viernes, 21 de junio de 2024

¿Es tan mala nuestra televisión?

El Centro de Investigaciones Sociales del ICRT monitorea constantemente los niveles de audiencia para jerarquizar la programación nacional...

Abel Lescaille Rabell en Exclusivo 31/05/2015
15 comentarios

En Cuba, por más que se le critique, la televisión no deja de ser un medio esencial. Ni la literatura, ni la radio, ni la prensa, ni el todavía mínimo alcance de Internet, son aún impulsos lo suficientemente poderosos como para reemplazar el privilegiado lugar que ocupa, en gran parte de la sociedad, la llamada pequeña pantalla como vitrina para la información y fuente de entretenimiento.

Todos la hemos increpado alguna vez con mayor o menor justicia y con más o menos prudencia. En los últimos tiempos maldecirla se ha convertido en un acto de costumbre más que de sentido común. Todavía hoy, luego de algún zapping insatisfecho por alguno de los cinco o siete canales disponibles según el tipo de señal, no es raro escuchar una vieja frase: “Que mala está la televisión”.

El último esfuerzo emprendido por este medio para mejorar sus propuestas era cuestión de vida o muerte ante el avance de alternativas audiovisuales como el Paquete Semanal (PS) y otras formas populares de consumo cultural.

A mi juicio, los resultados han sido considerables (aunque todavía insuficientes) sobre todo en la programación de los fines de semana que es cuando los canales proyectan de mejor manera la especialización que desde hace un par de años ha sido una saludable inyección para la diversidad y la calidad de las propuestas.

Aun así, contra el PS no es fácil competir. Es un monstruo heterogéneo demasiado abarcador y tiene la ventaja de que puede ser consumido cuando al usuario prefiera y no, como en el caso de la televisión, en un espacio de tiempo invariable.

Es cierto que el paquete, en sus diversas variantes, está compuesto por cientos de gigas de materiales variados, pero si hacemos un paneo por la parrilla de la programación nacional no es difícil encontrar algunas series, películas y documentales que igualmente forman parte de las propuestas de la mencionada carpeta de información.

Por supuesto, hay cosas que no se pueden televisar, los que buscan incluir algunos bodrios extranjeros donde más que televisión se hace circo (no el circo de carpas legendarias y esencia sacrificada que hace del milagro un signo cotidiano, sino el de las carpas de la banalidad y el gancho fácil), pretenden demasiado y sus reclamos son, hasta donde creo, absurdos.

De hecho, existen muchos casos en que estos programas terminan por sustituir en mayor o menor medida el nivel de aceptación de nuestras ofertas. En este sentido José Raúl Concepción Llanes, estudiante de Periodismo que elabora su tesis de licenciatura sobre consumo del PS en jóvenes de los municipios de Plaza de la Revolución y San Miguel del Padrón, reveló a nuestra revista que más del cincuenta por ciento de los encuestados admitieron que su consumo de televisión nacional disminuyó desde la llegada del PS.

Precisamente, para atrapar la atención de los espectadores, el Centro de Investigaciones Sociales (CIS) del Instituto Cubano de Radio y Televisión mantiene desde la década del ochenta del pasado siglo la tarea de investigar a la teleaudiencia nacional a partir de la conformación de encuestas que han tenido una incidencia directa en la jerarquización de los programas emitidos así como de los horarios en que estos se transmiten.

El proceso pasa por la conformación de una muestra casi siempre compuesta de 450 individuos de diferentes municipios de La Habana que deben registrar su consumo televisivo regular durante una semana y valorar la calidad de los materiales recibidos y su satisfacción con los mismos.

Esta herramienta ha contribuido a esbozar, mediante una fórmula que mide el índice de audiencia, una idea bastante precisa de los programas que más interés suscitan, para de esta forma guiar los hilos de la cartelera en función de las preferencias de los televidentes.

Yamila Peñalver Rodríguez, especialista del CIS, nos comenta que estos resultados no pueden leerse de forma lineal ya que intervienen factores ajenos a la calidad de las propuestas como los horarios de transmisión, la segmentación cada vez más marcada de los públicos así como los perfiles básicos de los canales.

De tal forma, no sería justo valorar los niveles de audiencia del Canal Tele Rebelde con el de Cubavisión, pues ambos tienen públicos metas diferentes. Lo mismo sucede con los canales educativos (los de menor índice de recepción) pues gran parte de sus contenidos son pensados con fines no recreativos. De hecho, los mayores índices los alcanzan, sin contar la programación de Telesur, con las revistas variadas que se televisan en las tardes y cuando retransmiten programas como Tras la huella y otros que no fueron concebidos originalmente para su plataforma.

LA CALIDAD DE LAS OFERTAS

Hay una realidad que no podemos despreciar: Nuestros canales trasmiten una gran cantidad de series, películas, programas de entretenimiento y documentales de producción extranjera de mucha aceptación por parte de la teleaudiencia nacional y lo hace casi en tiempo real y sin necesidad de pagar por dichas trasmisiones.

El escritor y periodista Leonardo Padura, refiriéndose a este fenómeno, llegó a señalar que la calidad de la oferta cubana está posiblemente entre las más altas del mundo debido a que sus gestores cuentan con un fabuloso banco del cual seleccionar los materiales de mayor calidad.

En este sentido, Padura destaca que no es raro, por ejemplo, que en los cines de España todavía se exhiban películas nominadas a los premios Oscar, mientras en Cuba ya se han visto en la televisión nacional.

Pero, también los programas producidos en Cuba han saldado viejas deudas con los televidentes. Cabría mencionar los casos de Lucas, Uno, Tras la huella, La otra esquina y, por supuesto, Vivir del cuento, por mucho la propuesta de mayor aceptación que no solo ha destrozado los niveles de audiencia sino que ha llegado a formar parte, incluso, el contenido del PS.

TELE REBELDE: VENTAJAS DEL CAMBIO

Quizás sea Tele Rebelde el canal que haya experimentado el cambio más sustancial. Ahora dedicado exclusivamente al deporte, transmite los eventos de mayor relevancia del patio como la Serie Nacional de Beisbol, la Liga Superior de Baloncesto y la Serie Mundial de Boxeo. En el ámbito internacional destaca el seguimiento a la Liga Española de Fútbol, ampliamente la de mayor cantidad de seguidores en el país, la Bundesliga (alemana) y de forma esporádica la Premier League (inglesa), el Calcio (italiana) y la League 1 (francesa).

Dicho canal también ha retransmitido eventos con los que la teleaudiencia deportiva de la Isla siempre quiso disfrutar como son el caso de la NBA, las Ligas Mayores del Béisbol, los grandes premios de automovilismo, tenis del más alto nivel, diversas modalidades del Rugby, el fútbol americano y para los más exigentes, los espectaculares deportes extremos y eventos nada habituales como el patinaje sobre hielo.

Y es en este sentido donde creo que es posible identificar un punto débil. A veces persiguiendo a toda costa la variedad se transmiten eventos que, en el mejor de los casos, aburren a los televidentes, en el peor, los indignan y provocan el cambio de canal. Habría que pensar cuántas personas ven, por citar un caso, la Vuelta Ciclística a la Provincia de Buenos Aires o el Campeonato Europeo de Equitación.

Esta situación significa del mismo modo un desafío innecesario para los comentaristas del canal de los deportes en Cuba, a quienes una enorme e informada afición deportiva les exige cada día un mayor grado de especialización.

La descomedida búsqueda de la pluralidad de ofertas hace que un narrador tenga que atender y prepararse en una gran cantidad de deportes al mismo tiempo. De esta forma, no es raro encontrar a Jimmy Castillo narrando un circuito de Snowboard o aún peor, algún Gran Prix de Danza sobre hielo, deporte que no solo Jimmy Castillo sino muy pocos cubanos entendemos o seguimos demasiado.

Como es de esperar Jimmy, o cualquiera que pase por el suplicio de narrar estos espectáculos ajenos a los gustos y tradiciones deportivas de la teleaudiencia nacional, quedará mal parado ante su evidente impericia. Aunque, todo sea dicho, es muy probable que si el presentador o los televidentes pudieran decidir no se transmitieran tales competencias.

¿EN REALIDAD ES TAN MALA NUESTRA TELEVISIÓN?

Si me preguntaran diría que no. No creo que nuestra televisión sea mala. Pienso que se podrían mejorar muchas cosas, quitar un par de programas, atender mejor a los horarios en que se transmiten las mejores películas, eliminar el lastre del doblaje en los musicales, priorizar la transmisión de los deportes más seguidos a los que no ve casi nadie, explotar al máximo el enorme banco al que hacía referencia Padura. Eso es una cosa, decir que es mala, en cambio, sería obviar una serie de comodidades de las que disfrutamos cotidianamente y no sabemos valorar así como negar las virtudes que con derecho propio posee nuestra programación.

En cualquier caso, pienso que los criterios deben emitirse con responsabilidad y no sin antes analizar los desafíos que supone la conformación temática de una televisión pública que constituye una de las fuentes de entretenimiento fundamentales de una sociedad en la que no abundan las opciones recreativas.

Siempre es válida la crítica constructiva y sincera, pero antes de arremeter sin sentido por pura costumbre es bueno mirar alrededor, salir de nosotros mismos y ver que no estamos solos, que al igual que nosotros, hay un montón de gente sentada detrás de alguna pantalla llena de frustraciones o ilusiones ante lo que esta proyecta.


Compartir

Abel Lescaille Rabell

Se han publicado 15 comentarios


Mary
 21/10/21 13:59

Solo quisiera se valorara trasmitir las novelas luego del noticiero pues los adultos mayores principalmente las abuelas son las que más necesitan de es cambio.

ChicoHLG
 19/7/16 0:58

Personalmente soy de los que piensan que la TV Cubana no es mala, pero si habria que ver que mejoras o cambios se pudieran hacer en cuanto a lo que hoy en dia principalmente a los jovenes y poblacion de todo tipo en general nos gusta mucho, digo jovenes en particular porque hay una clara realidad y es que los que no vivimos en la capital nuestra mayor fuente de entretenimiento es la TV, y ahora ya que la nuestra no es tan atractiva nos vemos en la obligacion, de buscar fuentes alternativas a nuestro problema, creoq ue en los comentarios anteriores hay alguien que menciona que se podria abrir un canal con programacion internacional, no estoy hablando de Multivision que por mucho creo que hoy es el canal en Cuba que mas se sintoniza, hablo de un canal en el que pongan programas de otros paises como por ejemplo, Masterchef España, que ademas de ser un programa sin obsenidades enseña en la cultura culinaria de otro pais, hablo ademas de programas de participacion, hablo de miles de novelas que principalmente las amas de casa aman tanto, habloa demas de una programacion infantil variada, que ayude ademas a los niños con series, peliculas y animados atendiendo al principio de que son pequeñs que estamos educando y que seran el relevo de esta sociedad que hoy tenemos, me refiero a que hay peliculas que se ponen en la TV cubana para los niños y ni ellos las entienden por que estan en ingles y con traduccion en las famosas letras, en varias oportunidades he tenido el chance de sentarme con mi pequeña y le he tenidoq ue explicar de que se trata la pelicula porque tiene 4 añso y no sabe leer lo que pone, a veces hasta se cansa y se va a hacer otra cosa por eso. Hoy mas que nunca es necesario diversificar y hacer mejoras en la tan necesaria TC Cubana, creo en mi modesto criterio que con mas ideas, no necesariamente con mas presupuesto se pueden hacer grandes cosas, en Cuba tenemos muchísimo potencial en cuanto a actores, solo por mencionar eso, sin decir algo de los directores, realizadores, editores, animadores y demas profecionales en esa rama. Es bueno sentarse a analizar y pensar en la forma en que podemos hacer todo mejor en pos de decir orgullosamente que tenemos una TV respetable y variada.

Nor1
 9/6/15 15:23

ya no somos el publico cautivo de hasta los 80's con 2 canales de super audiencia que transmitian unas pocas horas semanales. cada cual consume lo que es de su preferencia a la hora que lo desee y contra eso solo queda seguir intruyendo a las personas en cuanto a que es lo mejor en lo referente al gusto estetico, cultural, ideologico y que cada cual escoja a su gusto. ya no se puede prohibir ni limitar eso (gracias a Dios). muchas gracias.

Yeliiii
 8/6/15 10:34

Buenos dias, soy de la opinión y a través de mi el crtiterio de la gran mayoría que trabaja conmigo y vecinos, que la programación cubana no se puede ver, cuando te sientas frente al televisor, no existe nada que te llame la atención y te obligue a estar sentado sin pararte por no perder un minuto de lo que están trasmitiendo, para serte sincero preferiría que el domingo multivisión se mantuviera trasmitiendo documentales antes que tener que ver esas películas antiguas y que además ya uno está cansado de ver y que decir de los programas previos a las telenovelas, entre amigos, a puro corazón y con dos que se quieran, traen artistas que no se oyen, que no son populares, no te atraen la atención, me gusta más la neurona intranquila y el de pánfilo. La novela brasileña debería mantenerse toda la semana porque la verdad que la cubana deja mucho que desear. Hablan y critican mucho del paquete pero obligan a los cubanos a buscar ese tipo de alternativas, y no nos engañemos porque me atrevería a asegurar que el 90% de la población recurre a los apquetes y no solo por las producciones de Univisión y sus primas, trae también producciones interesantes y programas de entretenimiento, que para mi, la televisión cubana no sabe lo que significa la palabra entretenimiento, porque la de aqui lo que trae es aburrimiento e incomodidad y que me disculpen si ofendo a alguien. Pero por favor es hora de sentarse a reflexionar y no criticar lo que producen otras televisoras extranjera, porque si no fuera por ellas que sería de nosotros, No he oido ni una opinión buena de todas las personas que me rodean a favor de la televión cubana.

Octaviano Navarrete S
 6/6/15 11:48

Estoy de acuerdo con el contenido del artículo. También creo que nuestra televisión ha ganado muchísimo en calidad y sería injusto calificarla de mala.

Claro que en el mundo de las opiniones hay mucho que decir y cada quien dice lo que piensa y siente, pero lo importante son los límites de la objetividad. Podemos criticar y es correcto y necesario, pero criticar para mejorar, no para sembrar la desconfianza y desvalorizar nuestra realidad.

Quizás para algunos  si se vieran en Cuba programas como Belleza Latina o Caso Cerrado  por mencionar solo dos que vienen en el PS entonces la TV nacional sería buena y la verdadera banalidad se metería en la sociedad cubana. No es que esté en contra de ese tipo de programas, sino que ese no puede ser el patrón de nuestra TV para encontrarla buena.

Solo analicemos la cantidad de opciones de todo tipo que ofrece en la actualidad los 8 canales de TV (para los que tienen la famosa “cajita” para la TV digital) o los que hemos tenido sin “cajita”. Creo que para un país como Cuba, en la situación económica actual, no es poca la variedad de ofertas para todos los gustos y edades, muchas de ellas como dice la periodista sacadas del PS. ¿Qué tenemos que mejorar? De acuerdo totalmente, siempre hay que hacerlo, es un imperativo del desarrollo, pero valoremos con sinceridad lo que tenemos  y no caigamos en el hipercriticismo estéril.

 

yanet
 6/6/15 11:14

Este es un tema que puede llevarnos a otros. Por estos días se han realizado varios artículos que hablan de la entrada a Cuba de estilos foráneos. La TV es uno de los medios que pueden contribuir al afianzamiento de la cultura en un determinado país, pero ponganse a pensar ya no existen las antiguamente gustadas aventuras, la producción de novelas es insuficiente, se transmiten actualmente entre 3 o 4 novelas estranjeras por una cubana cuando la hay, se transmiten muchas películas famosas y clásicas pero es muy pobre la transmisión de películas cubanas y cuando las transmiten es por que ya han recorrido todo el mundo, Tras la Huella es uno de los programas más gustados por los televidentes que lo prefieren a series como la Ley y el Orden o CSI pero se pasan grandes temporadas entre una y otra, a parte de esta no existen otros tipos de series que traten temas variados y con eso de dar tantas películas en diferentes secciones lo que hacen es repetir y con el pretesto de recordar y homenajear a las clásicas lo que aburren, soy de la opinión que es bueno reponer de vez en cuando pues hay buenos trabajos televisivos que es bueno sean vistos por varias generaciones pero no con el nivel tan reiterativo que lo hacen aquí. Mi papá ve mucha TV y le encantan las películas pero hay muchas veces que ha tenido que pararse de su asiento porque ya las ha visto, entonces se vanaglorian de que transmiten X películas, por favor ya las partes de Una noche en el museo nos la sabemos de memoria, El señor de los anillos, las viejísimas del oeste ¿ ya no se producen de este género, por qué siempre son las mismas ? entre otras, entonces me pregunto a quién desean que nos parezcamos, todo esto a pesar de que hay programas que defienden nuestra cultura.

Keuler
 5/6/15 9:38

Yo si pienso que la televisión a perdido unpoco lo que en calidad televisiva se refiere, por solo citar que en cubavisión en las películas del sábado ya no ponen nada interesante hasta a veces uno se aburre, con tantas películas que se estrenan en el mundo para que pongan otras que dan deceo de llorar; además el mayor porciento de la población cubana trabaja por la mañana y tarde por supuesto para por la noche no pongan nada que a uno le entretenga todo es por la madrugada.

Ahora fíjense bien ¿ustedes creen que es posible que uno tenga que pasarse una madrugada viendo la programación sabiendo que al otro día tiene que ir para el trabajo temprano?, como siempre dice Taladrid ¿Saquen ustedes sus propias concluciones?

ahhhhhhhhhhhh y los fines de semana pongan más programaciones variadas para adolescentes y adultos que nos lo merecemos.

Tide
 1/6/15 21:31

Cada persona tiene sus propios gustos, tan particulares por cierto, que muchísimas veces dentro de una misma familia hay grandes diferencias en lo que gusta a unos y a otros, y todo dado a una serie de factores que voy a mencionar a la ligera porque todos los conocemos, los que principalmente son: nivel cultural, edad, y el sexo. Si es dificilísimo complacer a una sola familia, imagínese cuanto más complicado es satisfacer a una audiencia nacional.

Por veintiún años he residido en Estados Unidos, y no pudiera opinar con conocimientos suficientes sobre la programación en general de la televisión cubana, pero de lo que he tenido la oportunidad de ver vía Internet, no creo que sea tan malo como algunos afirman, al menos en el selecto grupo de los programas que sí he disfrutado y de los que nadie se queja. Entre esos están los policiacos: Mi propia guerra, Día y Noche, Tras la huella, Uno. Pero contrariamente al gusto de una “grandísima” mayoría de los televidentes de la isla, Vivir del Cuento, que he intentado ver en dos o tres ocasiones, me parece el programa costumbrista más malo que se ha pasado por la televisión cubana en todos los tiempos. ¡Con todo el respeto, por favor!

Estoy suscripto a un paquete de canales hispanos limitados por cable, unos 21, que incluye a Telemundo y Univisión, más los canales locales y de ciudades cercanas, algunos que se repiten, como son los de las cadenas CBS, ABC, NBC y Fox, que hacen un total de 9 que transmiten en inglés, por los que me cobran en total 32 dólares y centavos mensuales.

Y mí televisor está apagado. ¿Lo puede creer?

cadillac
 1/6/15 16:25

sobre lo que ponen en tele rebelde, hay algo que quiero agregar,e s bienvenida la variedad de deportes, claro hay que tratar de complacer a todosa los gustos, pero hay deportes que noe s para, al menos en el gusto de los cubanos o todos los cubanos transmitir por horas como la citada equitacion. la vuelta ciclistica a buenos aires entre otros.. son deportes de RESUMENES... es decir resumir lo mejor de esa compatencia y listo, unr esumen narrado, de digamos 20 o 25 minutos cuando ams largo y listo !!!

un ejemplo el atracon que nos dieron de tenis de mesa este fin de semana 30 y 31 de mayo, fue obstinante y desapacible, esos juegos de tenis de mesa....

Joseantonio
 1/6/15 16:16

No voy a comentar sobre la calidad o sobre mis preferencias, solo un dato curioso: Según la cartelera de la programación de esta semana, sobre los 4 canales nacionales (Cubavisión, Tele Rebelde, Educativo y Educativo 2), aproximadamente trasmiten unas 510 horas semanales, de estas, el 25 % del espacio  (134 horas) son noticiarios (incluyo Telesur) y Mesa Redonda. Si tomamos una semana de festival de cine, teatro u otro evento, entonces sumenle el noticiero de cada uno de estos eventos. En cada provincia, sumen los noticieros de los telecentros y saquen sus cuentas.

No puedo decir que sea mala, pero si aburrida y reiterativa.

francy
 1/6/15 14:59

yo creo  que  deberían de  poner  más  programas  interesantes  en  nuestra  televisión  principalmente  para  los  adolescentes  y  jóbenes, es  decir  un  poco  más  de  divercidad  en  la  programación, así  como  por  ejemplo  más  programas  musicales  y  shows  de  realitis, como  por  ejemplo  el  de  la  voz  kid, master  chef, series interesantes, documentales  sobre  la  vida  y  la  cultura  de  latinoamerica, para  que  no  tengamos  que  depender  tanto  del  paquete  semanal. De  todas  formas la  mayoria  de  las  familias  cubanas  en  la  habana  ya  tienen  el  famoso  cable  clandestino instalado  a  sus  televisores, por  el  cual  pagan  10 cuc  mensual en  el  que  los  principales  canales  son: televisa, telemundo, tele azteca  y  tele  caracol. En  un  final  van  a  tener  que  crear  otras  alternativas  para  que  la  gente  vea  lo  que  le  guste. Las  solución  no  es  poner  más  canales  de  televisión  cubana con  las  mismas  programaciones  del  ICRT, DEBERÍAN  DE  PONER  UN  CANAL  CON  TELEVISIÓN  internacional, aunque  sea  latinoamericana , pero  que  sea  de  afuera, ya  estamos  aburridos  de  ver  nuestra  televisión  cubana  tan  rutinaria  y  poco  entretenida.

Marta
 1/6/15 11:58

Quizas no me comprendan muchas personas. Es cierto que la TV deja insatisfechas a muchas personas, cada persona tiene un gusto particular que muy dificilmente una programación pueda cubrir, incluso en los mejores programas y de mejores facturas encuentras personas que no les gusta o lo creen malo.

Realmente nuestra TV cuando mas se valora es cuando estás fuera del país. En un principio las personas se encandilan por las ofertas y las variantes que existen, pero cuando ese choque inicial pasa y si realmente te queda una rayita de cerebro para valorar y pensar, se puede valorar que nuestra TV no es tan mala, y que buscas la forma de ver sus programas. Ultimamente se han dado pasos especializando canales, y programas buenos los hay en todos los canales. Es cierto que no hay cabida para los programas vanales que por ahí se ven mucho y que aquí también tienen seguidores y por tanto insatisfechos.

