jueves, 9 de febrero de 2023

Cocina de Cuba

un blog de Cocina de Cuba

Armonizar nutrición con ejercicios físicos es una fórmula ganadora

Una alimentación saludable es aquella que aporta todos los nutrientes esenciales y la energía que cada persona necesita para mantenerse sana…

Alberto Jesús Quirantes Hernández
en Exclusivo 13/06/2022
0 comentarios
Vegetales cubanos
La alimentación saludable es un factor fundamental de la buena salud

El ejercicio regular y una dieta saludable pueden traer muchos beneficios, incluyendo más ánimo, bienestar, salud y hasta una existencia más prolongada. Una salud excelente se basa combinando una adecuada nutrición gracias a una alimentación saludables con ejercicios físicos adaptados a la edad y al estado de salud. Con esta combinación como un estilo de vida más y con la eliminación del consumo de sustancias dañinas como el tabaco, el alcohol o las drogas, se es capaz de mantener sanos tanto al cuerpo como a la mente.

En la actualidad, para muchas personas es bastante difícil de llevarlo a cabo y, por el contrario, esto es reemplazado por una vida sedentaria causada por el trabajo tipo oficina donde se pasa una buena cantidad de horas sentado a veces frente a una computadora.

Pero esta combinación de dieta sana y la práctica sistemática de ejercicios físicos se complementan a la perfección pues los objetivos a alcanzar en cuanto a cuerpo y mente saludable se consigue de manera más rápida y de paso se logran perder libras sobrantes, si las hubiera, y se obtendrá una mejor forma física.

¿Cómo combinar la nutrición y el entrenamiento para perder peso?

Para combinar adecuadamente ambas condiciones es sustancial tener en cuenta la deficiencia calórica. Alcanzarlo es la forma más simple de perder peso cuando se practican deportes. Aunque para alcanzar este déficit calórico también es esencial contar con la alimentación apropiada.

La mejor manera de poder obtener esta deficiencia calórica es hacer un cálculo de las exigencias calóricas que se tiene día a día. Se puede consultar a un nutricionista o se puede calcular por uno mismo de manera fácil. También en internet se logra hallar una gran cantidad de servicios capaces de ayuda con la suma de calorías en algunos alimentos. Sencillamente se deben marcar las calorías que pueda tener la dieta del interesado y tratar de disminuir su ingesta entre un 15 y un 20%.

Quien no tiene problema de peso, la actividad física y una dieta saludable pueden ayudar a mantener el peso actual y reducir los riesgos de aumentarlo a medida que se envejece.

No obstante, adelgazar o mantenerse en forma no requiere de angustias para hacer la dieta, ni de extenuar al organismo con exageraciones deportivas. La mesura es el quid para mantener hábitos de vida saludables que persistirán en el tiempo. Solo hace falta cierto orden y método, y, por supuesto, consultar con el endocrinólogo cualquier duda que aparezca.

El entrenamiento físico

En el momento de hacer deporte con vistas a perder un poco de libras corporales es esencial combinar ejercicios de fuerza junto a gimnasia aeróbica.

Realizando aeróbicos se pueden perder calorías de manera más rápida. Pero si se abusa de este tipo de ejercicio existe el riesgo de quemar músculo al mismo tiempo que se quema grasa. Por este motivo es básico combinar los dos entrenamientos con el fin de alcanzar una mejor figura al mismo tiempo de ganar en masa muscular.

Lo útil del ejercicio es que hoy en día existe una suma de medios mediante los cuales una persona puede realizar actividad física, ya sea en actividades individuales o grupales, rutinarias o recreativas, de concentración o de relajación, para diversas edades y para diversas capacidades o necesidades.

Junto con el ejercicio regular, una dieta saludable puede disminuir las posibilidades de padecer problemas cardíacos, osteoporosis, diabetes tipo 2, presión arterial elevada y algunos tipos de cáncer. La actividad física y contar con una alimentación saludable también es esencial para tener un sistema inmunológico mucho mejor.

En cualquier caso, no solo se debe tener en cuenta el consumo de una alimentación equilibrada, si no también erradicar de ella todas aquellas costumbres perjudiciales que no ayudan nada a fin de conseguirlo. Esto incluye los refrescos, los dulces y los alimentos fritos. Una alimentación saludable es aquella que aporta todos los nutrientes esenciales y la energía que cada persona necesita para mantenerse sana.

Lo ideal es aumentar el consumo de frutas, vegetales y alimentos frescos. Nuestros mercados son muy ricos en cuanto a productos del agro se refiere y una buena idea es disfrutar los propios de cada temporada.

Si se observan con disciplina estos aspectos nutricionales  y se armonizan con el deporte personalizado en muy poco tiempo se conseguirá una figura esbelta llena de salud física y mental.


Compartir

Alberto Jesús Quirantes Hernández

Profesor Consultante y Jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Docente Dr. Salvador Allende en La Habana, Cuba.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos