Ligas, del cual saldrá nuestro representante al torneo del Caribe.

Pero hubo un niño que deslumbró, el bayamés Pedro Castillo. Anote el nombre. Fue tres veces al bate y en todas ligó jits; con el guante jugó a lo Germán Mesa en las paradas cortas; y después lanzó tres entradas y no dejó que ninguno de sus compañeros hiciera out, a los nueve rivales los ponchó.

Pero Pedrito es más que un jugador de pelota, se divierte, hace guiños al público, responde con seguridad y a la vez con originalidad y cortesía a las preguntas de la prensa. A su maestra, Mercedes, la mencionó varias veces.

El partido de los mejores de la actual serie nacional confirmó lo mismo que la temporada. Nada está seguro hasta el último out. Oriente tomó ventaja, pero Occidente recortó, emparejó y los dejó al campo en el décimo inning, en el cuarto partido que se decide en entradas adicionales.

Hubo muchas carreras, 23 en total, y entre los 34 duelos que han tenido decisiones, es el segundo que más veces se pisa el home plate.

Ambos conjuntos se entregaron, al estilo de sus mentores, Eriel Sánchez y Michael González, quienes, curiosamente, comparten ahora mismo la cima del campeonato. Dayán García sonó un palo de vuelta entera con los senderos congestionados, y ese es el segundo Grand Slam en la historia de estos choques. En 2020, Lisbán Correa produjo el anterior, en el partido entre menores de 25 años y mayores de esa edad.

Frederich Cepeda volvió a mostrar que todavía le quedan algunos años en esta pelota. En su undécima presentación en Juegos de las Estrellas, la misma cantidad de Eriel como jugador, bateó de 3-3 y tomó un boleto intencional.

En su décima convocatoria, Samón bateó de 6-2 con tres impulsadas y en dos ocasiones produjo para doble play, al tiempo que Miakel Cáceres, llamado por sexta vez a estos choques se fue de 2-2.

El ganador del derby de jonrones, Rafael Viñales, ligó de 3-2, y se mostró muy seguro al término de la prueba de los forzudos. Matanzas le da buena suerte. Las dos veces que ha jugado aquí ha sido el rey del derby.

Ahora el saldo está parejo: 16 triunfos para cada bando. El joven Kendry Rodríguez mostró herramientas para dominar el décimo, obligando a Samón a su segundo rodado para facturar dos outs, y le ganó el pulso a un consagrado en funciones de bullpen: Carlos Juan Viera, que llegó a tres decisiones, la misma cantidad de quien era hasta este domingo el que más tenía, Carlos Yanes. Ambos suman lo mismo: un triunfo y dos reveses.

El sábado se habían celebrado también las pruebas de habilidades. Eliseo Rojas fue el más veloz de home a primera; Oscar Valdés, el cácher más preciso en el tiro al barril; Carlos Gómez, quien más cerca estuvo de la goma en el tiro desde el jardín del medio, y en la combinación de doble play, Yorbis Borroto-Raúl González-Yordanis Samón, resultó de la mejores promedios de tiempo.

Queda, entre las lecciones, repensar el método para decidir las sedes. Entre las variantes que se manejan está entregársela al campeón. No me parece la más saludable, pero al menos aporta tiempo para que los anfitriones puedan preparar un espectáculo de nivel.

Sigo pensando que anunciando un año antes o al empezar la serie dónde será el Juego de las Estrellas es más justo y así se puede rotar y hasta utilizar como mecanismo para incentivar el deporte nacional en determinados territorios.

Matanzas ha sido una sede decorosa. Ahora, vuelve la temporada regular, que, por cierto, ha dejado como este Juego de Estrellas, sus mejores emociones para la segunda mitad.

Las Estrellas Occidentales dejaron al campo a su similares de Oriente 12 carreras por 11 en extrainning (Foto: Abel Rojas Bararrobre/ Cubahora)

Luego del enfrentaieno del fin de semana, Occidentales igualó 16-16 el dual meet del evento, surgido el 15 de marzo de 1963 en el parque Latinoamericano de La Habana (Foto: Abel Rojas Bararrobre/ Cubahora)

En el choque se impuso el pderío ofensivo de ambos elencos (Foto: Abel Rojas Bararrobre/ Cubahora)

Frederich Cepeda tuvo una tarde perfecta al conectar de 3-3 con par de carreras impulsadas (Foto: Abel Rojas Bararrobre/ Cubahora)

El estadio Victoria de Girón vistió sus mejores galas para recibir a las estrellas de la actual edición de la Seie Nacional (Foto: Abel Rojas Bararrobre/ Cubahora)

Durante todo el partido prevaleció la competitividad (Foto: Abel Rojas Bararrobre/ Cubahora)

El técnico de los Huracanes de Mayabeque, Michael González, debutó como mánager en un Juego de las Estrellas (Foto: Abel Rojas Bararrobre/ Cubahora)

El mentor espirituano y mánaeger de las Estrellas de Oriente también fue galardonado (Foto: Abel Rojas Bararrobre/ Cubahora)


Norland Rosendo González


Deja tu comentario

Condición de protección de datos