viernes, 9 de diciembre de 2022

Salim Lamrani: ¿Quién está detrás de Yoani Sánchez?

Yoani Sánchez, famosa bloguera habanera, es un personaje peculiar en el universo de la contrarevolución cubana. Jamás ningún opositor se ha beneficiado de una exposición mediática tan masiva ni de un reconocimiento internacional de semejante dimensión en tan poco tiempo...

Salim Lamrani en Jit 26/02/2012
4 comentarios
Yoani Sánchez
¿Quién está detrás de Yoani Sánchez?

Yoani Sánchez, famosa bloguera habanera, es un personaje peculiar en el universo de la disidencia cubana. Jamás ningún opositor se ha beneficiado de una exposición mediática tan masiva ni de un reconocimiento internacional de semejante dimensión en tan poco tiempo.

Después de emigrar a Suiza en 2002, decidió regresar a Cuba dos años después, en 2004. En 2007, integró el universo de la oposición en Cuba al crear su blog Generación Y, y se vuelve una acérrima detractora del gobierno de La Habana.

Jamás ningún disidente en Cuba -quizás en el mundo- ha conseguido tantas distinciones internacionales en tan poco tiempo, con una característica particular: han suministrado a Yoani Sánchez suficiente dinero para vivir tranquilamente en Cuba el resto de su vida. En efecto, la bloguera ha sido retribuida a la altura de 250 mil euros en total, es decir un importe equivalente a más de 20 años de salario mínimo en un país como Francia, quinta potencia mundial. El salario mínimo mensual en Cuba es de 420 pesos, es decir 18 dólares o 14 euros, por lo que Yoani Sánchez ha conseguido el equivalente a mil 488 años del salario mínimo cubano por su actividad de opositora.

Yoani Sánchez está en estrecha relación con la diplomacia estadunidense en Cuba, como señala un cable, clasificado "secreto" por su contenido sensible, que emana de la Sección de Intereses Norteamericanos (SINA). Michael Parmly, antiguo jefe de la SINA en La Habana, que se reunía regularmente con Yoani Sánchez en su residencia diplomática personal como lo indican los documentos confidenciales de la SINA, hizo partícipe de su preocupación respecto a la publicación de los cables diplomáticos estadunidenses por Wikileaks: "Me molestaría mucho si las numerosas conversaciones que tuve con Yoani Sánchez fueran publicadas. Ella podría pagar las consecuencias toda la vida". La pregunta que viene inmediatamente en mente es la siguiente: ¿por cuáles razones Yoani Sánchez estaría en peligro si su actuación, como lo afirma, respeta el marco de la legalidad?

En 2009, la prensa occidental mediatizó fuertemente la entrevista que el presidente Barack Obama había concedido a Yoani Sánchez, lo que se consideró como un hecho excepcional. Sánchez también había afirmado haber mandado un cuestionario similar al presidente cubano Raúl Castro y que ése no se había dignado en responder a su solicitud. Sin embargo, los documentos confidenciales de la SINA, publicados por Wikileaks, contradicen esas declaraciones.

Se descubrió que en realidad fue un funcionario de la representación diplomática estadunidense en La Habana quien se encargó de redactar las respuestas a la disidente y no el presidente Obama. Más grave aún,Wikileaks reveló que Sánchez, contrariamente a sus afirmaciones, jamás mandó un cuestionario a Raúl Castro. El jefe de la SINA, Jonathan D. Farrar, confirmó esta realidad en un correo enviado al Departamento de Estado: "Ella no esperaba una respuesta de éste, pues confesó que nunca las [preguntas] había mandado al presidente cubano".

LA CUENTA TWITTER DE YOANI SÁNCHEZ

Además del sitio en Internet Generación Y, Yoani Sánchez dispone también de una cuenta Twitter y reivindica más de 214 mil seguidores (registrados hasta el 12 de febrero de 2012). Sólo 32 de ellos residen en Cuba. Por su lado, la disidente cubana sigue a más de 80 mil personas. En su perfil, Sánchez se presenta del siguiente modo: "Blogger, resido en La Habana y cuento mi realidad en trozos de 140 caracteres. Twitteo vía sms sin acceso a la web".

