viernes, 31 de marzo de 2023

Un país organizado, unido y solidario enfrenta tamaña agresión (+Video)

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba Bruno Rodríguez Parrilla presentó en La Habana el Informe sobre el impacto ocasionado por la política de bloqueo de Estados Unidos a Cuba en el último año...

Claudia Yilén Paz en Exclusivo 20/09/2019
1 comentarios
Bruno Rodriguez informe Bloqueo 2019
Durante su intervención, el canciller cubano hizo referencia a las medidas no convencionales que el gobierno de Estados Unidos ha estado aplicando a Cuba

En la mañana de este viernes, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba Bruno Rodríguez Parrilla compareció en conferencia de prensa para presentar el informe “Necesidad de poner fin al Bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”. 

Al iniciar su intervención, el titular reiteró su rechazo ante la expulsión de dos diplomáticos de la misión permanente de Cuba ante las Naciones Unidas y la restricción adicional de movimiento que se aplica a los diplomáticos cubanos y sus familiares en Nueva York. Estas medidas, comentó, fueron anunciadas públicamente ayer jueves por el Departamento de Estado a través de un mensaje en su cuenta de Twitter, antes de informarlas oficialmente a la misión cubana en ese país.

Hizo un llamado internacional, en particular a la Comunidad Diplomática radicada en Nueva York y acreditada ante las Naciones Unidas, y al propio pueblo de los Estados Unidos a repudiar estas acciones que constituyen gruesas violaciones de la Convención de Relaciones Diplomáticas y acciones agresivas políticamente motivadas y destinadas a dañar la relación con Cuba. Esta conducta, agregó, establece un precedente peligroso para el Derecho Internacional y para las relaciones diplomáticas de escala internacional.

Durante su intervención, el canciller cubano hizo referencia a las medidas no convencionales que el gobierno de Estados Unidos ha estado aplicando a Cuba. Estas implican un cambio cualitativo, que evidencian una mayor agresividad y extraterritorialidad, para impedir el abastecimiento de combustible al país desde diversos mercados situados en Sudamérica, Europa y en África Norte.

Las acciones incluyen la amenaza directa, la persecución a compañías de transporte de combustible, presiones contra gobiernos de registros y banderas de esos buques, acciones contra navieras y empresas de seguros y constituyen una escalada que persigue efectos disuasivos intimidatorios, destinados a crear dificultades adicionales a la población cubana.

Además, apuntó, son acciones que se unen a las medidas que obstaculizan el comercio exterior y al incremento en la persecución de nuestras relaciones bancarias y financieras con otros países. Asimismo, coinciden con la activación de la autorización para presentar demandas ante cortes norteamericanas sin jurisdicción alguna por relación a actividades económicas relacionadas con Cuba bajo la Ley Helms Burton.

Entre las últimas medidas, sobresalen las restricciones adicionales extremas contra los viajes a Cuba, en particular contra los de los ciudadanos estadounidenses, así como la prohibición brutal y repentina del arribo de cruceros al país. Antes, se había producido la suspensión de las licencias generales para intercambios educacionales llamadas Pueblo a Pueblo, un acto discriminatorio que cercena la libertad de los ciudadanos estadounidenses de viajar.

Lea también: Las prohibiciones se expanden: ¿solo sobre Cuba?

Se aplicó también un límite arbitrario al envío de remesas por parte de cubanos y norteamericanos a nuestro país, lo cual está dirigido a dañar a las familias cubanas y los vínculos naturales entre los cubanos que residen en los Estados Unidos y su Patria.

Se han hecho evidente, además, las campañas políticas realizadas contra los programas de cooperación médica que Cuba sostiene aproximadamente en 70 países son decenas de miles de profesionales, fundamentalmente de la salud.

BLOQUEO A CUBA: DAÑOS ACUMULADOS

  • La compañía Medicuba SA realizó solicitudes a más de 50 compañías estadounidenses para comprar insumos para el sistema de salud cubano. No recibió respuestas de la mayor parte de estas y otras rehusaron bajo el concepto de que el bloqueo lo prohíbe.
  • A la compañía Boston Scientific se le solicitó importar prótesis valvulares aórticas, que se utilizan mediante un método de implante menos invasivo que en otros tradicionales. Su uso contribuiría sin dudas a disminuir el número de fallecidos en Cuba. Hasta el momento esta compañía no ha respondido.
  • Promega Corporation, a la cual se solicitó la compra de reactivos e insumos que se utilizan en el diagnóstico de enfermedades genéticas comunicó que “el Departamento del Tesoro aplica sanciones comerciales que prohíben que las industrias con sede en ese país vendan productos y proporcionen tecnología y/o servicios a Cuba”.
  • Decenas de bancos extranjeros han limitado o interrumpido sus vínculos financieros con Cuba. En días recientes consulados y embajadas de Cuba en varios países, incluso europeos, han recibido comunicaciones de sus bancos respectivos informando el cese de los servicios de cobro por tarjetas y la prohibición del uso de las tarjetas Visa y MasterCard.

Son crecientes las dificultades de la Mayor de las Antillas para obtener materias primas para la elaboración de medicamentos. La imposibilidad de adquirirlos con periodicidad y certeza requerida produjo interrupciones en el proceso productivo que atrasaron el suministro de algunos medicamentos a la población.  

Lea también: Leyes contra un pueblo que no han podido rendir

Si se toman en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional, los daños acumulados por la aplicación del bloqueo a Cuba durante seis décadas abarcan de 922 mil 630 millones de dólares, que a precios corrientes totalizan 138 mil 843 millones de dólares.

Estas cifras, apuntó Rodríguez, no abarcan el impacto de las medidas anunciadas en los últimos meses por razones metodológicas y de rigor en el registro de estos daños.

El bloqueo constituye una violación grosera de las libertades de comercio y navegación. Con los ingresos dejados de percibir por bienes y servicios y los costos asociados a la reubicación geográfica del comercio que impone a Cuba disponer de altos inventarios, en el último decenio el PIB del país habría crecido a precios corrientes alrededor del 10% como tasa promedio anual, refirió el mandatario.

Solo un país organizado, con una población unida y solidaria puede enfrentar sin mayores daños tamaña agresión. Cuba cuenta con el respaldo abrumador de la Comunidad Internacional, que ya el año pasado votó unánimemente contra la aplicación del bloqueo.

Lea también: CubavsBloqueo: la respuesta al reclamo internacional no puede esperar más

Anunció además que los próximos días 6 y 7 de noviembre, la Asamblea General de Naciones Unidas considerará nuevamente el proyecto de resolución titulado “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

Descargue aquí el informe completo


Compartir

Claudia Yilén Paz

Periodista. Santiaguera de nacimiento e hija adoptiva de Matanzas, siempre cubana. Fan del chocolate y las golosinas. Recolectora de libros y canciones de Buena Fe.

Se han publicado 1 comentarios


Anelys
 24/9/19 18:56

Nos quieren ahogar, ha sido un proposito del gobierno de Estados Unidos, que no han podido lograr en mas de 60 años, seguiremos resistiendo unidos, independientes para mantener la continuidad, pensando como país.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos