martes, 23 de julio de 2024

Petrocaribe: pequeños países de consecuencias gigantes

En la reciente VII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de los países de Petrocaribe, el bloque mostró su fortaleza y desarrollo en el área energética...

Clara Lídice Valenzuela García en Exclusivo 08/05/2013
0 comentarios
Maduro en la cumbre de Petrocaribe
Los miembros de Petrocaribe saludaron la victoria presidencial de Nicolás Maduro.

Petrocaribe, una obra integracionista del finado presidente venezolano Hugo Chávez Frías, es hoy por hoy un modelo de integración regional sin precedentes a nivel mundial, y mostró, ocho años después de su fundación, en su reciente VII Cumbre efectuada en Caracas, su fortaleza y desarrollo con la entrada de dos nuevos miembros y la adopción de acuerdos potenciadores.

Nacida al calor de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA), otra iniciativa de Chávez que de inmediato suscribió Cuba en el 2004, Petrocaribe —oficializada en el 2005— posee un papel fundamental en el desarrollo del Caribe, una zona que aunque geográficamente unida a América Latina, estaba política y económicamente separada de la región mediante un esquema de geopolítica neocolonial que ha ido desapareciendo en los últimos años.

Se trata de una iniciativa de cooperación energética basada en la solidaridad, cuyo propósito es lograr la independencia en esa rama, teniendo en cuenta las asimetrías existentes en las economías caribeñas y centroamericanas.

Con los actuales precios del petróleo —y Chávez estaba consciente de ello cuando pensó en el bloque— resultaría muy difícil la supervivencia de los Estados caribeños. Solo con un nuevo esquema de intercambio favorable, equitativo y justo podría lograrse que esas naciones mantuvieran un nivel de desarrollo y se integraran a los programas sociales vigentes en América Latina.

Chávez fue un político de ideas originales y audaces. Petrocaribe se propuso trascender el mero intercambio comercial de crudo y “fomentar la articulación de políticas energéticas”, según recordó Ricardo Cabrisas, vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, y representante de su país a la cita.

En la VII Cumbre, con el presidente Nicolás Maduro como anfitrión, se reunieron los 16 jefes de Estado y de gobierno del Caribe y Centroamérica, miembros de la entidad, en tanto se formalizó la entrada de Guatemala y Honduras.

El objetivo fundamental de la cumbre caraqueña fue la consolidación del ente petrolero, análisis de la Zona Económica de Petrocaribe (ZEP) y la posibilidad de una inserción más profunda en el ALBA y el Mercado Común del Sur (Mercosur), cuyo próximo presidente pro tempore será Venezuela, y al que pertenecen Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay, este último aún por reincorporarse luego de ser separado tras el golpe de Estado al expresidente Fernando Lugo.

La entidad integracionista, según especialistas, permite a las pequeñas naciones caribeñas y centroamericanas adscriptas al bloque hacer frente con mayor fortaleza a las crisis económicas del capitalismo, energéticas, alimentarias y ambientales, entre otros males generados en las naciones desarrolladas.

Petrocaribe forma parte de una red unitaria y de colaboración fomentada por Chávez, la cual recibió el apoyo de los gobiernos revolucionarios y progresistas de América Latina y el Caribe, en la que se imbrica el ALBA, la Unión de Naciones Suramericanas y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, esta última, su obra mayor y escudo protector ante las continuas amenazas e injerencia de Estados Unidos en la región.

Además de la activación de Guatemala y Honduras como miembros plenos del bloque, en la VII cumbre de Caracas se establecieron los procedimientos que estudiarán la conformación de una nueva zona económica de Petrocaribe y el ALBA, que traerá resultados muy positivos para las grandes poblaciones pobres existentes en el área.

Además, también se acordó la realización de un estudio conjunto para lograr la conectividad aérea entre los Estados miembros del ente petrolero, a fin de lograr un enlace aéreo de la zona, para brindar mayores facilidades al tránsito de turismo y de mercancías, movidos hasta ahora en su mayoría por naves fletadas con altos costos.

El diseño de una canasta de monedas como el Sistema Unitario de Compensación Regional (SUCRE), y otros elementos económicos a considerar para crear una plataforma de desarrollo económico en las áreas industrial, agroindustrial, científico y tecnológico, también fueron analizados por los presidentes y primeros ministros de la región.

El presidente Nicolás Maduro, en las conclusiones, anunció que los miembros de Petrocaribe tendrán participación en los proyectos de la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO).

OTROS ACUERDOS ADOPTADOS EN CARACAS

En la Declaración Final de la VII Cumbre, firmada en el Cuartel de la Montaña, donde reposa el Comandante Chávez, se destacan acuerdos para el intercambio justo entre las naciones participantes, tales como, la cooperación para el suministro de fertilizantes, la continuidad en la aplicación eficiente del manual de compensación de la factura petrolera, la aceptación de la propuesta presentada por la República Bolivariana de Venezuela para la formación de la Zona Económica de Petrocaribe (ZEP) y la propuesta de iniciar los estudios y discusiones técnicas para la creación del sistema de Fondos Bilaterales para la Integración Petrocaribe.

En el texto, los miembros de Petrocaribe saludaron la victoria presidencial de Nicolás Maduro, una elección popular y democrática —dijeron— para garantizar la consecución del proyecto de integración de la gran nación suramericana y caribeña.

Se acordó la realización de la VIII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de Petrocaribe, prevista para el 29 de junio, en la ciudad de Managua, República de Nicaragua, durante las celebraciones por el octavo aniversario de este mecanismo integracionista.

HACER DEL SUEÑO DE CHÁVEZ NUESTRA GRAN MISIÓN

Durante el homenaje rendido por los jefes de Estado y/o gobierno al líder bolivariano en el Cuartel de la Montaña, el presidente haitiano Michelle Martelly, en nombre de los miembros de Petrocaribe afirmó: “Hoy Chávez vive en todos aquellos niños que tanto amó y para quienes soñó un futuro más luminoso; hoy el líder de la Revolución Bolivariana ya no es un cuerpo, un nombre: es una mentalidad, una forma de hacer las cosas”. E instó a“hacer del sueño de Chávez nuestra gran misión”.

Posterior a la lectura de la declaración final, en representación de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, expresó: “Le decimos al pueblo bolivariano y al presidente Nicolás Maduro que este día, en el que se cumplen dos meses del tránsito a la inmortalidad del comandante Hugo Chávez Frías, estamos aquí ratificando la voluntad de darle continuidad a los sueños que se han venido haciendo realidad a lo largo de estos años”.


Compartir

Clara Lídice Valenzuela García

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos