miércoles, 24 de abril de 2024

Usted, yo, todos…contra las indisciplinas sociales, las ilegalidades y el delito

La labor de enfrentamiento no solo le corresponde a entidades y organismos en el país, cada uno de nosotros puede actuar y evitar ser parte de lo que empañaría el proyecto social revolucionario..

Ana María Domínguez Cruz en Exclusivo 04/07/2014
0 comentarios

Las actividades delictivas y su complejidad se incrementaron en la década de los 90 en el país, y sabemos que la aguda crisis económica de esos años fue el detonante para que se sucedieran robos en las viviendas, daños a la economía, hurto y sacrificio de ganado mayor, entre otros delitos, que hasta la actualidad se mantienen en nuestra sociedad, y ante los cuales la Policía Nacional Revolucionaria y otros órganos no cesa su labor de enfrentamiento.

El impacto de la crisis económica mundial y el bloqueo de Estados Unidos a nuestra tierra, el insuficiente control y protección de los bienes estatales y las debilidades en los mecanismos de prevención, entre otros factores, inciden en las aún existentes modalidades delictivas en el país, a las que se le suman —y no de manera despreciable— ilegalidades e indisciplinas sociales.

Desde que el 7 de julio de 2013, en la Primera Sesión Ordinaria de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Raúl Castro, enfatizara en la necesidad de combatir estas acciones que empañan nuestra sociedad, las entidades responsables unieron sus esfuerzos para analizar la situación nacional y desplegar estrategias para su enfrentamiento. El recién concluido estudio de violencia criminal, realizado el año pasado, arroja resultados que disparan la alerta.

Al respecto, el general de brigada Jesús Becerra Morciego, jefe de la Dirección Nacional de la Policía, expuso ante los diputados de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos del Parlamento que las discusiones fuertes, las riñas y lesiones provocadas, en muchos casos, por actuar bajo los efectos de la ingestión de bebidas alcohólicas son, por lo general, la manera de resolver conflictos interpersonales y otros asociados al ánimo de lucro.

Los delitos contra el patrimonio individual, es decir, el robo en las viviendas; el hurto de objetos a extranjeros, el uso de armas blancas y los delitos contra el ganado mayor son los actos más frecuentes que se recogen en el registro delictivo del país, el cual mantiene tendencias a la disminución, con respecto a otros años, como resultado de la labor de enfrentamiento ejecutada.

“Se ha incrementado la influencia de delitos vinculados con el exterior, el uso de las nuevas tecnologías con fines ilícitos y los fraudes en la extracción de efectivos con tarjetas de crédito clonadas en otros países, y ante estas modalidades nuestras fuerzas deben estar cada vez más preparadas”, apuntó Becerra Morciego.

“Las estadísticas relacionadas con el enfrentamiento al tráfico de drogas, el tráfico ilegal de divisas y metales preciosos, la extracción ilegal de bienes del Patrimonio Cultural y el contrabando, entre otros, son muy alentadoras, porque el trabajo en conjunto con la Aduana General de la República es una prioridad, y en frontera no hay escape para estas acciones”, precisó.

Agregó que la comercialización ilícita de artículos y las ilegalidades en el cumplimiento de las regulaciones del trabajo por cuenta propia, como lo concerniente a los tributos y a la adquisición de las materias primas, son figuras recurrentes que persisten en nuestra cotidianidad, pues no cabe dudas de que el ambiente de tolerancia social y la equivocada noción de normalidad le dan amparo.

“Escuchar la música a un volumen elevado, los actos de vandalismo contra la telefonía y el transporte público, orinar en la calle, alterar el orden público, fomentar riñas, etc. —indisciplinas que podemos encontrar a diario—; son de las conductas que debemos evitar y enfrentar, como ciudadanos que todos somos de un país que no puede inundarse de ellas”, añadió.

Los CDR realizan acciones en todo el territorio nacional, sobre todo vinculados a los jóvenes. Así lo ratificaron representantes de la organización, quienes manifestaron que el consumo de bebidas alcohólicas es una de las conductas más frecuentes entre adolescentes y jóvenes, propiciadora de eventos que no tienen siempre un final feliz.

“La batalla contra las ilegalidades, las indisciplinas y el delito en general, no depende solamente de la voluntad política y el accionar de las entidades y organismos responsables de la labor de enfrentamiento. Empieza por cada uno de nosotros, por nuestra casa y en la comunidad, desde no quedarnos callado ante lo mal hecho hasta no formar parte de una cadena de ilicitudes que, a la postre, nublan los verdaderos objetivos de nuestro proyecto social”, subrayó Becerra Morciego.

Jesús Becerra, Jefe de la Dirección General de la Policía Nacional Revolucionaria. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Comisión Asuntos Constitucionales y Jurídicos. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Comisión Asuntos Constitucionales y Jurídicos. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.


Compartir

Ana María Domínguez Cruz

"Una periodista cubana en mi tercera década de vida, dispuesta a deslizar mis dedos por el teclado".


Deja tu comentario

Condición de protección de datos