No obstante, la versión de Yoani Sánchez es difícilmente creíble. En efecto, resulta absolutamente imposible seguir a más de 80 mil personas, sólo por sms o a partir de una conexión semanal desde un hotel. Un acceso diario a la red es indispensable para ello.

La popularidad en la red social Twitter depende del número de seguidores. Cuanto más numerosos son, mayor es la exposición de la cuenta. Del mismo modo, existe una fuerte correlación entre el número de personas seguidas y la visibilidad de la propia cuenta. La técnica que consiste en seguir numerosas cuentas se utiliza comúnmente para fines comerciales, así como por la clase política durante las campañas electorales.

El sitio www.followerwonk.com permite analizar el perfil de los seguidores de cualquier miembro de la comunidad Twitter. El estudio del caso Yoani Sánchez es revelador en varios aspectos. Un análisis de los datos de la cuenta Twitter de la bloguera cubana, que se realizó a través del sitio, revela a partir de 2010 una impresionante actividad de la cuenta de Yoani Sánchez. Así, a partir de junio de 2010, Sánchez se ha inscrito en más de 200 cuentas Twitter diferentes cada día, con picos que podían alcanzar 700 cuentas en 24 horas. A menos de pasar horas enteras del día y de la noche en ello -lo que parece altamente improbable- resulta imposible abonarse a tantas cuentas en tan poco tiempo. Parece entonces que ha sido generado mediante un robot informático.

Del mismo modo, se descubre que cerca de 50 mil seguidores de Sánchez son en realidad cuentas fantasmas o inactivas, que crean la ilusión de que la bloguera cubana goza de una gran popularidad en las redes sociales. En efecto, de los 214 mil 63 perfiles de la cuenta @yoanisanchez, 27 mil 12 son huevos (sin foto) y 20 mil revisten las características de cuentas fantasmas con una actividad inexistente en la red (de cero a tres mensajes mandados desde la creación de la cuenta).

Entre las cuentas fantasmas que siguen a Yoani Sánchez en Twitter, 3 mil 363 no tienen a ningún seguidor y 2 mil 897 sólo siguen la cuenta de la bloguera, así como a uno o dos cuentas. Del mismo modo, algunas cuentas presentan características bastante extrañas: no tiene ningún seguidor, sólo siguen a Yoani Sánchez y han emitido más de 2 mil mensajes.

Esta operación destinada a crear una popularidad ficticia vía Twitter es imposible de realizar sin acceso a Internet. Necesita también un apoyo tecnológico así como un presupuesto consecuente. Según una investigación que realizó el diario La Jornada, titulada "El ciberacarreo, la nueva estrategia de los políticos en Twitter", sobre operaciones que implicaban a candidatos presidenciales mexicanos, numerosas empresas de Estados Unidos, Asia y América Latina ofrecen este servicio de popularidad ficticia ("ciberacarreo") a precios elevados. “Por un ejército de 25 mil seguidores inventados en Twitter -dice el periódico- se pagan hasta 2 mil dólares, y por 500 perfiles manejados por 50 personas se pueden gastar entre 12 mil y 15 mil dólares”.

Yoani Sánchez emite un promedio de 9.3 mensajes al día. En 2011, la bloguera publicó un promedio de 400 mensajes al mes. El precio de un mensaje en Cuba es de un peso convertible (CUC), lo que representa un total de 400 CUC mensuales. El salario mínimo en Cuba es de 420 pesos cubanos, es decir alrededor de 16 CUC. Cada mes Yoani Sánchez gasta el equivalente de dos años de salario mínimo en Cuba. Así, la bloguera gasta en Cuba una suma que corresponde, si fuera francesa, a 25 mil euros mensuales en Twitter, es decir 300 mil euros anuales. ¿De dónde proceden los recursos necesarios a estas actividades?

Otras preguntas surgen de modo inevitable. ¿Cómo Yoani Sánchez puede seguir a más de 80 mil cuentas sin un acceso permanente a Internet? ¿Cómo ha podido abonarse a cerca de 200 cuentas diferentes diarias como promedio desde junio de 2010, con picos que superan las 700 cuentas? ¿Cuántas personas siguen realmente las actividades de la opositora cubana en la red social? ¿Quién financia la creación de las cuentas ficticias? ¿Con qué objetivo? ¿Cuáles son los intereses que se esconden detrás de la figura de Yoani Sánchez?


Salim Lamrani

Graduado de la Universidad de La Sorbona, profesor encargado de cursos en la Universidad Paris-Descartes y la Universidad París-Est Marne-la-Vallée y periodista francés, especialista en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Autor de "Fidel Castro, Cuba y Estados Unidos" (2007) y "Doble Moral. Cuba, la Unión Europea y los derechos humanos" (2008), entre otros libros.

Se han publicado 4 comentarios


María Sánchez Cuadrado
 29/2/12 10:25

Como se dice en España, "hay gente pá tó"y personas como ésta señora podemos encontrarlas en todos los estamentos de la sociedad; al final el objetivo es el mismo, "yo vivo bien y los demás que arreen" Que se venga para España, o mejor, a USA y que trate de ganarse la vida trabajando en lo que sea, vera que divertido.

Leny
 28/2/12 17:57

Deadentro, realmente me ha sido difícil comprender la intencionalidad de tu extenso comentario, por eso dudé en responder pero finalmente volví a leer el trabajo y luego una vez más tu comentario. ?Cuál es la esencia? que las estadísticas no son buenas para los argumentos? en vez de caerles arriba sería más sincero de tu parte si tienes otras ponerlas o mejor dicho, contraponerlas, pero no caer en la pirofláutica como si tuvieras de todas maneras que decir algo, o un sofismo niégalo todo. ?por qué la necesidad de remarcar que eres cubano, qué pasa? ahora eres de Marte? Concuerdo contigo en que aun no están todos las que se aspiran en TW, pero te invito a que recuperes de Alexa las estadísticas de los cubanos desde 2009 para que te sorprendas. Ah, si te refieres al decreto ley, cuando la lees bien, permite a las instituciones que consideren por su trabajo acceder a las redes sociales, pero como estamos en temas tecnológicos y plata, como tú mismo reconoces, es para ser utilizadas constructivamente y no para seguir a la que se pasa el día tuiteando no sé cómo... bueno, si sé cómo, pero ni vale la pena hablar más de eso.

deadentro
 28/2/12 10:31

al margen de que sea o no sea un elemento de accion al servicio de "alguien" esta señora, considero que hay cosas que realmente no se pueden comparar ni utilizar como argumentos, hay un dicho que te enseñan en la cujae (porque soy cubano y estudie alli) que reza "ciertas veces la estadistica es una forma bella de enmascarar la mentira". considero poco oportuno hablar de seguidores cubanos en cuba siguiendo a yoanis en twitter, debido a la poca o nula disponibbilidad por las razones que sean de accesibilidad a estos medios, unas vveces tecnicas y economicas y muchas otras otras pues legales, puesto que por decreto ley le recuerdo que en ningun estabblecimiento estatal puede pemritir el acceso a servvicios de este tipo. como hace poco un amigo lei hizo un exhaustivo analisis del articulo de cubadebate que rezaba que twitter estaba eliminando el trending topic #palantecomandante o algo por estilo bajo ningun tipo de analisis o invvestigacion real del funcionamiento de este mecanismo de marcaje. creo hay afirmaciones que bajo ninguna fundamentacion a veces realizanmos en nuestra prensa. unos solos numeros al respecto de este caso seria comparar que significan este volumen de seguidores internos (seguidores reales) con un indice de accesibilidad nacional del 0.09 de (dato 2009 de una tesis doctoral que por no ser mia me reservo señalarla completamente y que se refiere a capacidades técnicas, por lo que no refleja la accesibilidad real existente de la población a las TIC)ante los seguidores externos y este mismo indice que para europa es del 0.95 y USA de 0.99. solo queria decirle que mientras usted estudio periodismo y tiene acceso a toda esta informacion otros hemos estudiado matematicas, por lo que muchos de estos del otro lado del periodico nos asombbramos de comparaciones al estilo efecto mariposa.

REITER
 28/2/12 7:12

PIESO QUE REALMENTE ESTA SEÑORA VIVE DEL CUENTO Y DE LOS DOLARES QUE SE LE REGALAN PARA HABLAR MENTIRAS

Deja tu comentario

Condición de protección de datos