miércoles, 12 de junio de 2024

José Mojica, ¿la nueva revelación del ciclismo?

El artemiseño se proclamó campeón del Clásico Nacional Guantánamo- La Habana, por delante de estelares como Yennier López y Arnold Alcolea

Joel García León en Exclusivo 01/03/2015
2 comentarios

A pesar de la semejanza de su nombre con el presidente uruguayo, el artemiseño José Mojica no es hombre de política, sino de ciclismo, de las extenuantes carreteras y empinadas montañas, de probado valor en los sprint, de ambición sobre un caballo de acero como si no importara el cansancio y el esfuerzo supremo.

Del 11 al 22 de febrero Mojica fue quizás uno de los deportistas más seguidos  de Cuba, dado su protagonismo en el Clásico Nacional Guantánamo-La Habana, en el que terminó vestido de amarillo, al frente de la clasificación general individual, por encima de otros estelares pedalistas que, tuvieron que admitir en cada segmento lo bien preparado y ágil que andaba la nueva revelación del ciclismo cubano de ruta.

Su entrenador, Raúl Carballo,  recordaba cuando su alumno venció en el ascenso a la Gran Piedra que no era un pedalista “por la canalita”, es decir, no venía de las Eide, sino de la calle, de esos muchachos temerarios que se inspiran cuando ven las competencias oficiales y en bicicletas de paseo, las conocidas chinas, intentan cruzar primero en una meta final.

“Al captarlo llegó con botas en lugar de tenis y estuvo un tiempo en el montain bike, pero muy rápido demostró sus potencialidades y este año rodó muy bien en la Vuelta al Táchira, de ahí esta forma física y deportiva que tiene”, comentó el director técnico del equipo Artemisa, uno de los más poderosos del certamen por agrupar varios integrantes de la preselección nacional.

Ya en el Capitolio habanero y declarado vencedor de la justa tras la duodécima etapa, Mojica abrazó y compartió la felicidad con su esposa, madre e hijo de apenas 18  días de nacido, cuyo nombre lo tomó de otro gran pedalista: Nibali. Se convirtió, en cuestión de minutos,  en el ciclista más reverenciado, el que firmaba más autógrafos, con apenas unos segundos para ofrecerle sus consideraciones a la prensa

“Salí a buscar esta camiseta de líder desde el primer día y aunque pasé por momentos difíciles cumplí el sueño más grande de cualquier ciclista: llegar a La Habana y proclamarse campeón en un evento tan largo y difícil como este”, aseguró al tiempo que recordaba la victoria en la Gran Piedra y la fuga de la primera etapa en el circuito de Guantánamo como las jornadas claves para ser el nuevo monarca.

Una verdadera antesala de la Vuelta a  Cuba

Mucho han preguntado qué diferencias tenía este Clásico Nacional con la tradicionales Vueltas Ciclísticas a Cuba, cuya última edición se celebró en el 2010 con la segunda corona personal a la cuenta del santiaguero Arnold Alcolea.  En esencia, el trazado era casi idéntico, con la excepción de la arrancada en Baracoa y una meta parcial en la más occidental de nuestras provincias: Pinar del Río.

Sin embargo, el punto que las separa definitivamente es la ausencia de equipos internacionales y de premios en metálicos en el Clásico, así como su no inscripción en el calendario de la Unión Ciclista Internacional (UCI), cuyas exigencias para ser reconocida como tal pasan por la utilización de un sistema de video-finish, de comisarios internacionales y pruebas doping en cada fase.  

La Federación Cubana de Ciclismo planteó desde el principio que la justa nacional sería un ensayo o antesala de nuestro principal giro, el cual debe regresar definitivamente en el 2016, con la voluntad y el concurso del INDER, la Confederación Panamericana de la disciplina y quizás algunos patrocinadores nacionales.

Y el ensayo quedó casi perfecto, con buena rivalidad, organización eficiente y apoyo total de los gobiernos provinciales. Además de Mojica y los archiconocidos Yennier López y Alcolea, un reconocimiento inmenso merece el veterano Joel Solenzal, tercero en la clasificación general, y jóvenes talentosos como Víctor Orta, José Luis López, Yasmani Viamontes, César Rodríguez y Onel Santa Clara, cotidianos en el podio y dueños de algunos lideratos.

Solo resta seguir trabajando. Más capítulos de heroicidad sobre las bicicletas están por cronicarse.

Clasificación Metas volantes:

Onel Santa Clara (GTM) 26 puntos

Yasmani Estupiñán (MTZ) 25

Lisuandi Alonso (VCL) 9.

 

Premio General de Montaña:

Arnold Alcolea (SCU) 34 puntos

Yennier López (GRA), 32

José Mojica (ART), 26.

 

General individual:

José Mojica (ART) 32:53:32

Yennier López (GRA) a 1:43 minutos

Joel Solenzal (SSP) a 3:10 minutos.

 

Por equipos:

Matanzas  97:31:06 horas

Artemisa a 15:14 minutos

Sancti Spíritus a 25:37 minutos.


Compartir

Joel García León

Se han publicado 2 comentarios


Luis sanchez
 3/3/18 9:09

Buenas yo estaba tratando de buscar datos sobre ese clasico en el cual termine 5to lugar y no aparece nada con lo dificil k es el ciclismo creo k se deberian poner al menos en alguna pagina los 10 primeros de la clasificacion general individual soy Luis Miguel Sanchez de Pinar del Rio

bebb
 5/3/15 11:21

Soy amante del ciclismo y desearía que el proximo año voviera la vuelta a Cuba pero realmente me comentó un entrnador y varios corredores que las carreteras están en muy mal estado en elgunos tramos y eso da al traste con esas aspiraciones. Espero que en el transcurso del año se pudan reparar y que tengamos la vuelta  de regreso el  próximo año.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos