martes, 16 de abril de 2024

Trabajar con rigor sin perder la sensibilidad

El Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, encabezó una visita de trabajo a Pinar del Río y Artemisa, como parte del ciclo de reuniones que realiza el Gobierno para analizar asuntos medulares de la vida del país...

Dorelys Canivell Canal , Saylis Uria López en Centro de Información para la Prensa 22/01/2021
0 comentarios
Pinar del Río COVID-19
Pinar del Río y Artemisa mantienen una situación compleja con la COVID-19

El Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, encabezó una visita de trabajo a Pinar del Río y Artemisa, como parte del ciclo de reuniones que realiza el Gobierno para analizar asuntos medulares de la vida del país.

A trabajar con rigor, exigencia, disciplina y sensibilidad ante los problemas de la gente, llamó el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, durante las conclusiones de una visita de trabajo a esta provincia, como parte de un ciclo de reuniones para analizar temas medulares del país.

Entre los asuntos analizados en Vueltabajo estuvieron el desarrollo de la implementación de la Tarea Ordenamiento, la estrategia contra la COVID-19, la producción de alimentos, y el enfrentamiento a indisciplinas, a pocos días de haber iniciado el 2021.

Acompañaron al Presidente, José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista; Manuel Marrero Cruz, Primer Ministro; los viceprimeros ministros Roberto Morales Ojeda, Jorge Luis Tapia Fonseca, y Alejandro Gil Fernández, también titular de Economía y Planificación; y Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, junto a otros integrantes del Consejo de Ministros.

NUEVOS CÓDIGOS Y ESTILOS DE VIDA

Rubén Ramos Moreno, gobernador de Pinar del Río, reconoció que en la provincia el escenario más complejo está en el municipio cabecera. Vueltabajo acumula más de 90 casos confirmados en los últimos 15 días. Esta situación se debe, en parte, a la disminución de la percepción del riesgo entre la población, violaciones de las normas higiénicas en los centros de trabajo e incumplimientos en la pesquisa.

Precisó que se mantienen medidas estrictas en los puntos de control, se limita la movilidad en el horario nocturno, se elabora en restaurantes y paladares comida para llevar, se restableció el servicio de mensajería para proteger a los casos vulnerables, y se suspendieron las clases presenciales en Pinar del Río, municipio hoy en la fase de transmisión autóctona limitada.

El doctor Ariel Godoy del Llano, director provincial de Salud, puntualizó que ha habido demora en los resultados de los PCR, así como insuficientes tomas de la muestra, condicionados por las capacidades de los laboratorios.

Frente a esta situación, el viceprimer ministro, Roberto Morales Ojeda, insistió en elevar la percepción del riesgo y adoptar nuevos códigos y estilos de vida, aumentar la calidad de la pesquisa, lograr el aislamiento domiciliario de viajeros y sus contactos, de manera que este constituya un ingreso en el hogar e identificar a quienes no tienen condiciones para ello.

Indicó establecer capacidades de ingreso pensando siempre en el peor escenario de la pandemia, hacer análisis pormenorizados de los casos activos, trasladar los pacientes a tiempo, reforzar el papel de la inspección sanitaria estatal y establecer un mayor rigor en los equipos de control y certificación de focos y eventos.

Díaz-Canel señaló que en la provincia debe aumentar la realización de PCR con la apertura del laboratorio en el hospital Abel Santamaría, cuya construcción, dijo, ha demorado.

La batalla contra la COVID-19 se gana, sentenció, ingresando a tiempo a los enfermos, identificando y aislando con agilidad a los contactos, haciendo un trabajo efectivo con los viajeros y sus familias, las cuales deben ser preparadas con anterioridad, y elevando el trabajo de control en los centros laborales.

ORDENAMIENTO CON TRABAJO DIFERENCIADO

Sobre la Tarea Ordenamiento, durante el encuentro se hizo énfasis en la atención a los núcleos vulnerables, la aparición de precios abusivos y especulativos, los precios de la Industria Alimentaria, que tienen un efecto directo en la población, en algunas insatisfacciones relacionadas con el salario en varios sectores, la reincorporación al trabajo y en el Sistema de Atención a la Familia (SAF).

El Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, puntualizó que aproximadamente el 40 por ciento de los censados no está asistiendo al SAF y que de las personas que han solicitado empleo, el 53 por ciento ha aceptado, pero no se cubre la demanda.

Por su parte, Jorge Luis Salas Rosette, coordinador de programas del Gobierno, dijo que se ha ido bajando el precio en el SAF y se visitan a las personas que han abandonado el servicio, muchas de las cuales están garantizando su alimentación desde el hogar.

Ante el número de casos que ha dejado de consumir en el SAF a partir de los nuevos precios, Díaz-Canel insistió en la necesidad de trabajar viendo las particularidades, de manera diferenciada. «Esta es una tarea para el detalle. Para cada caso hay que encontrar la solución», afirmó.

Marrero aclaró, en este sentido, que la justicia social debe ser concebida sin igualitarismos. La justicia radica en ayudar al que no le alcanza y para ello la economía debe producir bienes y servicios.

El Gobernador del territorio especificó que en la provincia se han corregido precios hasta tres veces, en tanto Díaz-Canel indicó que esta problemática debe ser resuelta con inmediatez, marcada por la transparencia y con el apoyo del pueblo.

Al referirse a los objetivos del ordenamiento, Díaz-Canel reconoció que estimula la productividad, el rendimiento, la eficiencia, diferencia al que más produzca y aporte desde el punto de vista salarial, el trabajo se convierte en una necesidad y en un estímulo.

Agregó que también transparenta toda la contabilidad, permite referenciar a los que son exportadores con los precios en el mercado internacional, estimula la exportación, las soluciones y la industria nacional.

El Jefe de Estado apuntó que el ordenamiento plantea mantener las conquistas de la Revolución y seguir defendiéndolas, alcanzar más justicia social, incluso, que la que ha dado la Revolución hasta este momento, pero para eso hay que sostenerla económicamente, hay que defender la justicia social con otros mecanismos.

«Lo principal que hay que resaltar es que cada persona en capacidad de trabajar tenga un trabajo digno, para lograr interrelacionar su proyecto de vida con el del país», expresó.

PARA GANAR SIEMPRE

La producción de alimentos también centró una buena parte de los análisis. Pinar del Río, pionera en el desarrollo local en Cuba, deberá priorizar los proyectos que estén encaminados a solucionar esta problemática.

Víctor Fidel Hernández Pérez, delegado de la Agricultura en Vueltabajo, sintetizó varias aristas que inciden en este asunto. Entre ellas, el precio de la electricidad para los productores agropecuarios, tema que debe ser explicado al detalle con cada campesino; los precios de determinados productos y de las semillas; y las contrataciones.

Jorge Luis Tapia Fonseca, viceprimer ministro, hizo énfasis en que la campaña de tabaco debe cerrar el 10 de febrero. Añadió que la existencia de cultivos en la provincia es baja a pesar del esfuerzo que se ha hecho por recuperar la agricultura después de los eventos hidrometeorológicos. No se completan las libras per cápita y más de 166 comunidades no reportan ventas.

El camino está en la incorporación de nuevas áreas para cultivos varios, el fortalecimiento de los módulos pecuarios y la concreción del programa inversionista, detalló.

Díaz-Canel argumentó que debe lograrse que el ordenamiento estimule la producción de alimentos y que los asuntos de incertidumbres, de contradicciones e incomprensiones con relación a los precios de los insumos y de los productos, hay que salvarlos de manera inmediata.  

«Hay que ser capaces de producir, quizá no con los rendimientos anteriores, pero hay que sembrar más y con mayor calidad. Hay que aplicar bioproductos y biofertilizantes; proyectarse a la producción de piensos con materias primas nacionales, sembrar maíz, soya; incorporar todos los estudios de plantas proteicas para la alimentación animal que desarrolló el Comandante en Jefe en sus últimos años de vida. Aplicar la ciencia y la innovación», recalcó.

De vital importancia resulta en este escenario que atraviesa el país, la autonomía municipal. Al respecto, señaló el Presidente el valor que tiene potenciar sistemas productivos a nivel de municipio y hacer un redimensionamiento de este: ¿Qué necesita el municipio para producir? ¿Cuáles son las formas productivas que requiere? ¿Cuáles van a ser sus relaciones, sus cadenas productivas y logísticas?

Díaz-Canel recalcó la prioridad que debe dársele a la producción de alimentos a nivel local y comentó las ventajas que se obtienen con ello. «Así satisfacemos necesidades de la población, crece la economía, tenemos más ofertas, bajan los precios y disminuimos la inflación. Se generan más ingresos para los productores; si producimos más en estas condiciones tendremos soberanía alimentaria; dependeremos menos del exterior.

«Nos despojaremos de esa mentalidad importadora que nos ha negado un poco la capacidad de pensamiento con racionalidad, con objetividad, con eficiencia, estaremos más seguros de nosotros mismos por lo que somos capaces de hacer, y le estaremos dando un golpe al bloqueo y a la política de ensañamiento que mantienen contra el país. Estaremos ganando siempre», concluyó.

Hacer sostenible el camino de la Revolución

Trabajar con eficiencia y controlar con rigor la alta afluencia de viajeros que tiene la provincia constituye la única manera de mejorar la situación epidemiológica de Artemisa, aseveró Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de la República de Cuba, en una reunión de trabajo sostenida en la tarde de este jueves con las máximas autoridades del Partido y el Gobierno de la provincia.

El encuentro —en el cual el Jefe de Estado estuvo acompañado también por José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido; Manuel Marrero Cruz, Primer Ministro, así como varios viceprimeros ministros y titulares de varios ministerios—, tuvo como objetivo conocer sobre las medidas adoptadas para enfrentar la COVID-19.

También en la agenda estuvo la situación que aquí se manifiesta en lo referido a la implementación de la Tarea Ordenamiento, y evaluar las acciones que se desarrollan para garantizar la demanda de alimentos de la población, así como el funcionamiento de la lucha contra coleros y las medidas necesarias para su sostenibilidad.

En tal sentido, el viceprimer ministro, Roberto Morales Ojeda, al presentar el informe de dos comisiones de trabajo que sesionaron en la mañana en Guanajay y Alquízar —dos de los cuatro municipios en fase de transmisión autóctona limitada— señaló múltiples insuficiencias en la atención a los casos confirmados del nuevo coronavirus.

Demoras excesivas —hasta de 24 horas para trasladar a los enfermos—, la no conclusión de las encuestas epidemiológicas, los deficientes expedientes de control de foco y el escaso uso del hipoclorito, incluso vencido en algunos lugares, fueron problemas recurrentes en estos municipios.

«Frenar la transmisión enfrentada por la provincia, con indicadores por 13 días consecutivos de transmisión autóctona limitada, solo es posible con control continuo y constante. Resolver los problemas lo más pronto posible resulta el modo más eficiente de disminuir la tasa de incidencia», significó Morales Ojeda.

En este sentido, Yanelis Amador Borrego, directora provincial de Salud Pública, comentó que existen siete áreas en cuarentena y el evento de transmisión abierto el martes en Caimito suma más de 30 positivos.  «Artemisa acumula 1 011 contagiados de COVID-19, 219 en los últimos 15 días. Entre los casos importados, el 70 por ciento proveniente de Estados Unidos, y la mayoría diagnosticados en la prueba de PCR del quinto día», dijo.

La doctora explicó, además, los nuevos retos con la hospitalización de los pacientes confirmados en el territorio (anteriormente enviados a centros sanitarios de La Habana), con la apertura de dos zonas rojas: la Universidad de Artemisa, para casos asintomáticos, y el policlínico Orlando Santana, para confirmados de bajo riesgo.

ORDENAR, PERO CON RIGOR

Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, comentó las principales deficiencias encontradas en Artemisa y se preocupó por los asistenciados adscritos al Servicio de Atención a la Familia (SAF). Este último tema, la provincia lo ha evaluado con mayor profundidad en busca de investigar quiénes dejaron de asistir al inicio de enero.

Al respecto, Gladys Martínez Verdecia, presidenta del Consejo de Defensa Provincial, afirmó que «en Artemisa ningún anciano dejará de comer, porque la Revolución ha creado los mecanismos para ayudar a quien lo necesite; pero debemos ir persona a persona para evaluar los problemas de manera individual y con la máxima de no dejar a nadie desamparado».

De igual manera, Díaz-Canel precisó que «la atención a los vulnerables constituye una tarea primordial para Cuba y el ordenamiento busca más justicia social en la Revolución».

En el encuentro, Meisi Bolaños Weiss, ministra de Finanzas y Precios, advirtió sobre la relación de precios y significó que el 88 por ciento de las problemáticas de la provincia se centran en violaciones de estos y retención de mercancías. «Ese precio adulterado es de lo que se queja el cliente, pues algunos no exhiben la pizarra de ofertas y otros los violan a su favor, y eso no lo podemos permitir».

ENCADENAMIENTOS LOGÍSTICOS EFICIENTES

El viceprimer ministro, Jorge Luis Tapia Fonseca, dirigió su intervención a las prioridades que debe dar el territorio a la siembra de alimentos y la producción de cárnicos. «Aún hay mucho suelo disponible para tener suficientes suministros. Si bien es cierto que los eventos climatológicos han afectado parte de las plantaciones, aún faltan por sembrar 5 000 hectáreas de plátano, 11 000 de yuca, y más de mil de malanga y boniato», esclareció.

Luis Alberto Hernández Blanco, director de la Empresa Avícola de Artemisa, subrayó las relaciones de trabajo establecidas con 43 productores; los contratos realizados con cinco que ya producen en sus patios; el encadenamiento productivo logrado con la Zona Especial de Desarrollo Mariel en busca de liquidez en moneda dura; y el plan de criar, este año, 421 mil aves para la reproducción.

Otro de los principales análisis fue la cadena de impagos sostenida por el Mercado Habana con la empresa agropecuaria del territorio.

«En ningún lugar del mundo se puede obligar al productor a venderle a quien no le paga. En cambio, podemos gestionar la posibilidad de quitar el intermediario, que además encarece el producto, y que sea el propio productor quien lo venda en un mercado de la capital», reflexionó el Presidente cubano, al debatir la responsabilidad de Artemisa con La Habana para suministrar 12 de las 30 libras per cápita por habitante.

Asimismo, indicó a las autoridades territoriales revisar el abastecimiento y comercialización en 114 comunidades que reportan escasa o nula venta de alimentos a la población, provocando desplazamientos innecesarios en una provincia eminentemente agrícola.

Alejandro Gil Fernández, viceprimer ministro y ministro de Economía y Planificación, insistió en ser fieles a los procedimientos descritos y no trasladar los altos niveles de ineficiencia a los precios. «Debemos trabajar de manera eficiente, revisar los gastos indirectos, la capacidad productiva y los resultados económicos como principio para la rentabilidad de las empresas.  

«La productividad del trabajo es referente en los costos finales de la producción, de ahí el aprovechamiento de la jornada laboral y el control de la eficiencia como constantes para evaluar a las empresas», dijo.

TRABAJAR MÁS, PARA EL PUEBLO

Por su parte, Manuel Marrero Cruz, Primer Ministro, llamó a evaluar la balanza entre costos y precios, a aprovechar la autonomía que ahora tienen las municipalidades, fortalecer el trabajo de los delegados con el pueblo para conocer las opiniones y fallas de la Tarea Ordenamiento.

Además, destacó los resultados positivos de la provincia en la lucha contra los coleros y recalcó la necesidad de que la operación sea mucho más que estadísticas.

Finalmente, Díaz-Canel valoró los empeños de Artemisa por crecer y desplegar sus infraestructuras y llamó a las autoridades a desencadenar un plan de desarrollo capaz de mostrar el avance hacia el autoabastecimiento y la exportación, así como la diversificación de las producciones en unidades que lo permitan.

«Artemisa puede dar mucho más a su gente y al país para hacer sostenible el camino de la Revolución», aseguró.


Compartir

Dorelys Canivell Canal

Saylis Uria López

Presidencia de Cuba


Deja tu comentario

Condición de protección de datos