domingo, 23 de junio de 2024

Despreocupación es sinónimo de riesgo (+Infografía)

Una explicación a por qué algunas personas se protegen del COVID-19 y otras no...

Tayatne Torres Rodríguez en Exclusivo 09/07/2020
0 comentarios
Percepción de riesgo-lavado de manos
Lavarse las manos, usar gel o desinfectantes antibacteriales, previene muchas infecciones, incluido el coronavirus.

La pared entre mi casa y la casa de los vecinos es muy fina, por lo que con frecuencia escucho —en contra de mi voluntad—  algunas de sus conversaciones. Ayer ocurrió algo que me llamó la atención. El padre entró a la casa y su hija insistió varias veces para que se lavara las manos, puesto que en la televisión explican muy bien cómo hacerlo y su importancia. Sin embargo, todas las veces él respondía con frases como: “Ay, ya, déjame tranquilo y vete a jugar”.

¿Acaso no sabe él que puede traer infecciones de la calle y contagiar a su familia? ¿No ha escuchado las noticias últimamente, en las que aparecen nuevos casos de coronavirus? ¿No le interesa la salud de su hija?

¿POR QUÉ LA DESPREOCUPACIÓN?

Probablemente la respuesta más acertada es que estamos en presencia de una persona con una baja percepción de riesgo, es decir, con escasa capacidad para detectar, identificar y reaccionar ante factores o situaciones que pueden ser dañinos para su salud. Una percepción de riesgo adecuada ayuda a prever lo que puede pasar y, por tanto, protegernos de ello.

Ahora que estamos regresando gradualmente a la normalidad, las personas pierden tensiones y se relajan —a veces demasiado—. Olvidan que sentirse más seguros no los hace estar a salvo.

¿QUÉ HACER CON LAS PERSONAS CON BAJA PERCEPCIÓN DE RIESGO?

Si tiene a alguien cercano en esta posición debe hablar con él o ella y hacerle saber que lo que está haciendo lo expone y, muy esencialmente, a las personas con las que convive.

Debe insistir en que se lave las manos, use gel o desinfectantes antibacteriales, nasobuco, etc. Ninguna medida higiénica es suficiente. Recuérdele que salir a la calle sin protegerse no es una opción, pues existe la posibilidad de que contraiga el coronavirus.

Tenga en cuenta que un momento de descuido puede ser suficiente para el contagio, y deben atenderse los síntomas por pequeños que parezcan lo más rápido posible. Recuerde que al protegerse está cuidando la salud de los que están a su alrededor. Y con los más pequeños es mejor predicar con el ejemplo.


Compartir

Tayatne Torres Rodríguez

Licenciada en Psicología


Deja tu comentario

Condición de protección de datos