domingo, 27 de noviembre de 2022

Los desafíos de Raúl y Díaz-Canel

La elección de Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez como primer vicepresidente de Cuba ha desatado disímiles comentarios, entre ellos algunos de políticos o de diletantes de la política...

Norelys Josefa Morales Aguilera en Exclusivo 27/02/2013
7 comentarios
Raúl Castro y Díaz Canel

La elección de Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez como primer vicepresidente de Cuba ha desatado disímiles comentarios, entre ellos algunos de políticos o de diletantes de la política, contra la Cuba con las mismas muletillas de siempre: “castrismo”, la “situación en Cuba”, “la renovación”… Las huestes mediáticas anticubanas vienen por el discurso de Estados Unidos.

El Gobierno de EE.UU. ha considerado insuficiente la promoción al insistir en que, sin las debidas reformas democráticas, el nombramiento “no será un cambio fundamental” en la isla, según un despacho de EFE.

En rueda de prensa Patrick Ventrell, un portavoz del Departamento de Estado dijo: “Mantenemos nuestra esperanza de que llegará el día en que el pueblo cubano obtendrá la democracia, cuando tengan la oportunidad de elegir libremente a sus propios líderes en un proceso democrático abierto y gocen de las libertades de expresión y asociación sin temor a represalias. Claramente no estamos allí todavía”. ¿Dónde quiere Estados Unidos ver a Cuba?

Entre Washington y La Habana se han acumulado en el curso de las últimas cinco décadas una voluminosa cantidad de tópicos pendientes en las relaciones bilaterales, pero la pretensión imperial campea en el campo legislativo como un nudo gordiano, a pesar de declaraciones sensatas como las realizadas por el legislador demócrata James McGovern.

McGovern, quien recientemente viajó a La Habana como parte de una delegación de siete congresistas, una de las de más alto nivel en los últimos tiempos, declaró a la cadena televisiva CNN que su país debe reevaluar y tener una política más madura hacia la nación caribeña para poder pensar en la normalización de las relaciones.

No es fácil que tal actitud entre en el campo del Congreso de Estados Unidos forzados por su propia política aislacionista y agresiva contra Cuba y presa de la mafia anticubana asentada básicamente en La Florida.

Un repaso a las leyes que aplican contra la Isla y tienen que revisar es ilustrativo. 

Pero, una sola de esas leyes, la Helms-Burton, codificó todas las normas, regulaciones, leyes y órdenes presidenciales adoptadas desde 1962 con relación al bloqueo económico financiero y comercial impuesto a Cuba, sin importar su jerarquía normativa. De esta forma toda la legislación en materia de bloqueo fue elevada al rango de ley y las facultades que le habían sido encomendadas al Presidente de los Estados Unidos en la Ley de Ayuda Exterior para enmendar o dejar sin efecto todas las disposiciones legislativas referidas al bloqueo, pasaban ahora al Congreso.

¿Al “paso que caminan las cosas de Palacio” resultaría evidente que sin la voluntad política requerida Estados Unidos pueda poner fin al bloqueo sin que Cuba renuncie a su independencia como reiteradamente la comunidad internacional ha solicitado a Estados?

En los próximos cinco años en que el presidente Raúl Castro conduzca el Estado cubano tendrá que lidiar con el bloqueo junto a todo el pueblo, su partido comunista y su parlamento nacional, además de modernizar el socialismo y hacer avanzar la economía, entre otros tópicos.

Así es que si Díaz-Canel fuera elegido el próximo presidente cubano tendría frente a sí los mismos desafíos que tiene la Isla hoy, en primer lugar la independencia frente a la pretensión de Estados Unidos de intervenir en los asuntos de la Isla y devolverla al pasado en que hacía y deshacía con dictaduras reales y gobiernos entreguistas.


Norelys Josefa Morales Aguilera

http://norelysblog.blogcip.cu/

Periodista y escritora cubana, impulsora de Blogueros y corresponsales de la Revolución

Se han publicado 7 comentarios


raimundo
 12/3/13 9:22

Y siempre los EEUU elijen gobernantes que llaman a las guerras, un imperio debilitado, incapaz de llenar de amor el planeta en vez de odio.

Jomaro
 28/2/13 10:31

No nos debe importar todo lo que aquellos de mala fe dicen o escriben,lo mejor que nos puede haber sucedido es que esto pasara con nuestros lideres históricos vivos y con plenitud de facultades, es un proceso biológico que desgraciadamente pasa con el ser humano, Diaz Canel como los otros que vendrán después, serán jóvenes formados por nuestra revolución, y seguro deberemos de estar que harán lo mejor por nuestro país y por nosotros los cubanos, los que siempre hemos vivido y viviremos aquí. !Viva nuestra Revolución invencible!

emimundo
 28/2/13 6:09

Conozco a Díaz-canel como pueblo. Estuvo en mi provincia y considero que es hombre práctico y accesible, sencillo como pocos y gusta de la pelota buena. Esta es una renovación necesaria y No improvisada.

Doris
 27/2/13 14:09

La elección de Díaz Canel es escelente. Tiene una brillante trayectoria y además miembros de su equipo de trabajo dan muestran de cómo se hace una buena dirección del Partido. Adelante.

Olga Lidia Sandoval
 27/2/13 13:46

El pueblo confia en sus gobernantes y eso es lo que importan. Lo que dicen es lo que ddicen, sin importancia.

Hugo Huguet Blanco
 27/2/13 12:31

Durante mas de 50 años los cubanos nos hemos preguntado a quien le tocaría tan grande honor, Fidel y Raúl, son insustituibles. Pero la designación de Diaz Canel, es garantia de la continuidad de la revolución. Miguel Diaz Canel, es sobre todo un jóven político que ha transitado sin quemar etapas, inteligente, honesto y sobre todo lleva la revolución en su corazón. No es un Delfín como lo calificara la ciberprostituta Yoani Sánchez. Confiamos plenamente en Raúl y Diaz Canel

pjmelián
 27/2/13 12:09

No le presto la menor atención a los voceros del Norte revuelto y brutal, EE.UU., das vierte Reich, USA., ni a la gusanera mafiosa a su servicio. Solo me ocupe en las conquistas y pasos positivos de nuestra revolución socialista. pjmelián

Deja tu comentario

Condición de protección de datos