martes, 21 de mayo de 2024

La jugada continúa

La situación de los cubanos en Costa Rica aún sin definiciones...

Redacción Cubahora en Exclusivo 16/12/2015
1 comentarios

La política de “Pies secos - Pies mojados”, el “Programa de Parole para el Personal Médico Cubano” en terceros países y la “Ley de Ajuste Cubano” fueron condenados nuevamente por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, durante el encuentro que sostuviera este martes con el excelentísimo señor Luis Guillermo Solís, Presidente de la República de Costa Rica.
En enero de 2013 Cuba anunció la actualización de su Política Migratoria ajustada a las condiciones de su presente y futuro previsible. En aquel momento el Gobierno cubano decidió eliminar el procedimiento de solicitud de permiso de salida para los viajes al exterior y dejar sin efecto el requisito de la Carta de Invitación, reclamos esenciales de la población cubana.

A la luz de estos cambios y en uso de los beneficios que brindara el gobierno de Ecuador a partir de la eliminación del menester de visa a los ciudadanos cubanos para entrar en este país, se ha creado una compleja situación resultado del arribo a Costa Rica, desde inicios de noviembre, en números crecientes, de cubanos, procedentes de varios países de América Latina, con la intención de emigrar hacia los Estados Unidos.

En medio del fragor del caos migratorio se celebró la reunión del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), el pasado 24 de noviembre, en El Salvador. En el encuentro prevaleció el consenso entre los países implicados para trabajar en la lucha contra el tráfico ilegal y la trata de personas. El acuerdo más importante fue que cada nación iba a decidir, si permite o no el paso por sus territorios a los inmigrantes cubanos varados en Costa Rica.
Nicaragua había fijado su posición. A continuación, lo hizo Ecuador, y nadie puede cuestionar la soberanía de su decisión, que ha sido solamente, que los migrantes soliciten su visa desde el pasado 1 de diciembre, algo distintivo de este país en la región. El Canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, pronunció en su momento, que esta situación no aplica para un “corredor humanitario” porque no estamos en presencia de un conflicto bélico.
De inmediato, el Presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís aseguró que “es una de las medidas que había que esperar se anunciara de parte de uno de los países más importantes en este proceso. Le agradezco al Gobierno de Ecuador haber tomado esta medida que forma parte de un conjunto más general que se irán anunciando en los próximos días”, informó el sitio web de la Presidencia costarricense.
En este atípico escenario se realizó el 30 de noviembre de 2015, una nueva ronda de conversaciones migratorias entre delegaciones de Cuba y los Estados Unidos, presididas, respectivamente, por la directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal Ferreiro.
Durante el encuentro ambas partes revisaron la marcha de los Acuerdos Migratorios entre los dos países e intercambiaron sobre el enfrentamiento a la emigración ilegal. La delegación cubana una vez más reiteró,  su profunda preocupación por la persistencia de un manejo politizado del tema migratorio con respecto a Cuba por parte del Gobierno de los Estados Unidos, por la vigencia de la política de la Ley de Ajuste Cubano y, en particular, por la aplicación de la llamada política de “pies secos-pies mojados”, mientras que la delegación estadounidense transmitió que su gobierno no tiene la intención de hacer cambios en la política migratoria que se aplica a los ciudadanos cubanos.
La posición del gobierno estadounidense continúa siendo un factor fundamental en los análisis sobre el fenómeno, a pesar de que políticas alientan la emigración ilegal, ponen en peligro la integridad de los migrantes, son discriminatorios respecto a los demás países de la región y generan serios problemas para nuestras naciones y los propios Estados Unidos, cuyos gobiernos han sido los responsables de la situación creada.
En el contexto de la visita oficial a Cuba del mandatario costarricense, el presidente Raúl Castro reiteró que los ciudadanos cubanos que se encuentran en Costa Rica y deseen regresar a nuestro país tienen todo el derecho de hacerlo, según establece la ley migratoria.
Por su parte, el presidente Luis Guillermo Solís expresó su confianza en que se den noticias positivas al respecto el próximo viernes en San Salvador, donde se efectuará la reunión de traspaso de la presidencia pro témpore del Sistema de Integración Centroamericano (SICA), organismo que abordó el tema en noviembre último.
“No obstante a las intensas gestiones del gobierno tico, aún siguen sin vislumbrarse anuncios significativos respecto a la voluntad de países del área que no han autorizado todavía el paso de los migrantes cubanos por sus territorios”, agregó Solis.
Tal es el caso de los países centroamericanos como Nicaragua, Guatemala y Belice, de los cuales se espera una respuesta antes del viernes que les permita el paso a los cubanos en su éxodo hacia Estados Unidos, según informó el diario La Nación, prensa oficial de Costa Rica.
El destino final de esas personas son los Estados Unidos, lo que debe ser reconocido por los países de tránsito facilitándoles la documentación requerida, para evitar que caigan en manos de traficantes de personas de la región, reconoció
Mientras la situación de miles de cubanos en Costa Rica sigue siendo un acertijo.


Compartir

Redacción Cubahora

Desde la redacción de Cubahora se toman día a día decisiones informativas, editoriales y de cualquier índole.

Se han publicado 1 comentarios


ANGEL
 17/12/15 16:44

YA SE MANTIENE ESTA SITUACION POR MUCHO TIEMPO. SERIA POSITIVO QUE OTROS PAISES LLAMARAN POR SU NOMBRE A LOS CAMPEONES DE LOS DERECHOS HUMANOS.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos