domingo, 14 de julio de 2024

III Cumbre CELAC en Costa Rica calentando motores

La III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), la más importante organización integracionista del continente suramericano, se celebrará en Costa Rica, su presidente temporal, los días 28 y 29 próximos.

Clara Lídice Valenzuela García en Exclusivo 27/01/2015
0 comentarios

Con una agenda en la que predominará el combate continental a la pobreza, Costa Rica será sede los próximos días 28 y 29 la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), el mecanismo integracionista de mayor importancia del subcontinente americano, en el que prima el respeto a la unidad y la diversidad política, ideológica y económica de sus 33 países miembros.

La CELAC, una de las iniciativas en cuanto a la unidad de América Latina y El Caribe del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez Frías, fue fundada en diciembre de 2011 en Caracas.

Declarar a esas dos grandes áreas geográficas continental e insular como una zona libre de extrema pobreza será el principal objetivo que Costa Rica buscará durante la inminente cita de jefa de Estado y/o gobierno, informó el canciller tico Manuel González, tras varias horas de reunión con su par Ricardo Patiño, de Ecuador, que recibirá la presidencia temporal anual del bloque.

En declaraciones a la prensa, Patiño destacó que “ese es el objetivo prioritario del presidente Luis Guillermo Solís y del conjunto de presidentes de América Latina; no hay razón para que sigamos teniendo extrema pobreza, es necesario bajar los índices de pobreza y los niveles de inequidad”.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), unas 70 millones de personas –de un universo de más de 600- viven en extrema pobreza o pobreza, a pesar de la reducción de ese flagelo en algunas naciones como Brasil, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador.

“Aunque no vamos a erradicar la pobreza en un año, daremos un paso más para que nuestras políticas sociales constituyan un ejemplo a seguir por otras naciones en el mundo”, precisó Patiño, quien se refirió a los diferentes proyectos puestos en práctica en varios países suramericanos y caribeños, que elevaron la calidad de vida de millones de seres humanos.

Entre estos variados programas se encuentran, por ejemplo, los avances logrados por Brasil con el llamado “Hambre cero”, Cuba y Venezuela con grandes logros en la Misión Milagro para devolverles la visión a los más vulnerables, la alfabetización de las poblaciones y Ecuador con la atención especial a personas con discapacidad.

Para los cancilleres de Costa Rica y Ecuador, uno de los análisis de la III Cumbre será la creación de un cronograma de seguimiento sobre la baja de la línea de pobreza y extrema pobreza, además de otros temas de suma importancia para las naciones, como los perjuicios causados por el cambio climático, en especial en el tema alimenticio y las viviendas, y el desarrollo de la ciencia y la tecnología durante el período que Quito ocupe el liderazgo del bloque.

Otro de los criterios del Ministro de Exteriores ecuatoriano es que, como otros años anteriores, el 2015 viene cargado de desafíos debido a las condiciones económicas y políticas internacionales, por lo que la CELAC actuará siempre bajo la convicción de la unidad interna representativa de una amplia región, y no bajo las ideas de los presidentes por separado.

Tema de la III Cumbre es el   referido a los derechos humanos, y entre los tópicos fundamentales aparece el levantamiento del bloqueo económico, financiero y comercial que Estados Unidos mantiene sobre Cuba por diferencias ideológicas de sus respectivos gobiernos desde hace más de 50 años.

El eventual restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre esas dos naciones, ahora en proceso de conversaciones, es un primer paso para la desaparición de ese flagelo.

El canciller costarricense se refirió al  beneficio del cese del bloque contra Cuba para la CELAC porque “bien sea a través de un mecanismo de diálogo multilateral o unilateral que vaya encaminado a la resolución de conflictos y en el que se pueda interactuar respetuosamente, nos beneficia a todos, especialmente cuando se trata de países que están dentro de nuestra región”, aunque Estados Unidos no forma parte de la organización plurinacional.

Otro de los asuntos en pauta será la situación en Venezuela, acosada por la oligarquía y la derecha de ese país al que impuso una guerra económica –con más de dos años continuos- para intentar destruir la Revolución Bolivariana y restablecer los privilegios de Estados Unidos sobre el petróleo y otros recursos naturales de esa nación socialista.

De ahí la importancia, para alcanzar los propósitos enunciados en encuentros previos, que la región se mantenga como zona de paz, así declarada durante la presidencia de Cuba, sin injerencias derechistas internas ni exteriores.

Una política que siguió Costa Rica durante el 2014 y que tuvo uno de sus grandes momentos de peligro durante la suspensión unilateral por parte del gobierno de Bogotá de las negociaciones para acabar la guerra interna entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP) y la administración del presidente Juan Manuel Santos, crisis que fue resuelta gracias a la intervención, entre otros actores, de la CELAC.

De suma importancia también será el análisis de los avances logrados en materia económica luego del Foro Ministerial entre China y la Comunidad celebrado en Beijing, que resultó un punto de partida para consolidar la integración geopolítica ya trazada durante la visita el pasado año del presidente Xi Jiping a Brasil, donde se reunió con los líderes del mecanismo americano.

En su discurso inaugural de la cita, Xi Jinping indicó que el comercio entre China y los países de Latinoamérica y el Caribe alcanzará en una década los 500 000 millones de dólares, mientras las inversiones rondarán los 250 000 millones. La reunión de dos días fue pactada por el Mandatario chino con los líderes latinoamericanos durante una reunión en Brasil el pasado año.

El líder asiático precisó que “llegó el momento oportuno para la profundización de las relaciones entre China y América Latina (...) los lazos entre China y América Latina son la necesidad de crear un destino compartido China-Celac, para la consolidación, desarrollo y transformación de los pueblos”.

Desde este domingo, comenzarán las reuniones de los Coordinadores Nacionales de la CELAC, luego le seguirá la de los titulares del Exterior, quienes entregarán a los Mandatarios y Primeros Ministros los textos básicos de análisis y debate, indicó el vicecanciller tico Eduardo Trejos.

Tras la creación de CELAC, Chile ocupó la primera presidencia temporal, seguida de Cuba y de Costa Rica, que la recibió en enero del 2014 en La Habana.

Los Estados de la CELAC cubren una superficie territorial de más de 20 mil millones de kilómetros cuadrados, y su población rebasa los 600 millones de ciudadanos. Comprende una de las áreas mundiales de mayor producción de recursos naturales y goza de una gran diversidad ecológica y cultural.


Compartir

Clara Lídice Valenzuela García

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos