miércoles, 12 de junio de 2024

A cabezazo puro en el Camp Nou

Barcelona y Real Madrid empataron 1-1. Luis Suárez adelantó al cuadro local, pero Sergio Ramos empató para el elenco merengue. Ambos goles fueron de cabeza...

José Luis López Sado en Exclusivo 03/12/2016
0 comentarios
Liga española de fútbol
Las estrellas de cada equipo, apenas se vieron sobre el gramado del estadio Camp Nou

Las estrellas de cada equipo, apenas se vieron sobre el gramado del estadio Camp Nou. Y esa fue causa indiscutible del empate 1-1 entre el local Barcelona y su acérrimo rival Real Madrid, este sábado, en jornada de la Liga española de fútbol.

Sin al poco ritmo, las escasas ideas y los  muchos errores de marca vistos sobre la cancha, usted le suma que Messi y Cristiano Ronaldo se mostraron intermitentes para «halar» a sus respectivos conjuntos, entonces estará de acuerdo conmigo en que fue un Clásico más, pero sin la garra y las bonitas jugadas de otrora.  

El Barcelona no presionaba arriba y, cuando lo hacía, el Real Madrid salía veloz al contragolpe por los laterales, pero sin crear los peligros de antes.

Si hubo un jugador a destacar en la primera parte de esta película, ese fue el volante blanco Modric, pero el envío de sus balones no tuvo respuesta positiva en los hombres de punta, quienes daban la impresión de sentirse conformes con lo que iba sucediendo. La tabla de posiciones mostraba al Real Madrid con seis puntos por encima del Barcelona. Entonces, ellos no tenían apuros ni sentían presión.

Pero como reza el viejo adagio futbolístico, cuando no marcas, te marcan a ti. Y eso, no falló. En el minuto 57 Neymar, sin dudas y una vez más, el mejor del Barça, puso un balón envenenado y Luis Suárez lo anidó de cabeza. Acto seguido, apareció Iniesta… y el Camp Nou era puro goce.

Sin embargo, el equipo de Luis Enrique se relajó y no supo rematar el cotejo. Primero Neymar que, tras entrar al área con una de sus letales gambetas frente a Dani Carvajal, disparó suave e impreciso. Y después, Messi no pasó atrás un balón. Se engolosinó y lo pateó mal ante la salida de Keylor Navas.

Entonces, el final del segundo tiempo fue similar al primero. El Barcelona no anotó… y una falta innecesaria de su volante Arda Turán, fue aprovechada por Sergio Ramos, el héroe madridista de los minutos finales de partido, quien metió potente cabezazo al centro de Modric. Su remate en el minuto 89,    acabó con las ilusiones del Barça y la ventaja del cuadro merengue volvió a ser de seis puntos. Ah, y ya lleva 33 partidos consecutivos sin conocer la derrota.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos