viernes, 2 de diciembre de 2022

La Helms Burton: contra las relaciones comerciales y crediticias

Los Títulos I y II se aplican con rigor en la actualidad y están encaminados a menoscabar el desarrollo económico de Cuba...

Dunia Torres González en Exclusivo 27/06/2019
0 comentarios
Departamento del tesoro
La ley Helms-Burton, de cuya implementación se encarga los Departamentos de Tesoro, Comercio y Estado, codifica una serie engendros legislativos. (www.usa.gov)

El bloqueo contra Cuba es real. Desde la ultraderecha siempre se ha querido esconder esta verdad. Desean hacer creer a los cubanos, de afuera y de adentro del país, que es un fenómeno interno y que para nada tiene que ver con las políticas que nacen en el seno del Gobierno de Estados Unidos.

Desde dentro, no han cesado en la manipulación para motivar a posibles “agentes de cambio” y, en el contexto internacional, ejercen su poder para cortar todo apoyo comercial, financiero o político que de cualquier país llegue a la Isla. En 1996, con la mal denominada “Ley de la libertad cubana y solidaridad democrática” (Helms-Burton), Estados Unidos dejó clara su postura a través del “embargo internacional obligatorio contra el gobierno totalitario de Cuba” (Título I), que no es más que el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a la Mayor de las Antillas.

La ley Helms-Burton, de cuya implementación se encarga los Departamentos de Tesoro, Comercio y Estado, codifica una serie engendros legislativos entre las que se encuentran las Regulaciones para el Control de Activos Cubanos del Departamento del Tesoro (1963), promulgada bajo la Ley de Comercio con el Enemigo.

Algunas de sus consecuencias son:

—Congelamiento de todos los activos cubanos en los EE .UU.;

—La prohibición de todas las transacciones financieras y comerciales, a menos que fuesen aprobadas por una licencia;

—La prohibición de exportaciones cubanas a los EE. UU.;

—La prohibición, a cualquier persona natural o jurídica de los EE. UU. o terceros países de realizar transacciones en dólares estadounidenses con Cuba.

Y en caso de violación, las sanciones van de diez años de prisión, multas de hasta un millón de dólares  en el caso de las corporaciones, 250 000 dólares a individuos y 55 000 por sanciones civiles, además de confiscación de propiedades, embarcaciones, fondos, valores y documentos involucrados.

A partir de la firma, por el presidente Donald Trump, del “Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el Fortalecimiento de la Política de EE. UU. hacia  Cuba”, el 16 de junio de 2017, no han cesado las medidas que están dirigidas a “asfixiar de hambre al pueblo”, a menoscabar todo intento de fortalecimiento de la economía y a desacreditar a los dirigentes políticos del país (Título II y su definición de gobierno de transición).

Acciones que involucran a la Oficina de Control de los Activos Extranjeros (OFAC):

  • El 26 de junio de 2017—multa a la compañía estadounidense American Internacional Group (AIG) por un valor de 148 698 dólares, por proveer cobertura de seguro a varios envíos de mercancías hacia o desde Cuba o relacionados con una entidad cubana.
  • El 18 de agosto de 2017—el banco neozelandés ASB Bank negó a los diplomáticos cubanos la posibilidad de contar con tarjetas de crédito o débito a título personal o asociadas a la cuenta corporativa de la Embajada de Cuba en ese país.
  • El 26 de septiembre de 2017—prohibió una donación de medicamentos a la ONG “Caritas en Cuba”, debido a que el barco que transportaba la carga pertenecía a la compañía estadounidense Norwegian Cruise Line Holdings Ltd.
  • El 17 de noviembre de 2017—multa por 291 825 dólares a la compañía BCC Corporate S.A. (BCC), subsidiaria belga de la compañía estadounidense Alpha Card Group, por vender, entre 2009 y 2014, tarjetas de crédito que fueron utilizadas para realizar compras en Cuba.
  • El 20 de noviembre de 2017—La sucursal en Canadá de la compañía estadounidense Global Payments negó un servicio contratado por el Consulado cubano en Montreal, debido a las sanciones del bloqueo de los EE.UU. contra Cuba.
  • El 27 de diciembre de 2017—El Banco Interamericano de Desarrollo bloqueó los fondos destinados a un convenio académico entre Cuba y la Escuela Superior Politécnica de Chimborazo, Ecuador, por motivos del bloqueo estadounidense contra Cuba.
  • El 12 de febrero de 2018—Se conoció que 5 bancos indios rechazaron realizar una transferencia procedente de la oficina del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Cuba, dirigida a la compañía india Ankur Scientific Energy Technologies LTD.
  • El 12 de febrero de 2018—La sucursal en Malasia de la compañía estadounidense ADT recibió instrucciones de la casa matriz de negarse a renovar el contrato de servicios de seguridad a la Embajada cubana en ese país, por ser Cuba un país bajo sanciones de los Estados Unidos.
  • Informe de Cuba contra el bloqueo 2018

LA ESTRATEGIA DESESTABILIZADORA DE ESTADOS UNIDOS

El Gobierno estadounidense ha usado la duda como principal estrategia desestabilizadora. Crear desconfianza en las en las instituciones financieras, empresas y proveedores estadounidenses es el objetivo de la Helms-Burton. El temor de terceros países a ser penalizados por relacionarse con Cuba es real.

Recientemente, El Departamento de Estado de los EE. UU. a través de la OFAC ha publicado una “Lista Restringida de Entidades y Dependencias cubanas” (209 en total y en constante crecimiento) “con las que las instituciones y personas naturales o jurídicas estadounidenses tienen prohibido realizar transacciones”, no importa si es de capital mixto, basta con tener una porción de capital estadounidense.

“En los últimos meses, se ha intensificado la persecución permanente a las transacciones  financieras cubanas y a las operaciones  bancarias y crediticias con Cuba a escala global.  Esto ha causado graves daños a la economía del país, en particular, a las actividades comerciales de las empresas y los bancos nacionales en sus vínculos con la banca internacional”, según expuso el Informe de Cuba contra el bloqueo 2018.

Los Títulos I y II de la Helms-Burton se aplican sanciones contra compañías norteamericanas y terceros países con total rigor en la actualidad, restringen las relaciones comerciales y buscan cómo promover un gobierno de transición en la Isla. Cabría entonces preguntarse, ¿en qué página quedó la libertad de la que tanto hablan?

ley-helms-burton


Dunia Torres González

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos