domingo, 27 de noviembre de 2022

Otra víctima del bloqueo: el deporte cubano

El Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación ha tenido pérdidas que superan los 300 mil dólares por concepto de adquisición de implementos deportivos y uniformes para los atletas..

en quericavida.com 23/09/2018
0 comentarios
Deporte vs Bloqueo

Pocos saben lo mucho que le cuesta a Cuba ganar una medalla en el actual contexto internacional en el que el mercantilismo domina a sus anchas y grandes sumas de dinero están detrás de cada resultado.

Para países como el nuestro, cada vez es más difícil acceder a las tecnologías de punta, a los mejores implementos. Si a eso sumamos las incidencias del Bloqueo Económico, Comercial y Financiero que Estados Unidos mantiene desde la década de los años 60 del pasado siglo, las dificultades se agravan.

En lo que va de año, el Instituto Nacional de Deportes Educación Física y Recreación (INDER) ha tenido pérdidas que superan los 300 mil dólares por concepto de adquisición de implementos deportivos y uniformes para los atletas.

Este 2018, el INDER vio disminuida su capacidad de importar implementos de marcas estadounidenses, muchos de ellos de uso obligatorio; nuestros atletas se han visto imposibilitados de realizar bases de entrenamientos y topes en ese país y el programa Antidoping se ha visto seriamente afectado, por solo mencionar algunas atenuantes.

Para ponerle números a estos perjuicios, Canal Habana conversó con Manuel Trobajo Santana, Director de Aseguramientos del INDER, en ocasión de que próximamente Cuba presentará por 27ma ocasión su Proyecto de Resolución contra el Bloqueo en la Asamblea Nacional de Naciones Unidas.

“A pesar del bloqueo, nuestro país ha tenido la voluntad de mantener los éxitos deportivos. Hemos tenido que ser sostenibles y movernos con mucha cautela. Cada vez se recrudece más el cerco pero aquí estaremos resistiendo y los resultados seguirán saliendo”, comenzó el especialista.

- ¿Cómo se han comportado las afectaciones en la era Trump?

“Es conocido que esa política siempre ha sido perjudicial para el sistema deportivo cubano, pero desde que Donald Trump tomó la presidencia los efectos han ido in crecendo.

En la medida en que el mercantilismo ha crecido, las afectaciones son mayores porque la mayoría de los productos homologados por las Federaciones Internacionales son producidos o tienen componentes estadounidenses, y esto dificulta mucho su adquisición”.

- ¿Cuáles son los deportes más afectados por esta política?

“Nosotros tenemos un grupo de deportes que clasificados como los más complejos desde el punto de vista su equipamiento. Por ejemplo, nuestro deporte nacional, cuyos implementos en su totalidad se producen en Estados Unidos y tenemos que erogar grandes sumas de dinero para adquirirlos por terceros países”.

“El tiro con arco también se nos dificulta mucho porque los recursos que se usan internacionalmente son producidos exclusivamente allá, al igual que la pelota vasca, tenis de campo y las velas. En el caso de este último, estamos limitados a obtener estos recursos y casi siempre nuestros veleros tienen que competir con embarcaciones alquiladas en la competencia”.

Trobajo Santana analizó que, debido al bloqueo, nuestro movimiento deportivo está casi obligado a realizar las comprar de sus medios, tanto educativos como competitivos, a través de intermediarios, lo que encarece sobremanera los costos.

 “Todas estas restricciones nos obligan ir a otros mercados, en muchas ocasiones en Asia y Europa, lo que incluye el precio extra de los fletes y esto condiciona no solo los precios, sino también además de los tiempos de entrega.

Nosotros empezamos un proceso de importación con cuatro meses de antelación a cada competencia y casi siempre llegan al momento de utilizarse, lo que puede traer consigo la poca familiarización del atleta con el implemento”.

- ¿Qué alternativas han podido encontrar ante esta situación?

“Este año, dada la situación económica que vive el país, pudimos conseguir un crédito en Japón y enseguida identificamos todos los recursos especializados que hacían falta (calzado, vestuario, medios técnicos). Sin embargo, solo podíamos comprar en esa nación y que esos medios no tuvieran componentes norteamericanos”.

“Muchas empresas que tienen capital o tecnología estadounidense no se atreven a cerrar contratos con el INDER”, concluyó.

El bloqueo está presente y el deporte no es la excepción. A la hora de valorar la actuación de los deportistas cubanos en competencias internacionales este siempre será un tema sobre la mesa, no el único, pero sí uno de los más importantes. 



Deja tu comentario

Condición de protección de datos