viernes, 2 de diciembre de 2022

Picar fuerte para que no persista el bloqueo

Las hostiles medidas de esa injusta política dañan a todos los cubanos y las nuevas generaciones alzarán este lunes sus voces en la jornada “Avispero contra el bloqueo”…

Yuniel Labacena Romero en Exclusivo 17/10/2016
0 comentarios

“Estuve ingresado tres años en un hospital de rehabilitación hasta lograr caminar con cuatro años de edad y además me operaron de la mano derecha para mejorar la movilidad. Adquirir la toxina marca Botox para solucionar tal afectación le costó y le cuesta a Cuba más de 400 dólares, al tener que comprarla a través de un tercer país, cuando pudiera hacerlo directamente en Estados Unidos, a solo 90 dólares”.

Es el testimonio de Jorge Enrique Jerez Belisario, un camagüeyano con discapacidad física, quien al nacer fue víctima de una parálisis cerebral infantil. Desde entonces sabe de las afectaciones del bloqueo, esa política genocida que aplica el gobierno de Estados Unidos al pueblo cubano hace más de medio siglo y cuantifica daños en más de 125 873 millones de dólares a precios corrientes.

Recuerdo por estos días su historia y esa felicidad al declarar que “…un equipo de médicos y enfermeras lucharon sin reservas por mi vida y esos tratamientos millonarios no costaron un centavo a mi familia, aun cuando adquirir los medicamentos costaba cifras incalculables”. El joven, quien hace unos meses se graduó como licenciado en Periodismo, asegura que de no existir el bloqueo las nuevas generaciones mejorarían en otros temas vitales para su desarrollo.

Y es que las hostiles medidas del bloqueo dañan a todos los cubanos, pero de manera especial a las nuevas generaciones. Más del 70 % de quienes viven en esta isla han nacido bajo ese cerco, y el atraso generado en todas las áreas de su vida no es más que la consecuencia de una decisión arbitraria que viola totalmente los derechos humanos y además la autodeterminación económica y política de la nación.

Por esas razones y por historias como la de Jorge Enrique —que es la de miles de niños, adolescentes y jóvenes que en esta Cuba inmensa han visto limitados sus derechos en sectores de la vida social, que pasan por la alimentación, el transporte, las telecomunicaciones; incluso, por esferas tan sensibles como la salud—, las universidades del país convertirán el lunes en un “avispero contra el bloqueo”.

Será este un momento propicio para denunciar el peso de esa política asfixiante que aún mantiene el gobierno de los Estados Unidos, cuando han pasado 21 meses del anuncio hecho por el presidente Barack Obama, el 17 de diciembre de 2014, cuando definió al bloqueo como “obsoleto”, “anclado en el pasado” y “parte de la Guerra Fría”, por lo que no ha servido a sus intereses y ha obstaculizado también sus vínculos con América Latina, y había que levantarlo.

En la jornada de este 17 de octubre, las nuevas generaciones tendrán otra vez la posibilidad de mostrar al mundo cómo el cerco afecta su pleno desarrollo. En cada centro de la Educación Superior, desde la cultura, el deporte, las redes sociales, el intercambio con personalidades, las presentaciones de libros y otras iniciativas; se demostrará cómo persiste el bloqueo que daña al pueblo cubano y provoca carencias, dificultades y privaciones a las familias.

La Universidad de La Habana, un espacio muy simbólico de las luchas patrias, será la sede principal de la iniciativa “Avispero contra el bloqueo”. En diferentes áreas se ratificará que el bloqueo impuesto a Cuba por el Gobierno de Estados Unidos sigue siendo un acto brutal y se mantiene a pesar del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países

En el Estadio Universitario, por ejemplo se desarrollará el espacio “Campeones contra el bloqueo”, donde se explicará la repercusión del bloqueo en el desarrollo de nuestro deporte, acompañado de varias iniciativas de este sector. En la escalinata de la Universidad de La Habana varios artistas de la plástica dejarán su huella, así como también aficionados a este arte y todo el que desee puede dejar su mensaje contra el bloqueo.

Los jóvenes universitarios también dialogarán con Josefina Vidal, directora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, sobre las medidas ejecutivas de carácter positivo adoptada por el presidente Barack Obama y cuánto más puede hacer por eliminar el bloqueo. Ese intercambio se realizará en la escalinata de la Facultad de Matemática y Computación. Mientras que el portal de esa misma institución será un espacio para denunciar el bloqueo desde las redes sociales.

En el descanso de la escalinata se realizará el flashmob, donde un grupo de personas bailarán una danza relámpago de denuncia, a tono con la jornada que se realiza en el día. Desde la facultad de derecho también se alzará la voz de los estudiantes contra el bloqueo, pero desde la trova, la representación de números de circo y otras manifestaciones del arte, donde se puedan denunciar las repercusiones del cerco en este sector.

Audiovisuales relacionados con el tema del bloqueo, así como discursos de Fidel, podrán ser vistos frente a la Facultad de Filosofía, y en el pasillo de la Biblioteca Central se realizarán exposiciones y ferias del libro con la participación, de la Casa Editora Abril y varias editoriales convocadas por el Instituto Cubano del Libro. A ello se unirán varios caricaturistas y hasta un campamento de pioneros exploradores para manifestar desde las edades más pequeñas el desacuerdo contra el bloqueo.

Convertir el acto de denuncia en una gran fiesta es el principal propósito de esta iniciativa que han coordinado las organizaciones estudiantiles y juveniles, junto a la sociedad civil, poco antes del próximo 26 de octubre, cuando la Mayor de las Antillas presentará nuevamente el Informe sobre la Resolución 70/5 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, titulado Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba.

Son voces jóvenes las que denuncian y reclaman, pues como expresó recientemente el ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez Parrilla, al presentar el Informe ante la prensa nacional y extranjera acreditada en La Habana, el bloqueo persiste, daña al pueblo cubano, es la causa principal de los problemas de nuestra economía, es el obstáculo principal para nuestro desarrollo, y es una pieza del pasado que tendrá que ser removida.


Yuniel Labacena Romero


Deja tu comentario

Condición de protección de datos