miércoles, 24 de abril de 2024

Ébola: Un problema de todos (+Infografía) (+Linea de tiempo)

La Habana es sede de la Cumbre Extraordinaria del ALBA-TCP para enfrentar la pandemia del ébola...

Clara Lídice Valenzuela García en Exclusivo 19/10/2014
0 comentarios
Cumbre del ALBA en La Habana
Coordinar los esfuerzos para prevenir y enfrentar el virus del ébola, objetivo fundamental de la Cumbre.

Jefes de Estado y/o Gobierno, Ministros de Salud Pública, y directores de importantes organizaciones sanitarias internacionales participan en La Habana de una Cumbre Extraordinaria de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) para analizar próximas acciones que eviten la entrada del virus del ébola en América Latina y El Caribe y su eventual enfrentamiento, si fuera preciso.

La cita, que se celebra a puertas cerradas en el  Salón de Protocolo de Cubanacán, en El Laguito, en el oeste de la capital cubana, recibió a los Jefes de Estado y Gobierno que asisten  a la Cumbre Extraordinaria de la ALBA-TCP.

Se estima que al final del encuentro se brindará una conferencia de prensa y se conocerá una Declaración sobre los acuerdos adoptados.

Una amplia sala de reuniones acoge a los altos representantes de la Alianza y de agencias de la ONU que concertarán su contribución ante este desafío sanitario, en el interés de evitar la entrada de la enfermedad en América Latina y el Caribe, indicó la Agencia de Información cubana (AIN).

Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS)  fue la primera personalidad invitada en arribar este domingo a suelo cubano, a la que siguieron otros actores internacionales vinculados a la sanidad colectiva.

Venezuela convocó también a los ministros de Salud de los países miembros de la ALBA-TCP a esta reunión, en la que según el vicepresidente para el Área Social y la Revolución de las Misiones (programas) en ese país, Héctor Rodriguez, “se compartirán capacidades, conocimientos y experiencias”.

Pertenecen a esta agrupación de alto contenido socio-económico fundada en el 2004 por los presidentes de Cuba, Fidel Castro, y Venezuela, Hugo Chávez-, Bolivia, Nicaragua, Dominica, Antigua y Barbuda, Ecuador, San Vicente y Las Granadinas y Santa Lucía. Están también presentes Haití, en calidad de invitado, y San Cristóbal y Nieves y Granada como observadores.

Apenas a dos meses de cumplir una década de creada, en la cual la salud pública de las poblaciones constituye una prioridad, entre ellas la mundialmente reconocida Operación Milagro, el ALBA-TCP responde al reclamo de Naciones Unidas de unirse en la batalla contra el ébola, con incidencia en Liberia, Sierra Leona y Conakry, pero con al menos tres casos ya conocidos en Estados Unidos, y otros en Europa.

Esta Cumbre Extraordinaria de un día permitirá aunar criterios sobre la prevención y el enfrentamiento a la epidemia, tomando en cuenta, de manera especial, la experiencia de Cuba ante situaciones de este carácter fuera de sus fronteras, y las medidas ya tomadas ante la posibilidad de entrada al país del ébola, que ya cobró más de cuatro mil vidas en África.

Antes de abandonar el aeropuerto internacional José Martí, donde fue recibida por el vicecanciller Abelardo Moreno, la jefa de la OPS , Carissa Etienne, declaró que viajó a Cuba “ para compartir con los presidentes y gobiernos del ALBA la cooperación técnica de la OPS y asegurar que los países estén preparados ante algún caso de ébola”.

Etienne precisó que “las probabilidades de que haya un caso en nuestros países son bajas, pero no puede desecharse tal posibilidad. Nuestro objetivo en el área es asegurarnos de que detectemos el primero lo más pronto posible. Y necesitamos conocer las medidas para prevenir la trasmisión de la enfermedad”.

Respecto a la Cumbre Extraordinaria del ALBA-TCP, refirió que “espero que se acuerde lo que pueden hacer sus integrantes para prepararse ante la eventualidad de que se presente un caso de ébola. Espero tener la oportunidad de conversar con los mandatarios para ver qué podrían hacer en adición a lo que ya está haciendo Cuba, lo cual calificó de “un ejemplo de lo que puede hacer un pequeño país para ayudar a otros pueblos”.

“La contribución de Cuba es muy importante y significativa”, aseguró Etienne.

En estos momentos 165 médicos y enfermeros intensivistas cubanos trabajan en Sierra Leona, de manera voluntaria, luego de que el gobierno de Cuba respondiera al llamado de cooperación internacional de la ONU ante la emergencia sanitaria.

También se encuentra en Liberia una brigada de 50 facultativos de la Isla, de apenas 11 millones de habitantes, para analizar en el terreno las condiciones para el próximo arribo de otras decenas de facultativos.

Los galenos y enfermeros residentes en distintas provincias cubanas recibieron antes de viajar una adecuada preparación personal y científica para atender a los pacientes de esta dolencia que aún carece de cura.

Lo importante en la actualidad –según la ONU- es impedir la propagación del virus no solo donde ya apareció, sino su transmisión a naciones vecinas o a otros continentes, exportada por viajeros.

Compartimos con ustedes una Linea de tiempo que resume hitos de la colaboración médica cubana.


Compartir

Clara Lídice Valenzuela García

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos