viernes, 9 de diciembre de 2022

Los rumbos de Cuba

En Cuba se trabaja en pos de perfeccionar el modelo económico, político y social de una nación soberana y sostenible en un escenario internacional cada vez más convulso...

Dunia Torres González en Exclusivo 23/04/2019
0 comentarios
Amanecer CDR, Cuba
Cuba no está sola. Son muchos los países que se suman en la defensa de las bases fundacionales de las Naciones Unidas que hablan del derecho de los Estados a la independencia política y la soberanía

A pesar del fuerte establecimiento del recrudecimiento del bloqueo y de las nuevas medidas que impone contra Cuba el Gobierno de Estados Unidos, los cubanos siguen su rumbo en pos de perfeccionar su modelo económico, político y social. Muchas son las barreras que han tenido y tienen que sortear, sin embargo trabajan incansablemente para vencerlas y salir adelante defendiendo la soberanía y los intereses nacionales.

En la conceptualización del modelo de desarrollo socialista cubano y el Plan de la Economía hasta el 2030 se definen los objetivos que tienen entre sus prioridades: un gobierno eficaz y socialista, la integración social, la transformación productiva, la inserción internacional, la infraestructura, la ciencia, tecnología e innovación, el desarrollo humano,  los recursos naturales, el medio ambiente,  la justicia y la equidad.

Lejos está Cuba de ser un país inactivo, su Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, desde que comenzó su mandato, ha solicitado rendiciones de cuentas a los dirigentes del Partido y los gobiernos en cada uno de los territorios, ha atacado con mucha fuerza las manifestaciones de corrupción y ha visitado los principales objetivos económicos del país. Esto habla de una etapa en la que se le concede una gran importancia al protagonismo de los gobiernos locales y la necesidad de fortalecer la relación entre estos y la ciudadanía como parte esencial de la construcción de una nación  sostenible.

Con la proclamación, este 10 de abril de la Constitución de la República de Cuba, una de las propuestas esenciales que trae la Carta Magna es la descentralización de las decisiones que se puedan tomar en cada uno de los territorios.

Desde lo interno, en Cuba se analizan temáticas de interés económico como la inversión extranjera, los tributos, el estado de la cuentas por cobrar y pagar, la marcha del Plan de la Economía, la Zona Especial de Desarrollo Mariel, la Política de la Vivienda, los Planes de Ordenamiento Urbano. Y hacia la comunidad internacional, el país ha impulsado la cooperación a través de programas de gran diversidad y alcance geográfico al servicio del bienestar y desarrollo de otras naciones.

En concordancia con la ONU

Recientemente, en el diálogo entre la presidenta de la Asamblea General de la ONU (AGNU), María Fernanda Espinosa,  y el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez, “coincidieron en la voluntad de continuar defendiendo el papel de las Naciones Unidas en la preservación de la paz y la seguridad internacionales, así como en la búsqueda de soluciones colectivas a los problemas globales”. Por su parte, Cuba reafirmó su compromiso con el cumplimiento de los 17 objetivos dirigidos a promover el progreso humano inclusivo y la armonía con la naturaleza.

En este encuentro, ambas partes coincidieron en la necesidad de fortalecer el multilateralismo, y mantener la paz y la seguridad internacionales; además, analizaron temáticas que son esenciales para el consecuente desarrollo de las naciones como las consecuencias de cambio climático, la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.

La visita la presidenta de la AGNU constituye un reconocimiento al aporte constructivo de Cuba en los procesos de toma de decisiones de la Asamblea y al cumplimiento de la agenda 2030 y el desarrollo sostenible. El canciller Bruno Rodríguez Parrilla reafirmó el compromiso invariable de Cuba con “los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y agradeció el apoyo abrumador de la comunidad internacional a la resolución que pide poner fin al bloqueo de Estados Unidos”: el 1ro. de noviembre de 2018, por 26 ocasión consecutiva, la Asamblea General de la ONU aprobó la resolución que presenta Cuba contra el bloqueo (191 votos a favor).

En su encuentro en La Habana, María Fernanda Espinosa resaltó el papel de Cuba en el contexto mundial actual, que representa un gran desafío para la paz, y llamó a todos los países a establecer un orden multipolar más justo y equitativo

En sincronía con  los objetivos de la ONU y con las transformaciones que caracterizan a la Administración Pública, Cuba impulsa la cooperación global  y defiende la erradicación de la pobreza extrema en el mundo. Y esto solo se podrá lograr a través de la colaboración internacional, “no dejando atrás a nadie” y con una “política de movilización de recursos, amplia y efectiva, acompañada de la cooperación Sur-Sur y triangular como complemento y no sustituta de la Norte-Sur”, según afirmó Carlos Fidel Martín, funcionario del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera.

Un informe del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU (DESA) explica que “entre 2015 y 2016 aumentó en 38 millones el número de personas que sufren hambre, para sumar un total de 815 millones. El incremento, el primero en más de una década, se debió en gran parte a los conflictos en 18 países y a una devastadora temporada de huracanes en el Atlántico Norte que causó pérdidas de más de 300.000 millones de dólares”.

"La ONU necesita de países como Cuba, puesto que es uno de los grandes defensores del sistema multilateral”, aseguró Espinosa. Mientras otros países, como Estados Unidos, hacen la guerra, en la sociedad cubana se debate sobre cómo enfrentar el cambio climático, qué hacer para erradicar completamente las desigualdades y cómo influir positivamente en la región del Caribe y América Latina.

El rol de Cuba en el Movimiento de Países no Alineados

La presidenta de la AGNU resaltó el liderazgo de Cuba en el Movimiento de Países no Alineados. También hizo énfasis en cómo defiende la paz en el escenario internacional. En estos caminos, el gobierno y pueblo cubanos han elegido, desde el triunfo de la Revolución, una política exterior diferente a la del resto del continente y eso es lo que han transmitido a todos los países que consideran imprescindible fortalecer sus vínculos para defender sus intereses comunes.

Cuba no está sola. Son muchos los países que se suman en la defensa de las bases fundacionales de las Naciones Unidas que hablan del derecho de los Estados a la independencia política y la soberanía, la no intervención en asuntos internos de los países y la solución de los conflictos sin recurrir ni a amenazas ni al uso de la fuerza.

"La situación internacional actual plantea desafíos cada vez más graves para el futuro de los países no alineados. El uso de la fuerza, la amenaza, la coerción y la violación de los principios del Derecho Internacional son constantes. El subdesarrollo, la pobreza, la marginación, el hambre, el analfabetismo, la proliferación de enfermedades prevenibles, el deterioro del medio ambiente y el despilfarro de los recursos del planeta son permanentes”, alertaba el General de Ejército Raúl Castro Ruz en su discurso de clausura de la XIV Conferencia Cumbre del Movimiento de Países No Alineados, en setiembre de 2006.

Hoy esa postura se mantiene. Estados Unidos extiende su garra por el mundo masacrando toda la riqueza de las naciones. En su afán de incrementar su poder no respeta las decisiones de los pueblos. Una vez más, las voces se deben levantar. Los Estados tienen derecho a defender su libre determinación, dejando claro que el poder soberano descansa en los pueblos y no en un poderoso Gobierno extranjero. Raúl en la reciente proclamación de la Constitución de la República de Cuba alertaba la necesidad de darle el valor a las normas y principios por los que se rige la ONU y llamó a los pueblos a no permanecer pasivos.


Dunia Torres González

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos