domingo, 27 de noviembre de 2022

Un diálogo entre iguales

Como en un armisticio, Cuba y Estados Unidos han mantenido su primera reunión de conversaciones...

Ana María Domínguez Cruz en Exclusivo 24/01/2015
0 comentarios

Más de cinco décadas de tensiones, discrepancias, incomprensiones…que quedaran sepultadas, esperamos todos.

Cuba y Estados Unidos han estado signados históricamente por las desavenencias y por ello el mundo se estremece al calor de las conversaciones que las delegaciones de ambos países han sostenido en la capital cubana en los últimos días, presididas por Josefina Vidal Ferreiro, directora de Estados Unidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, y Roberta Jacobson, secretaria asistente para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos.

En el encuentro ha primado el respeto, la diplomacia, la buena voluntad. Ambas naciones anhelan el entendimiento y sin dudas, los pueblos cubano y norteamericano serán quienes más lo agradecerán porque han sido, a su vez, los que más han sufrido en estos años.

Ha sido un diálogo entre iguales, puntualizó la doctora Rosa Miriam Elizalde,  subdirectora y editora principal de Cubadebate en la mesa redonda efectuada este viernes para versar sobre los resultados  de las rondas de conversaciones oficiales entre Cuba y Estados Unidos. “No ha habido palabras altisonantes ni exabruptos y aunque este tipo de encuentros se ha producido con cada una de las administraciones norteamericanas, ciertamente en esta ocasión se respira el clima positivo y productivo. Sin agresividad y a pesar de la existencia de ciertas diferencias, ambos países se han sentado en la mesa con las mejores intenciones de progresar y desterrar las confrontaciones”.

De por sí, antes del dialogo, ya era noticia bien recibida el hecho de que las relaciones entre Cuba y Estados Unidos se restablecieran. Referirnos a una normalización de estas implicaría el desarrollo de un proceso que, como la palabra lo indica, conlleva tiempo, apuntó el periodista Oliver Zamora en el programa televisivo.

 El levantamiento del bloqueo económico, financiero y comercial sería el primer paso junto a la eliminación de la mayor de las Antillas de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo. En ese caso, se debería analizar además las compensaciones al Estado y al pueblo cubano por daños y perjuicios originados en estas décadas de confrontación, sin dejar a un lado la situación bancaria de nuestro país en la sección de intereses, destacó Yuri Ariel Gala, director de temas bilaterales de la Dirección General de Estados Unidos del Minrex.

Las diferencias sobre aspectos de las políticas migratorias no fueron obstáculos para que Cuba y Estados Unidos conversaran con fluidez. Aunque se han mostrado avances en este terreno pues se espera el cumplimiento de la emisión de no menos de 20 000 visas para emigrantes y para las visitas temporales de cubanos a Estados Unidos, Cuba no está satisfecha porque se mantiene  vigente la política de pies secos-pies mojados y la Ley de ajuste cubano, que continúan siendo el estímulo principal a la emigración ilegal, al tráfico de emigrantes y a las entradas irregulares a Estados Unidos desde terceros países, de ciudadanos cubanos que viajan legalmente al exterior así como la no devolución de  todos los emigrantes ilegales cubanos interceptados en el mar, lo cual es contrario a los Acuerdos Migratorios.

Gala subrayó que fue satisfactorio el reciente encuentro técnico sostenido entre el Servicio de Guardacostas norteamericano y las Tropas Guardafronteras de Cuba, donde intercambiaron sobre medidas que contribuirán a una implementación más eficaz de los Acuerdos migratorios y de los Procedimientos de Búsqueda y Salvamento adoptados por ambos países.

A pesar del clima productivo de estas conversaciones, Elizalde destaca que persisten contradicciones pues también Estados Unidos mantiene la política que alienta la emigración de profesionales y técnicos cubanos de la Salud desde terceros países hacia Estados Unidos, lo que calificó de práctica censurable de robo de cerebros.

Gala acotó que “se trata de una política desfasada del actual contexto histórico” y que merece ser analizada al calor de este diálogo.

La posible cooperación entre ambas naciones podrá realizarse en áreas en las que coexistan intereses comunes como pueden ser los intercambios para potenciar la investigación científica en aguas jurisdiccionales cubanas, contra el ébola y fiebres hemorrágicas, en el ámbito de la nanotecnología y el control de fuentes de comunicación, entre otras.

Los panelistas insistieron, a partir de la afirmación del director de temas bilaterales  de la Dirección General de Estados Unidos, que nadie puede pretender que Cuba renunciará a sus principios para lograr la normalización de las relaciones con Estados Unidos. “No se negociará el levantamiento del bloqueo sobre la base de cambios internos en Cuba y con esta tesis bien clara, nuestro país tiene toda la disposición para seguir dialogando”.


Ana María Domínguez Cruz

"Una periodista cubana en mi tercera década de vida, dispuesta a deslizar mis dedos por el teclado".


Deja tu comentario

Condición de protección de datos