lunes, 27 de mayo de 2024

No se perderá la obra de la Revolución

El presidente Raúl Castro clausuró la última sesión de este año de la Asamblea Nacional con un llamado a preservar la obra revolucionaria…

Raúl Menchaca López en Exclusivo 22/12/2013
0 comentarios
raul_asamblea_2
Raúl Castro cerró las intervenciones en la última sesión de la Asamblea Nacional.

“Ni la llamada generación histórica, ni las nuevas generaciones permitiremos que se pierda la obra de la Revolución”, aseveró el presidente Raúl Castro al clausurar este sábado la última sesión de este año de la Asamblea Nacional.

Ante el plenario del parlamento, reunido en el habanero Palacio de Convenciones, Raúl destacó la aprobación del nuevo Código de Trabajo tras la discusión pública del texto, proceso que calificó como político, democrático y participativo.

Apunto que aunque la economía mantuvo su avance, no se alcanzaron las metas previstas por la contracción de los ingresos tanto por exportaciones de servicios como de mercancías, cuyos precios disminuyeron a la vez que se encarecían los productos de importación.

“Aún en esas complejas circunstancias se lograron sostener los servicios sociales como la salud y la educación, que se brindan gratuitos”, subrayó.

“El próximo año se mantendrá la influencia de factores externos que restringirán el desempeño de la economía nacional, pero se planifica que el Producto Interno Bruto crezca un 2,2 por ciento”, adelantó.

Reconoció que ese indicador es fruto de un objetivo análisis de las actuales posibilidades y exigirá de todos los actores en el escenario económico potenciar las enormes reservas de eficiencia y una mayor racionalidad y organización.

“Vamos dejando atrás la visión del corto plazo condicionada por urgencias e imprevistos; ya estamos en condiciones de proyectar sobre bases sólidas y confianza en el futuro el desarrollo hasta 2030”, aseguró.

Dijo que el Plan y el Presupuesto del 2014 respaldarán en lo fundamental la aplicación de las políticas aprobadas en interés de la actualización del modelo económico y social.

Raúl calificó como un paso trascendental la puesta en vigor del cronograma de trabajo para la unificación monetaria y cambiaria, que se iniciará en los organismos estatales, entidades empresariales y cooperativas.

Ratificó que ese proceso no afectará a quienes lícitamente obtienen ingresos -tanto en divisas como en pesos- ni el efectivo en manos de la población o los depósitos en el sistema bancario nacional.

El General de Ejército reiteró que esa decisión por sí misma no constituye la solución mágica de nuestros problemas, pero sí contribuirá de manera decisiva a mejorar el funcionamiento de la economía y la edificación de un socialismo próspero y sostenible, menos igualitario y más justo.

Informó que se trabaja en la elaboración de un proyecto de Ley para perfeccionar la política de inversión extranjera, que en marzo se someterá a una sesión de la Asamblea Nacional.

En otro orden de ideas, Raúl exhortó a las instituciones rectoras de cada actividad a mantener una permanente supervisión de la experiencia del Trabajo por cuenta propia, que ejercen más de 440 mil cubanos y se espera siga aumentando, como resultado de la flexibilización de la forma de gestión no estatal.

El presidente afirmó que así como el Partido y el gobierno tienen el deber de facilitar el trabajo por cuenta propia, tiene que garantizarse por todos el orden y el respeto a la ley, y llamó a evitar la proliferación de actividades no aprobadas.

“Es conveniente analizar las causas de la aparición y rápida difusión de las manifestaciones negativas”, apuntó antes de subrayar que cada paso que demos debe acompañarse de un clima de orden y exigencia.

También aseveró que en el país no habrá espacio para los fallidos paquetes de ajuste que condenan a la miseria a las grandes mayorías.

En ese sentido dijo que nunca admitiremos en la Cuba revolucionaria terapias de choque que nos sumirían en un clima de división e inestabilidad que serviría de pretexto para aventuras intervencionistas contra la nación.

Sobre los éxitos en la arena internacional, destacó su reciente viaje a Sudáfrica para rendir homenaje a Nelson Mandela, así como el ingreso de Cuba a al Consejo de Derechos Humanos y la nueva victoria en la ONU, donde se volvió a condenar el bloqueo.

Recordó que durante el año que concluye Cuba ha ejercido la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC, cuya Cumbre se realizará en La Habana en enero, para intercambiar y adoptar decisiones sobre los temas que más interesan a nuestros países.

“Si en los últimos tiempos hemos sido capaces de sostener algunos intercambios sobre temas de beneficio mutuo entre Cuba y Estados Unidos, consideramos que podemos resolver otros asuntos de interés y establecer una relación civilizada”, subrayó Raúl.

Después de reiterar la disposición al diálogo, pidió a Estados Unidos aprender a respetar mutuamente nuestras diferencias y acostumbrarnos a convivir pacíficamente con ellas. “De lo contrario estamos dispuestos a soportar otros 55 años en la misma situación”, aseveró.

Recordó que Gerardo, Ramón, Antonio y Fernando cumplen injusta condena en Estados Unidos  y reiteró que su liberación y regreso a la Patria “ha tenido, tiene y tendrá la máxima prioridad para nuestro pueblo, Partido y gobierno”.

Raúl envió, al noble y heroico pueblo cubano, la felicitación por el año nuevo y por el aniversario 55 del triunfo de la Revolución.

Antes de la intervención de Raúl, los diputados aprobaron el Plan de la Economía y el Presupuesto del estado para el año próximo, presentado por el ministro de Economía y Planificación, Adel Yzquierdo, quien destacó que se prevé la caída de precios en rubros exportables como el azúcar y el níquel, mientras continúan subiendo los costos de no pocos productos alimenticios, lo que obliga a trabajar en las potencialidades y reservas del país.

Yzquierdo insistió en la necesidad de explotar las capacidades creadas en la actividad turística, aunque reconoció que permanece la influencia del bloqueo y la desaceleración de la economía mundial.

Al abordar los crecimientos en sectores estratégicos para el año próximo, el ministro señaló que la industria azucarera contará con los recursos y piezas de repuesto para cumplir con su encomienda.

La zafra deberá ser más eficiente, acotó, y existen potencialidades para que sea superior, al tiempo que las producciones agrícolas están mejor aseguradas con tractores y maquinarias.

Los diputados conocieron que deben crecer además para 2014 las actividades hoteleras, los restaurantes y el comercio, así como el uso de portadores energéticos y la generación de electricidad.

Yzquierdo afirmó que se aseguran los recursos financieros para honrar las obligaciones externas y llamó la atención en que el incipiente comercio mayorista no es para revender, lo que será controlado para que no se desvirtúe el proceso.

Al presentar en el Presupuesto del Estado para 2014, la ministra de Finanzas y Precios, Lina Pedraza, subrayó que en él se consideran los indicadores macroecomómicos que garanticen el equilibrio de las finanzas internas.

En esa Ley se incluyen los recursos financieros que respaldan la continuidad de políticas de alto impacto social, y se implementan medidas que favorecen los presupuestos municipales.

Entre las medidas incluidas en el Presupuesto están el otorgamiento de subsidios para las acciones constructivas de viviendas y propiciar un mejor servicio en las casas de abuelos y hogares de ancianos.

El presupuesto del Estado para el nuevo año también incluye recursos que respaldarán los experimentos para la creación y desarrollo de cooperativas no agropecuarias, y favorece la liquidez del sector productivo.


Compartir

Raúl Menchaca López


Deja tu comentario

Condición de protección de datos