jueves, 23 de mayo de 2024

Mondo conquista el mundo

Mondo Duplantis salta 6.18 metros en Glasgow y vuelve a quebrar el récord del mundo del salto con pértiga...

Lilian Cid Escalona en Exclusivo 16/02/2020
0 comentarios
Armand Duplantis-récord-pértiga
El sueco es la sensación en el arranque del año atlético pues ha conseguido dos cotas del orbe en apenas una semana

Duplantis ganó este sábado 15 de febrero el salto con pértiga de la reunión de Glasgow con brinco de 6,18m, imponiendo un nuevo récord mundial para esta prueba.

El sueco es la sensación en el arranque del año atlético pues ha conseguido dos cotas del orbe en apenas una semana. Toda vez que el pasado día 8 quebró en Torun, Polonia la marca mundial al doblegar los 6,17 m.

El brinco de esta jornada se produjo en la Emirate Arenas en Glasgow, Escocia, sede de una atapa del tour competitivo invernal de la World Athletics. En su escalada a la gloria se impuso sobre el campeón del mundo Sam Kendricks, quien se quedó esta vez en los 5,75 (tiene 6,01 este año y 6,06 como mejor marca personal al aire libre).

Le ganó a Kendricks con cuatro saltos, pues arrancó sobre 5,50, invirtió dos en los 5,75m y luego se apoderó de la prueba con el siguiente brinco sobre 5,84 m. Luego pretendió los 6 m sin problemas, para perpetrar la hazaña de los 6,18m en el primer intento y con holgura.

Cuentan que la celebración fue más pasiva, como quien sabe que habrá muchas más; porque lo hecho, su juventud y sus cualidades naturales, solo pueden augurar el éxito. Súmele que el chico tiene ambición, que siempre quiso ser el mejor del mundo y se siente a gusto por haberlo logrado.

“Puede parecer fácil, pero se necesita mucho trabajo para dar un gran salto —dijo Duplantis a la BBC en Glasgow—. Primero quiero pensar en mis padres, que han estado a mi lado desde que empecé con la pértiga en el jardín familiar”.

“Hoy me sentía bien, rápido y poderoso. Estoy emocionado por esta temporada con los Juegos Olímpicos y espero tener mi mejor competencia allí. Este es sin dudas un buen comienzo, pero es en Tokio donde quiero tener mi éxito” —sentenció.

El listado mundial de todos los tiempos de esta pródiga especialidad muestra a Duplantis (6,18), Lavillenie (6,16), Bubka (6,15) y el australiano Steve Hooker (6,06) como los que llegaron más alto en pruebas bajo techo, mientras que al aire libre Bubka consiguió 6,14 (en 1994 en Sestriere, Italia) y le sigue el estadounidense Sam Kendricks, actual campeón del mundo, con 6,06 desde el año pasado en Des Moines. Cuatro atletas —incluyendo a Duplantis— lograron 6,05 al aire libre.

LA INEVITABLE MIRADA AL ZAR SERGÉI

En estos tiempos, donde Mondo ha puesto en todos los titulares esta modalidad atlética, es imposible no volver sobre lo hecho por Sergei Bubka, quien logró 35 récords mundiales a lo largo de su carrera, sumando las marcas 17 al aire libre y las 18 en pista cubierta, facturadas en tiempos donde los primados universales se registraban por separado.

El Zar es un referente obligado para esta disciplina, en la que ganó seis títulos mundiales y uno olímpico, siendo el magno evento su mayor deuda. El primer récord mundial lo firmó con 20 años, en mayo de 1984 (cumplía 21 el 4 de diciembre). Su escalada inició con 5,85m y llevó la plusmarca hasta los 6,15 m. Al principio de su carrera compartió honores con el francés Thierry Vigneron pero luego quedó solo en la carrera por mejorar el primado del orbe.

Desde que Bubka firmó el 6,15m en Donetsk, Ucrania en 1993, pasó más de una década para que cayera esta cota global. El protagonista  fue Renaud Lavillenie, quien superó por un centímetro la marca en la misma reunión y en el mismo estadio de la anterior, dejando el récord del mundo en 6,16 metros. Ello realza un tanto más las conquistas de Duplantis, que se ha apoderado del récord y lo ha mejorado en siete días. Es fantástico, en toda línea.

Ahora el mundo quedará atento a cada movimiento del chico que nació y se formó en los Estados Unidos, pero que decidió representar a Suecia, la tierra de su madre. Duplantis tiene sobre sí la mirada del universo, y es un hecho de que con salud podría regalarnos una estela inusitada de éxitos. Como diría un forista del sitio Deporcuba del que soy editora principal, “lo maravilloso es que no sabemos hasta dónde puede llegar este mozalbete”; de momento, parece no tener límites.


Compartir

Lilian Cid Escalona

Me gusta contar historias.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos