sábado, 13 de julio de 2024

Comunistas tomaron La Bastilla (+Fotos)

Más de 120 mil personas asistieron este domingo a un encuentro con el candidato del Frente de Izquierda, Jean-Luc Mélenchon…

Maite López Pino en Exclusivo 19/03/2012
0 comentarios
Cuba en la Bastilla
Cuba en La Bastilla (Maissara Lemire / Cubahora)

La Bastilla vuelve a ser centro político en Francia, sobre todo este 18 de marzo que junto a un aniversario de la Comuna de Paris también tuvo lugar un evento que será la piedra angular de la campaña socialista para las elecciones presidenciales.

Más de 120 mil personas asistieron este domingo a un encuentro con el candidato del Frente de Izquierda, Jean-Luc Mélenchon quien reunió en un mismo día más personas que el otro candidato socialista François Hollande, y el Presidente conservador, Nicolas Sarkozy juntos.

Medios franceses aseguran que esta es la primera vez que se da una elección como un medio de expresión. Por lo tanto, esta campaña no tiene referente alguno en la historia gala. En todas partes de la capital europea hubo movilización, el objetivo de esta marcha se centra en trasladarse a una nueva República, la sexta: una república social que amplíe el ámbito de la democracia en Francia. En este sentido se trata de un levantamiento ciudadano.

Jean-Luc Mélenchon ha sido el primer líder político francés en reconocer el papel meritorio de la Revolución cubana en el proceso democrático que triunfa en América Latina. Mélenchon, desde la Izquierda Europea, ha luchado contra la Posición Común hacia Cuba impuesta por el imperialismo de los Estados Unidos en el Parlamento Europeo. Por su trayectoria y por su programa como candidato, miles de amigos de Cuba desfilaron y retomaron La Bastilla este domingo. Junto a las banderas francesas y las rojas del Frente de Izquierda, ondeaba también la bandera cubana.

Mélenchon comenzó su discurso en la Plaza de la Bastilla, dentro de un mar rojo, y los miles de activistas a corearon la consigna: “Resistir. Se puso en marcha el candidato del Frente de Izquierda en esta plaza, punto de partida de todas nuestras revoluciones”. Según los asistentes, el candidato usó su lirismo habitual, su potente voz y con su ya clásico clavel rojo en el ojal, anunció la primavera de la Bastilla: “Somos la bandera roja que se levanta todas las mañanas, se propaga la luz del día, se repliega la noche, llegan los días felices”.

El reto de superar las 40 mil personas se llevó a cabo ampliamente, de hecho se triplicó esa cifra. Mélenchon ha devenido un “ciudadano de a pie” de un nuevo género, para “sacudir a la frontera del desarrollo social y político, para combinar las dos cosas”, refirió a la prensa gala Autain Clementine, una de los líderes del Frente de Izquierda.

Por otro lado, algunos medios aseguran que el éxito era predecible. En cada una de sus reuniones, el diputado al Parlamento Europeo reúne a unas ocho mil personas. El Jefe de campaña del Frente de Izquierda, Arnauld Champremier-Trigano sostiene: “Nuestra campaña es como el jazz, uno brinda la melodía y todos improvisan en torno a ella”.

En su discurso, Jean-Luc Mélenchon criticó la existencia de una “Francia desfigurada por las desigualdades”, y afirmó que “haremos de esta elección una insurrección cívica”. “Estamos de regreso, el pueblo de las revoluciones y de las rebeliones en Francia. ¡Somos la bandera roja!”, dijo en la Plaza de la Bastilla, donde propuso aumentar el gasto social e incrementar los derechos de los trabajadores. También abogó por cambios constitucionales que protegen el derecho al aborto y al matrimonio homosexual, y una “regla verde” que obligue a Francia a proteger el medio ambiente.

La manifestación ha sido denominada por los organizadores como la segunda toma de La Bastilla y según un sondeo publicado este domingo, Mélenchon obtendría el 11 por ciento de los sufragios, sólo dos puntos menos que Francois Bayrou, del movimiento Demócrata, quien marcha en cuarto lugar.

La demostración podría elevar aún más la intención de voto a favor del Frente de Izquierda, señalan analistas. En la marcha participaron militantes y simpatizantes que arribaron desde todos los confines del territorio francés, e incluso, muchos residentes en países vecinos.

El Frente de Izquierda surgió tras la fusión de varias agrupaciones lideradas por el Partido Comunista Francés y el Partido de Izquierda, fundado por Mélenchon, antiguo senador socialista. Una elevada votación en la primera vuelta de los comicios presidenciales le permitiría a esta coalición negociar con ventaja su inclusión en un futuro gobierno, así como obtener un buen número de diputados en las elecciones legislativas de junio.


Compartir

Maite López Pino

Ariguanabense de nacimiento. Periodista desde siempre, con título desde junio 2009.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos