martes, 6 de diciembre de 2022

¿Y quién le llamó?

A nombre de la OEA, Luís Almagro desbarra de Cuba...

Néstor Pedro Nuñez Dorta en Exclusivo 13/02/2018
5 comentarios
Almagro, nuevas declaraciones sobre Cuba
Ni la OEA, ni Almagro, ni cuantos le utilizan, pagan y ordenan, tienen autoridad ni autorización para opinar, proyectar, recomendar o hacer en Cuba.

Derroche de oportunismo e injerencismo la intervención del pasado sábado, en Miami, del Secretario General de la Organización de Estados Americanos, OEA, Luís Almagro, ante un “selecto” auditorio plagado de quienes insisten en que Cuba solo admite una vuelta a lo que dejó atrás hace casi seis décadas.

Demócratas y liberales se dicen, pero ciegos, iracundos e incapaces de entender que los cambios a lo interno de la Isla no requieren de sus consejos ni pataletas, y que le corresponden a los que realmente están interesados en que la Mayor de las Antillas mejore, avance y resulte cada vez más participativa sobre la base primera de su independencia y  autodeterminación.

Entonces, qué esperar del ex canciller uruguayo devenido jefe de la comparsa regional que Washington ha manejado a su antojo por años, precisamente para imponer y perpetuar en América Latina y el Caribe todo lo contrario a lo que defienden los patriotas de nuestro Archipiélago.

En consecuencia, y para complacer a sus oyentes, el amigo de los golpistas brasileños, de los políticos marañeros de Honduras, de los neoliberales y entreguistas del Hemisferio, y sobre todo, el neto vocero gratuito de la Casa Blanca, acaba de decirnos que no es “aceptable” un cambio de gobernantes en Cuba este año si “la sucesión no transcurre por métodos democráticos.”

Por demás, llamó a la exclusión de los pretendidos “dictadores” de nuestra región de una nueva edición de la Cumbre de las Américas, esta vez con sede en Lima, la capital peruana, en el cercano abril.

Y si vemos lo que hasta hoy ha defendido y condenado Almagro, no parece muy trabajoso darse cuenta de que marcha en la cuerda anticubana que se siente exaltada bajo la administración de Donald Trump, y que su compostura se mueve en la espiral de la ácida confrontación con La Habana que vuelve a cobrar espacio a cuenta de determinados círculos gringos de poder.

Lo cierto es que, hablando en puridad, los patriotas de la Isla estamos llamados a insistir en un cambio. En esa transformación que implica la búsqueda de escalones superiores, y de enmendar lo que se ha trocado en decisiones burocráticas, inmovilismo, capricho y formalismo.

Cambiar, en fin, todo lo que deba ser cambiado, incluido aquello que dentro del propio aparato electoral hoy vigente pueda accionar como freno, limitante o elemento diluyente en el ejercicio de una verdadera democracia participativa.

 Y hacerlo con responsabilidad, sin sectarismos, sin cegueras transitorias o endémicas, con la mente puesta en el mejoramiento de la nación y en la defensa más completa y sistemática del derecho de todos a aportar con honestidad  a la causa común.

Y  para eso, realmente los gritos y demandas de Luís Almagro no nos hacen falta.

No queremos que aquello a lo que aspiramos se pierda por incapacidad o estrechez de miras internas, pero tampoco porque seamos tan ingenuos como para hacerle caso  a los que, en sus círculos envenenados, trabajan sin el menor rubor por el hundimiento de los sueños históricos del país y del resto del Hemisferio.

Ni la OEA, ni Almagro, ni cuantos le utilizan, pagan y ordenan, tienen autoridad ni autorización para opinar, proyectar, recomendar o hacer en Cuba.

En esta casa, los problemas son y se deben resolver entre los que realmente sentimos por ella, la respetamos, defendemos su integridad y bregamos por hacerla mejor.


Néstor Pedro Nuñez Dorta

Periodista

Se han publicado 5 comentarios


hidalgo
 19/2/18 12:22

Jejejejejeeje siempre en los mismo dando recomendaciones, imponiendo en fin.... su p.... m... señor almagro arreglese usted primero y la OEA y despues los cubanos veremos que hacemos....

 

manolo
 15/2/18 12:15

Y .... esta vieja lameculos del humanoide de la peluca zanahoria viene a dar consejos o a meternos es pie, que zopenco y berraco, como si el pudiera, hanpasado 11 presidente y 12 con el humanoide y a todos nos lo hemos pasado por los cojo----

Como el programa de TV: " A OTRO CON ESE CUENTO"

cayo
 13/2/18 14:15

Ya nadie recuerda los nombres de aquellos otros Secretarios de la OEA que pidieron la invasion y el bloqueo de Cuba. Este no es una excepcion porque cada cual educa su mascota para que le satisfaga en su vida diaria y Trump tiene a Almagro haciendo ruidos en Miami. A lo mejor asusta a los gatos.

manuel
 13/2/18 10:04

y para que perder  el tiempo con este personajillo de segunda categoría,  si Cuba no pertenece al ministerio de colonias,fuimos expulsados de la OEA hace unas cuántas décadas. Lo que diga o haga no tiene valor ninguno.

guadarramas
 13/2/18 9:36

Almugre, bien lo dijo Mujica, siempre lo vio como algo cambiante, pero que siga rebuznando y haciendole la coorte a la gusanera de Miami, que se va a quedar con las ganas, porque como dijo el pueblo cubano, con OEA o sin OEA siempre les hemos ganado la pelea, que vaya al lugar que le corresponde, el estiercolero de la historia. Aqui mandamos nosotros y nadie puede desde fuera venir a darnos lecciones,

Deja tu comentario

Condición de protección de datos