De forma particular me gustaría recomendar programas musicales variados en vivo de buena factura. Así como evitar que todos los programas musicales que tenemos logren la diferencia, pues en la actualidad solo cambian las caras de los entrevistadores, se repite el mismo tipo de programa, inclusive a veces coincide que es el mismo artista en varios programas, preguntandole las mismas preguntas en programas de formato similar, hay que ser mas originales.

En los programas cinematográficos considero que estamos muy bien, hay desde peliculas de historia de la historia del cine, de peliculas basadas en obras literarias, peliculas de acción, para los niños, peliculas ligeras, en fin creo que aqui si se cumple la variedad, ademas de la inmediatez, al igual que en los seriales. Todo esto con la mejor de las opciones, ningun comercial te rompe el hilo de la pelicula, ni ninguna pelicula de hora y media dura 5 horas por culpa de comerciales que hacen que al final no te acuerdes ni de que trataba la pelicula que estabas viendo.

Creo tambien que quizas fuera innovador como que estan cambiando las condiciones y las forma economicas en el pais, se cree algun programa especificamente  para anuncios comerciales, pero que no me piquen ninguno de los que se estan presentando por favor

Jorge
 1/6/15 9:51

En lo personal son sólo excusas, la propuesta de la TV si es mala y aunque haya o no mejorado sigue sin atraer a todo el mundo, no creo que el Paquete haya sido causa directa de que la gente consuma menos TV nacional, meramente que ofrece una alternativa (que antes no existía) a la TV, en lo personal antes de la existencia del Paquete Semanal ya consumía mayormente de los llamados "bancos de películas" se acuerdan los que era con casettes y luegos CDs? 

Aunque es cierto existen muchos "circos" en el paqueute existe una variedad de contenidos que atrae a la mayoría, el Paquete tampoco es perfecto y entra muchísimo contenido repetido y no siempre en buena calidad, pero aún así logra atraer más que la TV.

Aníbal
 6/11/20 23:52

Por favor pongan los partidos de champion no hay necesidad de poner el juego de beisbol por el HD3 den los partidos de la Juventus por lo menos diferidos los de la liga creen que las personas no disfruten más Juventus Lazio que Celta de Vigo Huesca muy bien por poner los partidos de la Liga De naciones espero que lo sigan poniendo vienen muy buenos partidos como Portugal vs Francia espero que entienda las peticiones del pueblo 

19
carlosvaradero
 1/6/15 9:49

Muy buen tema, yo diria que imprescindible en nuestros dias.

Quisiera empezar diciendo que nos encantaria conocer los estudios que hace el CIS (centro de investigaciones sociales)..porque realmente nunca sabemos los resultados de las encuestas y los estudios que este centro realiza..es tan dificil dar a conocer estos resultados?

En cuanto a la programaciòn de la TV pues no es un secreto la insatisfacciòn de la mayor parte de los televidentes, sobre todo el fin de semana que realmente hay pocas opciones para disfrutar.

Quien le dijo a los programadores de la TV que los conciertos que nos dan los sabados y ahora tambien los domingos son del gusto de la mayoria????

Desde que desapareciò al famoso y recordado "Sabadazo"...el canal Cubavisiòn perdiò el rumbo...sencillamente porque no atinan con ningùn programa nuevo..y eso es preocupante!!

Por otro lado, desaparecieron los programas de participaciòn y concursos que tanto gusta al pueblo, y de las aventuras...ni hablar....!!

La producciòn de telenovelas cubanas es nula, practicamente se hace una novela al año y es insuficiente.

Si a todo eso se suma que nuestra televisora, por ser una televisora estatal que responde a los intereses del estado, que no siempre, son los intereses del televidente suceden cosas como que te "quitan" un programa que està en cartelera para poner otro en homenaje a. o en conmemoraciòn a....y el televidente se queda esperando el programa que tocaba y queria ver.....vaya!!!..como si pudieramos darnos ese lujo!!

Puede que nuestra TV no sea tan mala....pero tampoco es buena...y eso no es un secreto para nadie!

Deja tu comentario

Condición de protección de datos