viernes, 2 de diciembre de 2022

Los huérfanos de Fidel

Quedan más desprotegidos aquellos que necesitan de un Fidel que les cambie su realidad de exclusiones y engaños...

Iroel Eri Sánchez Espinosa en Exclusivo 30/11/2016
3 comentarios
Homenaje póstumo Fidel Plaza de la Revolución
Miles de cubanos se agruparon en la histórica Plaza de la Revolución para decir un hasta siempre Comandante.

Una joven periodista me escribe para decirme  que con la muerte del Comandante los grandes medios de prensa occidentales intentan dar una imagen de que entre los cubanos “existe un sentimiento de orfandad, que no sabemos hacia dónde caminar”

Una amiga italiana recién llegada a Cuba me cuenta que la llama su madre muy preocupada por las insurrecciones que, según anuncian allí los periódicos y la televisión, estarían a punto de estallar en La Habana.

Un escritor cubano residente en España protesta indignado porque se miente impunemente en un panel televisivo diciendo que en Cuba se necesita visado para ir de una provincia a otra.

Desde emisoras argentinas y mexicanas me preguntan cuándo comienza la “transición” que el fallecimiento de Fidel habría, “al fin”, facilitado. Las cámaras de las grandes empresas de televisión internacional llegadas a la Plaza de la Revolución, a pesar de ser visibles tantos jóvenes en el homenaje, sólo entrevistan personas ancianas.

Pareciera que de tanto inventarse una Cuba que no existe, la gran prensa capitalista está acabando por creérsela, y como el Señor Donald Trump, hace caso a lo que le cuenta aquella minoría que, desplazada del poder en 1959, sigue añorando desde el Sur de la Florida que Washington le devuelva el trono sobre el que vivían hasta que “llegó el Comandante y mandó a parar”. 

No es la primera vez. Ocurrió cuando cayó la URSS y el “satélite” que -según esa prensa- era Cuba, debía caer con ella, en lo que un libro muy de moda por entonces llamó La hora final de Fidel Castro, y también tras conocerse la enfermedad que obligó al Comandante a abandonar sus responsabilidades en el gobierno cubano, hace diez años. 

Paradójicamente, la prensa que exige pluralismo a Cuba es unánime al señalarle solo un camino: capitalismo y democracia burguesa. No es posible debatir el qué sino el cómo: si bajo la presión del bloqueo o la seducción del consumismo a la que Obama ha apostado sin eliminar lo primero. El socialismo debe desaparecer del horizonte, aunque sea lo que millones de cubanos han aprobado en sucesivos debates abiertos, imposibles allí donde dan consejos a la Isla.

Los medios de comunicación cubanos han dado voz en estos días a miles y miles de personas, unas entrevistadas, a través de comentarios en espacios digitales: de una forma u otra la gran mayoría coincide en continuar y perfeccionar el camino emprendido por Fidel. No niego la existencia de algunos pocos que se hayan alegrado con la muerte de Fidel y añoren, como en Miami, un festejo que retrata la estatura moral de los enemigos del Comandante. 

Pero si en la prensa que nos supone desencaminados dejaran hablar a alguien más que contratistas y anunciantes, se enterarían de hacia dónde quieren caminar las mayorías del Este, Oeste, Norte y Sur de este país digno gracias a Fidel.


Iroel Eri Sánchez Espinosa

Se han publicado 3 comentarios


Carlos Manuel
 1/12/16 10:33

Iroel, Pascual Serrano nos ayuda desde hace ya tiempo a desentrañar a esa gran mafia mediática que hoy juega a la gallinita ciega, nos muestra reiteradamente como se gastan su tiempo descaradamente tergiversando, ocultando, mintiendo malintencionadamente. Les duele que su macabro propósito un pueblo con innegable dolor viril se lo tire por la borda en una demostración de amor y compromiso que ni ellos ni nosotros recuerda en los anales de la historia. Da pena y lástima verlos aglomerados con sus cámaras y micrófonos haciéndose pasar por periodistas y fotoreporteros, tan mediocres y viles carentes de la más mínima dignidad y profesionalidad. Les duele Cuba y los que apostamos por ella pisando cada día la tierra sagrada que nos vio nacer y no la falsa como decía valientemente Correa en la plaza de Fidel. Les duele esta verdad que sabe a lágrima pero también sabe a compromiso y lealtad para con este legado de Fidel que parafraseando a nuestro Jesús Orta Ruíz no se medirá por días ni por años sino por largos siglos y milenios. Por eso ante tanta ignominia mediática termino agradeciendo en nombre de mi pueblo a todos los que han llevado la verdad al mundo, meridiana y cristalina  y a los periodistas cubanos todos codo a codo con ese bastión de la verdad y transparencia que se llama TELESUR!!! VIVA FIDEL!!! HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!!!

Jose
 30/11/16 15:25

Yo creo que este país no es huérfano de nada. Es verdad que Fidel fue un genio, pero no es Dios, es un ser humano grande intelectual y políticamente, ccon defectos como todos, pero la luz de los hombres grandes hay que reconocerla. Pero es que también tuvimos un Fleix Varela, un Maceo y UN MARTI, esta islita pequeña, una mirringa comparada con el imperio má spoderoso. Y para no poner nombre, como nos crecimos en Angola, Etiopía. Lo que pasa que en la cotidianidad nos quedamos como sin gasolina, hay que demostrarle a Fidel que no solo lo lloramos, sino que nos secamos las lágrimas y comproemternos de verdad a hacer las cosas bien para que la firma del juramento no quede en letra muerta. a los que sí son huérfanos de cerebro y corazón, como decía Martí: Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres

Livia
 30/11/16 15:10

Martí decía que La libertad de un pueblo pequeño es más necesaria al mundo que el poder de un rey ambicioso. Es lo que le duele, como decía Fidel, lo que no pueden perdonarnos es que estemos ahí, en sus propias narices. A los que nacieron en este país por azar equivocado del destino, recordar que él discípulo decía del Maestro: toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz y una Revolución no la hace un hombre, un hombre puede ser la chispa, pero la Revolución la hace un pueblo.
 

Deja tu comentario

Condición de protección de datos