viernes, 23 de febrero de 2024

Solo se puede estar a favor de la paz o en contra de la guerra

El Gobierno de la república de Cuba reitera la firme e invariable solidaridad con el Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros y con la Revolución Bolivariana y Chavista, por la unión cívico militar de su pueblo...

Redacción Cubahora en Exclusivo 19/02/2019
0 comentarios
Bruno Minrex Venezuela
Bruno Rodríguez rechazó el intento de intimidación del presidente norteamericano hacia quienes de manera soberana en ejercicio de libre determinación han decidido construir y defender el socialismo

En conferencia de prensa este martes, el Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla denunció la agresión militar que el gobierno de los Estados Unidos prepara hacia la República Bolivariana de Venezuela con pretextos humanitarios.

Recordó como desde los últimos discursos ofrecidos por el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, el compañero Raúl Castro y presidente del Consejo de Estado y de Ministros, el compañero Miguel Díaz-Canel han alertado sobre las gravísimas consecuencias económicas, políticas, sociales, humanitarias, y para la paz y la seguridad regionales que tendrían una nueva aventura militar de los Estados Unidos en nuestra América.

La Declaración del Gobierno Revolucionario, del 13 de febrero, afirmó que se están produciendo vuelos de transporte militar estadounidense originados en instalaciones militares norteamericanas desde las cuales operan unidades de fuerzas de operaciones especiales y de infantería de manida que se utilizan para realizar acciones encubiertas incluso contra líderes o personas.

Rodríguez Parrilla hizo referencia a una alocución que hicieron en la tarde de este lunes Donald Trump y otros altos funcionarios y voceros del gobierno estadounidense, en la que confirmaron que la opción militar está entre las que se consideran, y que todas son posibles.   

Expresó además que todos asistimos a la fabricación de pretextos humanitarios y que ya se ha fijado una fecha límite para forzar la entrada de ayuda humanitaria mediante la fuerza. Esto constituye un contrasentido, puesto que no es posible que en la ayuda verdaderamente humanitaria descansen la violencia y la fuerza de las armas. Constituye además una violación del derecho internacional que revela la politización de la ayuda humanitaria, que como en otros momentos, se han utilizado como pretexto para desarrollar acciones militares.

Habría que preguntarse qué objetivos se persiguen con esta ayuda que entrará de forma forzada, en contra de la voluntad soberana de su pueblo y la decisión de su Gobierno Constitucional, que no sea generar un incidente que genere violencia, circunstancias impredecibles y ponga en riesgo la vida los civiles.

En días recientes se ha hablado que esta ayuda podría durar meses, incluso años, el tiempo que dure la reconstrucción. Habría que preguntar a ese senador de la Florida de qué reconstrucción habla, tratándose de una nación que no ha sufrido ni está en guerra.  

Agrego también que el gobierno de los Estados Unidos continúa ejerciendo presiones a los Estados miembros del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas para forzar la adopación de una resolución que sería la antesala de una intervención humanitaria.

“Tenemos la esperanza de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas haga prevalecer su responsabilidad como principal garante de la paz y la seguridad internacionales”, acotó. Parrila hizo un llamado a los miembros del actuar con apego al derecho internacional y a defender la paz, no solo para América, sino también para el pueblo venezolano.

Hizo referencia al golpe imperialista fabricado en Washington con un presidente construido en esa capital del Norte que no ha funcionado en lo interno.

Hizo mención a las fuerzas que ejercen los Estados Unidos en otros países para que sea reconocido el supuesto presidente autoproclamado, llamando a nuevas elecciones en la República Bolivariana de Venezuela, de forma tal que se anulen las que constitucionalmente su pueblo decidió. Entre otras medidas que se llevan a cabo sobresalen, además, la gran operación comunicacional y política, generalmente preludio de acciones de mayor envergadura de ese gobierno y las medidas económicas coercitivas unilaterales e ilegales que son aplicadas contra la hermana nación venezolana.

Llamó a la comunidad Internacional a actuar por la paz, a evitar con el esfuerzo conjunto de todos, sin excepción, una intervención militar contra la República Bolivariana de Venezuela. En estas circunstancias, subrayó, solo se puede estar a favor de la paz o en contra de la guerra.

Convocó a una movilización internacional por la paz, contra la intervención de Estados Unidos en América Latina, contra la guerra, por encima de diferencias políticas e ideológicas.

El Gobierno de la república de Cuba reitera la firme e invariable solidaridad con el Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros y con la Revolución Bolivariana y Chavista, por la unión cívico militar de su pueblo.

El Canciller afirmó además, que en esa hermana nación hay que defender los postulados de la Proclama de América Latina y el Caribe como zona de paz, la soberanía y la independencia de todos y la igualdad soberana de los Estados.

Volvió sobre el discurso de este martes del presidente norteamericano Donald Trump, quien proclamó que por primera vez en la historia habrá un hemisferio libre de socialismo. El republicano se refirió también a la dignidad humana, y al parecer, olvida que en el imperialismo prevalece la injusticia, explotación y manipulación de las personas. Criticó la corrupción, sin reconocer que el sistema político norteamericano es corrupto por naturaleza. Habló de democracia, sin mencionar a los estadounidenses, en su mayoría negros, que son excluidos del voto. No mencionó la falta de sindicalización de los trabajadores en ese país, ni que las mujeres no tienen derecho a un salario igual por trabajo igual, ni a los 40 millones de pobres, la mayor parte de ellos niños.

El presidente Trump prometió éxito a los golpistas y les dijo que el gobierno los estaba apoyando, pero se olvida que el golpe no ha funcionado y que por eso se incrementa la amenaza externa contra Venezuela.

Dijo el Presidente que el socialismo no respeta fronteras. Fue el imperialismo quien ocupó a Cuba más de una vez, que impidió nuestra independencia, hasta la entrada en La Habana del Comandante en Jefe de Fidel Castro Ruz. Fue el imperialismo quien despojó a México de más de la mitad de su territorio, que impuso crueles dictaduras militares en América Latina y que hoy mantiene bases militares agresivas prácticamente en todo el planeta.

Rechazó el Canciller cubano la infame acusación del presidente de los Estados Unidos de que Cuba mantiene un ejército privado en Venezuela y reafirmó el deber y el compromiso de seguir prestando la modesta cooperación en la que participan más de 20 mil colaboradores cubanos, todos civiles, como hacen en otros países del mundo.

Nuestros colaboradores en Venezuela, durante el sábado y domingo pasados, ejercieron su derecho al voto en el referendo de manera masiva, y ante la inquietud de los familiares que están en Cuba, han comentado que pese a las circunstancias viven con normalidad en Venezuela.  Ellos han reafirmado también que continuarán cumpliendo su labor humanitaria en el hermano país.

Bruno Rodríguez rechazó también el intento de intimidación del presidente norteamericano hacia quienes de manera soberana en ejercicio de libre determinación han decidido construir y defender el socialismo.

Cubahora comparte también el video de la conferencia de prensa publicado por la Cancillería de Cuba en su página de YouTube.


Compartir

Redacción Cubahora

Desde la redacción de Cubahora se toman día a día decisiones informativas, editoriales y de cualquier índole.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos