viernes, 9 de diciembre de 2022

La paz busca imponerse a la guerra derechista en Venezuela

La semana que transcurre trae de nuevo hechos de violencia en Venezuela, una nación que resiste con la paz como estandarte a los ataques de la ultraderecha interna...

Clara Lídice Valenzuela García en Exclusivo 26/03/2014
1 comentarios
maduro_unasur
Maduro convocó a UNASUR para fomentar diálogo entre gobierno ultraderecha.

La presencia en Venezuela de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) esta semana a petición del Gobierno Bolivariano trae consigo la posibilidad de fomentar el diálogo entre el gobierno y la ultraderecha generadora de la violencia desatada en esa nación suramericana desde el pasado día 12, con saldo de 35 muertos y decenas de heridos, e instituciones estatales destruidas.

El presidente Nicolás Maduro hasta ahora ha usado como símbolo de su lucha interna el llamado a la paz y el diálogo, desoído hasta ahora por la ultraderecha que no cesa en sus ataques violentos contra los programas gubernamentales, en Estados y municipios gobernados por políticos contrarios a la Revolución Bolivariana.

Los ataques agresivos de los mercenarios internos y foráneos pagados por la extrema derecha continental –tras la cual se esconden siniestras figuras como el expresidente colombiano Álvaro Uribe- quemaron este martes la subestación de energía eléctrica que brinda servicio a una parte de Caracas, la capital, en un sabotaje que marca el número 10 en ese sensible sector para la ciudadanía y la industria.

Tampoco cesan los atentados con franco tiradores que asesinan a personas inocentes, entre ellas una mujer embarazada el pasado lunes, además de atentar contra miembros de la Guardia Nacional. Otros incendian edificios gubernamentales e incluso 15 universidades se han visto afectadas –una de ellas en su totalidad- por estos individuos pagados para que cometan tales atrocidades.

A esta inseguridad causada por los elementos más retrógrados del pensamiento político latinoamericano, se une la continuidad de la especulación de alimentos, la campaña internacional mediática contra el gobierno legítimo de Maduro, las amenazas de Estados Unidos, entre otros recientes movimientos realizados para destruir la Revolución Bolivariana nacida en 1992 bajo el liderazgo del Comandante Hugo Chávez Frías, fallecido hace un año.

UNASUR EN VENEUELA

En medio de esta compleja situación, a solicitud del gobierno de Caracas, se encuentran en Venezuela un grupo de cancilleres representantes de la UNASUR, que en su primera reunión con Maduro conocieron públicamente la detención de tres generales pertenecientes a la Fuerza Aérea – justamente donde se formó y trabajó Chávez como oficial-, quienes se vincularon a la derecha interna para propiciar un golpe de Estado militar. Aún se desconocen más elementos sobre estos personajes y las posibles ramificaciones internas de la traición de estos individuos, ahora en prisión mientras continúan las investigaciones.

 Al iniciar el encuentro en el Palacio de Miraflores con los diplomáticos, el Mandatario precisó que "para nosotros es importante que la UNASUR se haya activado para acompañar un proceso de defensa de la democracia de nuestro país".

Maduro solicitó de manera formal la colaboración de la entidad suramericana -integrada por 12 naciones- a la Comisión de la Verdad creada por la Asamblea Nacional con el propósito de establecer, dijo, la veracidad de cada uno de los hechos de violencia.

El titular de Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, quien integra el grupo de Cancilleres de UNASUR presentes en Caracas, anunció hoy que continúan las reuniones previstas con diferentes sectores de la sociedad venezolana en busca de propiciar la paz interna, por lo que esta jornada se reunirán con estudiantes y representantes del Gran Polo Patriótico, que reúne a movimientos progresistas y partidos políticos aliados a la Revolución.

La UNASUR desempeña el papel de mediador en el conflicto interno venezolano, en el interés de propiciar el diálogo de paz entre el gobierno (que lo pide de manera constante) y los sectores opositores, que hasta ahora no asisten a las convocatorias oficiales.

En las últimas horas, los cancilleres se reunieron con representantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que agrupa a los principales partidos de derecha venezolanos, quienes entregaron a los mediadores un grupo de peticiones y reclamos para su posterior análisis.

La MUD aunque dijo tener la “disposición” de diálogo con el Gobierno, impuso algunas cláusulas, las que se entienden como un expreso rechazo al eventual encuentro, pues Maduro ha expresado que los diálogos se hacen sin condicionamientos previos.

El secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, indicó la disposición “ a un diálogo respetuoso, en plano de igualdad, que pueda presenciar todo el país". Pero, aunque ahora muestra esa pacífica postura a los representantes de UNASUR, hasta ahora ha desestimado las convocatorias a las reuniones realizadas de la Conferencia Nacional por la Paz.

A esas citas convocadas por el oficialismo en la nación asistieron y continúan haciéndolo los sectores empresariales, religiosos y sociales, las cuales son televisadas para que el pueblo conozca el pensamiento de cada grupo social, sin la presencia –salvo excepciones- de representación opositora local.

En sus declaraciones luego de la cita con UNASUR, el Secretario Ejecutivo de la MUD precisó que para  conversar con el Ejecutivo “se debe convenir una agenda que incluya los problemas reales que tiene Venezuela, con la presencia de un tercero de buena fe, que sería acordado por quienes dialogan".

Quizás el derechista dirigente olvidó, al hacer tal formulación, que fue el Gobierno quien invitó a UNASUR a ser ese tercer observador de los diálogos de paz, no a resolver los asuntos internos de los venezolanos, como insinuó en su información a la prensa en las últimas horas, en la que se desligo de los actos violentos que se suceden a diario, pero tampoco reclamó su terminación.

O tal vez pensó en ese tercer involucrado “de buena fe “en entidades como la Organización de Estados Americanos o Estados Unidos, lo cual jamás admitiría el oficialismo .

En esta jornada, y a tenor de la detención de los tres generales, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) informó en un comunicado que existíala unidad de sus componentes, con objetivos dirigidos a lograr el bienestar de la población frente a intentos de desestabilización de la derecha e indicó que la cohesión en sus filas ha sido demostrada en el escenario del golpe suave que se ha venido enfatizando desde el 12 de febrero del 2014, derivando en daños a las instalaciones del estado y "ocasionando la muerte a nuestros connacionales".

El texto destacó el respaldo de la institución militar al presidente Maduro, y precisó que al presentarse una situación con tres generales se tomaron las acciones en el entorno de las normativas legales que rigen la institución para aplicar lo que en justicia corresponde, indicaron fuentes de prensa internacionales.

Las FANB precisaron que no están dispuestas a aceptar que sea vulnerada la soberanía ni a retroceder en el camino hacia los logros que se han alcanzado en beneficio de todos.


Clara Lídice Valenzuela García

Periodista

Se han publicado 1 comentarios


PERCY
 27/3/14 14:22

ES FÁCIL CONOCER A QUIENES ESTÁN DETRÁS DE ESTA CAMPAÑA QUE PRETENDE DESESTABILIZAR EL GOBIERNO DEL PRESIDENTE MADURO. ESTA CAMPAÑA BUSCA GENERAR UNA CORRIENTE DE OPINIÓN QUE FAVOREZCA POSTERIORMENTE A UNA INTERVENCIÓN COMO HA SUCEDIDO ANTES. ¡NO PASARÁN! DEBE SER UNA CONSIGNA.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos