martes, 6 de junio de 2023

La Habana: capital de la paz y la solidaridad

El Encuentro Antimperialista por la Democracia y contra el Neoliberalismo se caracterizó por el entusiasmo de los delegados e invitados que en tres jornadas de trabajo socializaron conocimientos y experiencias…

Liz Armas Pedraza en Exclusivo 04/11/2019
1 comentarios
Foto de portada Encuentro
Concluyó el Encuentro Antimperialista por la Democracia y contra el Neoliberalismo tras tres jornadas de trabajo

Por estos días, La Habana se convirtió en la capital de la unidad, la paz y la solidaridad, pues del 1 al 3 de noviembre se celebró en el Palacio de las Convenciones el Encuentro Antimperialista por la Democracia y contra el Neoliberalismo. En este espacio participaron 1332 representantes de 789 organizaciones de movimientos sociales y populares, de la solidaridad de redes y plataformas, partidos políticos y parlamentarios, así como religiosos, estudiantes e intelectuales.

El encuentro se caracterizó por el entusiasmo de los delegados e invitados que en tres jornadas de trabajo debatieron, socializaron conocimientos y experiencias, trazaron estrategias de lucha y, sobre todo, lograron materializar el objetivo en común: establecer un plan de acciones para Latinoamérica contra políticas imperialistas.

Como resultado de las 227 intervenciones que se realizaron en dos paneles, una Tribuna Antimperialista y seis comisiones de trabajo, se presentó, debatió y aprobó la agenda de acciones. Allí se llegaron a varios acuerdos como, por ejemplo, establecer el 16 de noviembre de 2019 como día internacional de protesta ante las embajadas y consulados de Estados Unidos en todos los países, condenando el bloqueo contra Cuba.

Infografía: Liz Armas Pedraza/Cubahora

La sesión de la tarde de la jornada final del encuentro fue un momento emotivo pues contó con la presencia de Raúl Castro Ruz, primer secretario del Partido Comunista de Cuba; Miguel Díaz-Canel, presidente de la República de Cuba; Nicolás Maduro, presidente de Venezuela; Esteban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional y del Consejo de Estado y otras personalidades. Además, se transmitió un mensaje enviado por Luis Inácio Lula da Silva e integrantes de la Red en Defensa de la Humanidad de Brasil.

“Mientras haya un brasileño defendiendo la humanidad estará comprometido en la solidaridad del país que probó que es posible ser libres y soberano. La Revolución cubana es la prueba viva de que no se ha cerrado el periodo en el cual las ideas juegan un papel singular en la historia”, indica el texto. Unos aplausos sostenidos siguieron a la lectura de este mensaje.

También se dieron a conocer dos declaraciones importantes, una de solidaridad con la Revolución cubana y la Declaración final del Encuentro. La primera estuvo a cargo de Gail Walker, directora ejecutiva de la Fundación Interreligiosa por la Organización Comunitaria, a la cual pertenece la Caravana Pastores por la Paz.

“Apoyamos la construcción de una Cuba próspera, a partir del principio de José Martí de quien se levanta hoy con Cuba, se levanta para todos los tiempos”, expresó Walker. En esta declaración se exigió el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba, así como el cese de los programas de subversión y de desestabilización contra Cuba.

Además, se planteó la necesidad de divulgar la verdad sobre Cuba en medio de calumnias contra los logros de la Revolución Cubana y apoyar a la Revolución Cubana que se basa en los principios de la solidaridad, la justicia, social y el internacionalismo.

 

Los delegados e invitados al enceuntro exigieron el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos a Cuba. (Foto: Twitter de Siempre con Cuba)

Por su parte, María de Lourdes Santiago Negrón, vicepresidenta del Partido Independentista Puertorriqueño, y Rodolfo Machaca, integrante de la dirección política nacional del Movimiento al Socialismo (MAS), dieron a conocer la Declaración final del Encuentro.

“Comprometidos con todas las causas justas, vivimos un nuevo momento en la historia. Los pueblos en las urnas, calles y redes sociales demuestran con su voto y sus protestas el agotamiento de la ofensiva imperial de la derecha oligárquica, que de la mano del imperialismo norteamericano excluye a amplios sectores de la población y pone en peligro la especie humana”, expresó Santiago Negrón. 

En esta declaración los delegados e invitados del Encuentro Antimperialista por la Democracia y contra el Neoliberalismo se comprometen a:

  1. Movilizarse de manera permanente y sistemática contra la escalada agresiva del imperialismo yanqui como parte de la campaña internacional #ManosFueraDeCuba.
  2. Exigir el levantamiento del recrudecido, criminal y genocida bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba por el gobierno de Estados Unidos.
  3. Denunciar las amenazas y agresiones de diversa naturaleza sobre todos los gobiernos soberanos que se niegan a servir a las potencias económicas que buscan instalar bases militares en sus territorios y usurpar los recursos estratégicos.
  4. Reafirmar y defender la vigencia de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.
  5. Denunciar los graves riesgos que entraña para América Latina, el Caribe y el mundo la decisión de activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, orientado a respaldar militarmente el afán de los gobiernos de Estados Unidos de revivir la Doctrina Monroe.
  6. Expresar nuestra firme solidaridad con la Revolución Bolivariana y chavista, la unión cívico-militar del pueblo y su legítimo presidente Nicolás Maduro Moros.
  7. Intensificar la movilización en reclamo a la inmediata liberación del compañero Luiz Inácio Lula da Silva, víctima de la judicialización de la política que tiene como fin la persecución de líderes políticos de izquierda.
  8. Felicitar al pueblo del Estado Plurinacional de Bolivia por su victoria en el proceso electoral y al presidente Evo Morales por su reelección. Igualmente denunciar los intentos de golpe de estado desatados por la oposición.
  9. Condenar los intentos de la administración estadounidense de desestabilizar el gobierno de Nicaragua y reiterar el derecho de su pueblo a la paz.
  10. Demandar la independencia de Puerto Rico, nación latinoamericana y caribeña sometida al dominio colonial de Estados Unidos.
  11. Expresar nuestra firme solidaridad con las naciones del Caribe en su legítimo reclamo de reparación por las secuelas de la esclavitud, así como el trato justo y diferenciado en el enfrentamiento al cambio climático.
  12. Apoyar la demanda histórica del pueblo argentino por la recuperación de las Islas Malvinas, territorio que legítimamente les pertenece.
  13. Denunciar a los gobiernos que imponen a sangre y fuego a sus pueblos políticas neoliberales de choque, afectando a los sectores más vulnerables de la sociedad.
  14. Defender la decisión del pueblo de Chile a rebelarse en las calles contra las políticas represivas y antipopulares de su gobierno.
  15. Condenar la represión en Ecuador que se enfrenta al paquetazo neoliberal.
  16. Rechazar al gobierno imperialista de Jair Bolsonaro en Brasil pegado a los intereses de Estados Unidos y que intenta revertir los avances alcanzados en esa nación.
  17. Respaldar el derecho del pueblo colombiano a la paz.
  18. Expresar la más profunda solidaridad al pueblo haitiano en su lucha por la justicia social y una vida digna.
  19. Manifestar nuestro respaldo al pueblo hondureño.
  20. Felicitar al pueblo argentino y al presidente electo Alberto Fernández por el merecido triunfo en las urnas que propicia una derrota al neoliberalismo.
  21. Saludar al gobierno de López Obrador (México) y su contribución a la unidad en América Latina y el Caribe.
  22. Expresar nuestro apoyo y solidaridad al Frente Amplio uruguayo que defiende la continuidad de los avances alcanzados en los últimos dos lustros en favor de su pueblo.
  23. Denunciar la intromisión del imperialismo en asuntos internos de países de África y Medio Oriente, la agresión y las guerras desatadas.
  24. Apoyar la causa histórica de lucha de los pueblos saharauis y palestinos por su derecho a la libre determinación.
  25. Exigir el fin de la intervención imperialista contra Siria y el pleno respeto a su soberanía.
  26. Saludar el proceso de acercamiento y diálogo intercoreano.
  27. Rechazar todas las formas de discriminación y violencia por razones de género, color de la piel, creencias religiosas, orientación sexual u otro tipo de discriminación que atenta contra la dignidad de las personas y llamar a la solidaridad, así como reconocer el apoyo de las mujeres en los procesos emancipatorios.
  28. Defender los derechos de los pueblos originarios a su cultura, a sus territorios, tradiciones y costumbres ancestrales.
  29. Reconocer el protagonismo y compromiso de lucha de los jóvenes como fieles continuadores del legado emancipador e internacionalista de nuestros próceres.
  30. Condenar enérgicamente la actual política anti-emigrantes del gobierno de los Estados Unidos y la Unión Europea.
  31. Denunciar la actual cruzada macartista y la campaña anticomunista que tiene lugar en Europa.
  32. Convocar a la lucha global para proteger los recursos naturales, la biodiversidad, la soberanía y la seguridad alimentaria.
  33. Fortalecer la respuesta a la guerra cultural y simbólica que tiene como espacio en disputa la subjetividad del ser humano.

Nicolás Maduro también intervino en la jornada final del Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo. Sobre la Declaración final del Encuentro expresó que “se hace una representación de los movimientos progresistas, se construye una alternativa al capitalismo salvaje, y con perseverancia y creatividad, en cada país se dan las respuestas a las políticas de distribución injusta de la riqueza que le pertenece a los pueblos”.

En sus palabras, Maduro demostró su apoyo a las luchas que se viven hoy en Latinoamérica contra los modelos neoliberalistas y de exclusión, pues recordó que, aunque existan reveses y personas que cedan ante el chantaje, jamás será revertido un proyecto profundamente revolucionario, latinoamericanista, enfocado en los derechos humanos y la justicia.

“Los pueblos tienen derecho a la rebelión”, y “hace falta valentía para abrir los caminos de la verdad”, concluyó.

Maduro mostró su apoyo y solidaridad a los pueblos latinoamericanos que libran batallas contra el neoliberalismo (Foto: Twitter de Siempre con Cuba)

Las palabras de clausura estuvieron a cargo del presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel. En el discurso expresó su preocupación por los retrocesos a nivel mundial en ámbitos importantes como la paz, autodeterminación y soberanía de las naciones, el medio ambiente y enfrentamiento al cambio climático, los derechos humanos, la justicia social y búsqueda de la equidad económica.

Díaz-Canel resaltó el rol que juega la ofensiva cultural y simbólica en las políticas imperiales (Foto: Estudios Revolución)

“En nuestra área geográfica en particular, la preocupación no es menor. América Latina y el Caribe sufren el retorno de la Doctrina Monroe y las peores prácticas del macartismo. Sobre los postulados de ambas políticas imperialistas descansa la secuencia descontrolada de acciones injerencistas que la administración estadounidense ha desatado desde su llegada al poder”, añadió.

También resaltó el rol que juega la ofensiva cultural y simbólica en las políticas imperiales, que lo que buscan es legitimar las injusticias del sistema capitalista y desestabilizar y destruir la identidad cultural de los países de América Latina y el Caribe.

Díaz-Canel denunció el bloqueo económico contra Cuba y dijo que “nuestra Patria sufre hoy un estrechamiento criminal del cerco, el recrudecimiento de una política inmoral e ilegal que por más de 30 años la Asamblea General de Naciones Unidas ha condenado de forma prácticamente unánime, sin que Estados Unidos reaccione a la demanda mundial”.

No faltó el agradecimiento a la solidaridad con Cuba y reiteró que ninguna causa justa es ajena a nuestro país, pues como nación mucho se le debe a la solidaridad, por tanto, jamás se renunciará a su práctica, por convicción.

Respecto al plan de acciones concebido en el encuentro añadió que “nos confirma que los sectores progresistas están conscientes de la urgencia de la unidad si realmente queremos construir juntos un proyecto emancipador antiimperialista, comprometido con la genuina y tantas veces postergada integración”.

Made with Flourish

De esta manera, concluyó el Encuentro Antimperialista por la Democracia y contra el Neoliberalismo, que dejó un ambiente esperanzador para el futuro de América Latina y el Caribe y demostró que en la unidad y en las acciones comunes comienza el camino hacia la victoria.

El pensamiento martiano tiene vigencia hoy más que nunca: “Los pueblos que no se conocen, han de darse prisa para conocerse, como quienes van a pelear juntos (…). Es la hora del recuento y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes”.


Compartir

Liz Armas Pedraza

Amante de los datos y el deporte. Periodista y cubana.

Se han publicado 1 comentarios


JOSÉ ANGEL
 6/11/19 10:04

La infografía y esos compromisos de delegados e invitados demuestran la unidad que ha existido en este Encuentro y con la seriedad y las ganas que se han debatido todas estas temáticas, coincido totalmente con nuestro Presidente cuando dijo "....... de la urgencia de la unidad si realmente queremos construir juntos un proyecto emancipador antiimperialista::::"

Deja tu comentario

Condición de protección de datos