domingo, 19 de mayo de 2024

Béisbol cubano suena en Asia

En los inicios de las temporadas de Taipéi de China y Corea del Sur hay destellos de jugadores insulares, a la espera de que comience la liga japonesa...

Norland Rosendo González en Exclusivo 19/05/2020
0 comentarios
Ariel Miranda-pitcher zurdo
El pitcher zurdo Ariel Miranda primero en dar luz verde para arrancar su temporada en Taipéi de China. (swingcompleto.blogspot.com).

Cuando lo que más abundan sobre el béisbol cubano son expectativas sobre la futura Serie Nacional, y en el espacio virtual las bases están llenas con propuestas de variantes para después de julio, si es que la COVID-19 no extiende más allá de ese mes el aislamiento social, al otro lado del océano Pacífico, algunos jugadores nacidos aquí descuellan en las primeras ligas en operaciones, a la espera de que el circuito más importante de aquel continente, la NPB de Japón, pueda iniciar también sus acciones.

En Taipéi de China, primero en dar luz verde para arrancar su temporada, el pitcher zurdo Ariel Miranda exhibe el mejor promedio de carreras limpias (2.08). Su fichaje este año con el club Brothers, tras ser liberado por la organización japonesa del Halcones de SoftBank, le ha permitido seguir mostrando sus herramientas como abridor. En seis aperturas acumula 39.0 innings, ha ganado tres juegos con una derrota y su promedio de embasados por entrada es muy bueno 1.05.

Ha ponchado a 44 rivales y concedido 14 boletos, y en una liga muy ofensiva, solo le han pegado dos bambinazos, pese a que su tasa de rodados respecto a los batazos de aire no es buena, un indicador que debe mejorar para evitar complicaciones mayores (0.947). Más claro: le han conectado más batazos de aire que roletazos.

Su equipo, Brothers, va segundo en la tabla de posiciones con 12 victorias y 13 fracasos. Solo el puntero, Monkeys registran saldo positivo en su marca (16-6).

Esta es una liga de solo cuatro clubes y su debut fue a puertas cerradas para el público, con robots humanoides en las gradas simulando seguidores y derroche de tecnología en las transmisiones para mantener el interés de los aficionados. Poco a poco las autoridades sanitarias fueron permitiendo el acceso de personas a las gradas y se habla de que la cifra llegará a dos mil por partidos, mientras todavía es isla reporta casos del nuevo coronavirus.

En Corea del Sur, José Miguel Fernández registra otra temporada de lujo. El año pasado confirmó su potencial para batear en la liga asiática y en la actual campaña encabeza el ranking de Average (.479), OBP (.519), Hits (23) y Carreras Anotadas (12). Aparece quinto en Slugging (.729) y tercero en OPS (1248).

Tras once partidos, su club, Doosan Bears, también es segundo con balance de 7-4, en un campeonato en el que participa una decena de equipos.

En la temporada anterior, Fernández fue líder en imparables en el torneo coreano (197) y segundo en promedio ofensivo (344), sin jugar todo el tiempo, y además figuró en el top ten en otras métricas con el madero.

Durante esta campaña hay otro cubano probando fortuna en esa liga. El pitcher derecho Odrisamer Despaigne tiene foja de 1-0 en tres actuaciones, de ellas dos salidas de calidad con el KT. Su efectividad es de 2.65, con WHIP de 1.00, es segundo en ponches (18) y apenas ha regalado dos bases por bolas. Con balance de 4-7, su club aparece en el octavo lugar de la recién iniciada competencia.

Con estas actuaciones, se augura una gran temporada cubana en el mercado asiático, donde la mayor cantidad de jugadores de nuestro país están contratados en Japón, circuito que sí tiene relaciones contractuales con la Federación Cubana de Béisbol.

En octubre del año pasado, el presidente de la WBSC, Riccardo Fraccari, aseguró en La Habana que su organización podría servir de puente entre Cuba y Taipéi de China y Corea del Sur, dos ligas donde pudiera impactar más el talento cubano, mientras no se logre descongelar la implementación del acuerdo entre MLB y FCB para una contratación legal, ordenada y natural de peloteros de nuestro país en la Gran Carpa.

De la tierra del Sol Naciente llegan noticias hagueñas. Si en definitiva el Gobierno no prorroga el estado de emergencia por la pandemia de la COVID-19, en principio previsto hasta el 31 de mayo, probablemente el dos de junio se reanude la pretemporada de la NPB.

Un lapso de entrenamiento con cerca de 12 partidos hasta el 14 para empezar la campaña regular el 19. Ya es seguro que no habrá fase interligas (Central y Pacífico) ni Serie de Estrellas, que el calendario no excederá de 120 juegos y que a lo mejor hay también ajustes en la postemporada.

El arranque se efectuaría bajo estrictas medidas de seguridad sanitaria. Quizá los primeros juegos sean sin público y en determinadas regiones para limitar los movimientos.

Sigue la expectativa respecto al Opening Day en MLB, cuya temporada también sufrirá cambios drásticos en cantidad de juegos y serán aplicadas otras medidas que tendrán un impacto en el comportamiento de los jugadores, como no poder saludarse cuando haya una jugada, prohibir las jarras de agua, escupir en el suelo, desinfección de los teléfonos para llamar al bullpen, uso de mascarillas en banco y clubhouse…

Igual es la incertidumbre respecto a la Liga Mexicana, donde este año la FCB logró colocar varios de sus jóvenes talentos y algunos consagrados, por lo que la presencia cubana en ese circuito con nivel Triple A, podría superar los 30 efectivos.


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos