sábado, 13 de abril de 2024

Panamericano de softbol masculino: misión cumplida

Cuba cumplió con todos los objetivos propuestos en este torneo: boleto mundialista y clasificación a Centroamericanos y del Caribe...

Duanys Hernandez Torres en Exclusivo 01/05/2022
0 comentarios
Cuba-sotbol-Panamericano-Paraná
La medalla de bronce conseguida por el equipo cubano en el Panamericano de Paraná constituye una proeza.

La selección de Cuba que participó en el XI Panamericano de Softbol masculino, que concluyó este sábado en  la ciudad argentina de Paraná, demostró la buena salud que vive el deporte de la bola blanda.

Un equipo sin roce internacional, más allá de una base de entrenamiento en Colombia a finales del año pasado, cumplió con todos los objetivos propuestos. Obtuvo uno de los cuatro pasajes a la Copa del Mundo de Nueva Zelanda junto a verdaderas potencias mundiales del softbol  como Argentina, Canadá y Estados Unidos.

Además, los softbolistas cubanos certificaron su boleto a los Juegos Centroamericanos y del Caribe San Salvador 2023 y a los Juegos Panamericanos de Santiago de Chile, en caso de que finalmente se convoque al sexo masculino.

Y por si fuera poco se llevaron las preseas de bronce de este torneo con holgado triunfo de 11-5 ante Estados Unidos con jonrones de Reinier Vera y Osvaldo Pérez. Partido final en el que Alain Román pidió la bola lesionado y demostró su grandeza como persona y atleta.

Saldo final de cinco victorias y tres derrotas (todas en la Súper Ronda), pero se ganaron los partidos decisivos que garantizaban pasaje a Nueva Zelanda y medallas.

Lo realizado por los pupilos de Leonardo Cárdenas es una verdadera proeza. ¿Por qué? Porque solo cuentan con un torneo nacional de apenas diez días. Porque se mantuvieron concentrados casi siete meses en Ciego de Ávila, y llegaron al torneo sin ningún partido internacional en 2022. Porque se sobrepusieron a la lesión de su principal lanzador Alain Román, el segundo día de competencia. Porque se lo creyeron desde el primer momento. Porque este equipo es una gran familia donde solo importa el resultado colectivo.

LAS CLAVES EN EL TORNEO

Más allá de la anémica ofensiva en la parte inicial de la justa, (Cuba solo bateó para 198 con 50 ponches en los cuatro partidos clasificatorios) la clave estuvo en la producción con oportunidad en los momentos decisivos.

Las cuatro victorias en la fase clasificatoria fueron con marcadores bien cerrados. Las pizarras de 3-0 ante Guatemala, 5-4 contra Venezuela en diez entradas, 3-2 ante los dominicanos, y 5-2 frente a México demuestran la efectividad en el llamado «juego chiquito». Incluso ante Venezuela y República Dominicana nuestro equipo supo venir de abajo en los finales de los partidos.

Otro aspecto fundamental fue la certera defensa en la justa. Nuestra selección apenas cometió errores en la fase inicial, y los jugadores de cuadro mostraron una buena mecánica defensiva.

Osvaldo Pérez debutando en la primera base se mostró muy seguro y exacto en cada jugada. Las palmas también para Reinier Vera, quien detrás de home mostró toda su maestría defensiva.

En el orden individual hay que resaltar la actuación del veterano lanzador Gusbel Plutín. El zurdo santiaguero asumió el protagonismo ante la lesión de Román, y ganó tres juegos en la fase clasificatoria, con un excelente promedio de carreras limpias de 1,93. A sus 47 años demostró el por qué es el segundo lanzador de Cuba.

Alain Román en sus dos únicas salidas en la eliminatoria estuvo impecable, con promedio de carreras limpias de 0,57 y 22 ponches en 12,1 entradas de labor. Una verdadera lástima su lesión inesperada que lo privó de liderar la rotación cubana aunque asumió el protagonismo que le correspondía en el partido final.

Desde el punto de vista ofensivo, Luis Raúl Domínguez fue vital con un hit decisivo ante los dominicanos, además de un cuadrangular frente a México. En la fase clasificatoria terminó con el mejor promedio ofensivo del equipo, al batear para 444 con tres remolcadas y dos anotadas. El torpedero holguinero jugó lesionado en un tobillo, y mostró gran vergüenza deportiva en la justa.

Anibal Vaillant cumplió como primer bate con cuatro boletos y dos pelotazos en la primera fase, así como el villaclareño Osvaldo Pérez con cinco carreras producidas. Se esperaba un poco más de Yesander Rodríguez (aunque se lució en el partido por el bronce con jornada perfecta de 4-4, incluido tres dobles y cuatro carreras impulsadas), Yuri Rodríguez y Roger Rosete, pero este es un equipo coral donde todos son protagonistas.

Ojalá el organismo deportivo pueda asegurarle un buen rodaje internacional a este equipo rumbo a la Copa del Mundo de Nueva Zelanda. Lo merecen por todo lo mostrado en Paraná.

Misión cumplida para el softbol masculino. Enhorabuena para los 16 guerreros cubanos y sus entrenadores.


Compartir

Duanys Hernandez Torres

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos