martes, 28 de mayo de 2024

Foro de Sao Paulo: La izquierda mira al sur

Bolivia será sede de la reunión de los partidos progresistas del continente, y la nueva mirada que se propone indica un futuro promisorio para los pueblos de Nuestra América ...

Yoerky Sánchez Cuellar en Exclusivo 25/08/2014
1 comentarios

Cuando este lunes comience en Bolivia la edición XX del Foro de Sao Pablo, la izquierda latinoamericana encontrará un espacio para articular ideas, establecer compromisos y fomentar la unidad entre los países de la región, en un escenario caracterizado por la presencia de gobiernos progresistas. Ello marca la diferencia con los años en que se fundara este cónclave, cuando los agoreros del neoliberalismo pregonaban “el fin de la historia” y la caída de todos los paradigmas y de las utopías.

No es de extrañar entonces que sea precisamente la tierra del presidente Evo Morales la anfitriona del evento. Con un gobierno que tiene en cuenta a los más desposeídos, al promover la mayor equidad y justicia social, además de desarrollo económico, Evo y el Movimiento al Socialismo (MAS) que él dirige resultan ejemplos palpables de que aquellas teorías capitalistas no encontraron aprobación definitiva.

Después de una década de exclusión y abandono, Bolivia recuperó su dignidad con la llegada al poder del primer presidente indígena, para incorporarse a la oleada de naciones que decidieron romper con el yugo de la noche neoliberal. La voz de lo humildes no se equivocó.

Por eso, el Foro es visto por los elementos más ultraconservadores como un peligro para la democracia. Enseguida le endilgan el calificativo de “terrorista”, pues le temen a la fuerza poderosa de los pueblos, representada allí por organizaciones políticas que defienden los verdaderos intereses de las clases históricamente excluidas y vilipendiadas.

No pueden perdonar que se reconozca en este espacio el liderazgo de Cuba y su resistencia después del desmoronamiento de la Unión Soviética y los países de Europa del Este. También les molesta que en cada convocatoria haya una denuncia tajante al bloqueo económico y comercial de Estados Unidos contra la nación caribeña, que ha causado daños por más de un billón de dólares.

Según se ha anunciado, las delegaciones que ya arriban al campo ferial Chuquiago Marka de la ciudad de La Paz también condenarán nuevamente este acto de genocidio, además de las campañas de subversión que buscan una desestabilización interna en Cuba.

La agenda del evento comenzará con el Foro de la Escuela Política, luego el sexto Encuentro de la Juventud, el tercer Encuentro de Mujeres y el segundo de los Afrodescendientes. También se reunirán varios delegados para discutir sobre los Parlamentarios de Izquierda y la Diplomacia de los Pueblos. Igualmente, se trabajará en ocho mesas de discusión y culminará con la emisión de una declaración final.

UN PROYECTO ALTERNATIVO

En 2011, durante la reunión realizada en Managua, Nicaragua, los presentes en el Foro ratificaron que “…las políticas de gobierno impulsadas por la izquierda y fuerzas populares y progresistas latinoamericanas y caribeñas, orientadas a la redistribución de la riqueza, al control de los recursos naturales, a la creciente participación de los ciudadanos y los sectores sociales en la vida política y económica, marcan el rumbo hacia ese proceso de cambios que tiene como punto de referencia inicial la necesidad de formular y construir proyectos alternativos al neoliberalismo”.

Para la creación de esos proyectos, diez años antes, en la cita de La Habana se había definido el rumbo, al plantearse dos condiciones esenciales para su puesta en marcha y sustentabilidad. En primer lugar, «…la prioridad de los objetivos sociales en oposición a la condición de elementos residuales a la cual han sido relegados por las políticas neoliberales”, y como segundo aspecto “…la recuperación de los espacios de soberanía económica y política en las relaciones con los países centrales y los núcleos de decisión de la economía global”.

Las misiones sociales en varios de los países de la región, entre ellos la propia Bolivia, declarada territorio libre de analfabetismo, y el reconocimiento internacional alcanzado por los gobiernos de América Latina y el Caribe en los últimos años , avalan la certeza ideológica del Foro de Sao Pablo. Uno de sus líderes fundadores, Luis Inacio Lula Da Silva, se convirtió posteriormente en presidente de Brasil y su Partido de los Trabajadores guía aún los destinos del gigante sudamericano.

En cada uno de estos encuentros se enarbola la defensa de la soberanía de los paises, la defensa de la identidad latinoamericana, la necesidad de brindar mayores oportunidades a la mujer en la toma de decisiones y el impulso a los procesos de integración regional como forma de inserción en la economía mundial.

También se ha abordado la construcción de auténticas democracias participativas, considerando el papel de los jóvenes, y la profunda lucha de los pueblos indígenas; así como el enfrentamiento a todas las formas de explotación, opresión económica y enajenación de los ciudadanos.

En sus discusiones, el Foro ha dejado claro que lo que está verdaderamente en crisis es el pensamiento único y el paradigma hegemónico, pues el neoliberalismo —dirigido a reforzar el poder del capital financiero transnacional—, contrariamente a lo que proclama su discurso, tiene un carácter destructivo sobre las economías y las sociedades, como lo evidencia su incapacidad para reactivar la producción, generar empleo, elevar el ingreso y revertir el proceso de marginación.

También ha definido que ninguna propuesta distinta de sociedad, de construcción de estados nacionales con desarrollos soberanos, podrá edificarse si continúa la transferencia neta de riquezas hacia la banca y los estados imperialistas. Por ello, el Foro exige el cese de los procesos de privatización y condena la escalada indiscriminada de apropiación de los recursos estratégicos de la región en beneficio del capital transnacional y sus aliados.

El pasado año, en Brasil, la declaración final expresó cuál debería ser la postura latinoamericana a estos intereses imperiales: “Nuestra respuesta debe contener la perspectiva de alcanzar la complementariedad económica, reducir las asimetrías y promover el desarrollo económico y social de nuestro continente. Los procesos de integración que están en marcha, como Unasur, Celac, Mercosur, ALBA, entre otros, responden con contundencia a dicha complementariedad, representando movimientos de convergencia de los proyectos nacionales de desarrollo”.

“El Sur también existe”, escribió el memorable poeta uruguayo Mario Benedetti. Y esa mirada al Sur que hacen los que desde este lunes llegan a tierra boliviana para asistir al Foro de Sao Pablo indica un futuro promisorio para los pueblos de Nuestra América.


Compartir

Yoerky Sánchez Cuellar

Soy un joven cubano, periodista y soñador, un loco de esperanzas. Me gusta tanto la literatura como la política. Mi más sincera convicción es el pensamiento martiano de que los buenos son los que ganan a la larga.

Se han publicado 1 comentarios


Abel Trujillo desde FB
 25/8/14 15:26

 Foro de Sau Pablo nació cuando se reunieron los partidos de América Latina y el Caribe en el Brasil por invitación del Partido de los Trabajadores dirigido por Lula . La oligarquía internacional estigmatizó al Foro cuya reunión No. 20 tiene lugar ahora en Bolivia , país que había sido calificado como un Estado fallido , hoy gobernado por un valiente indígena que ha demostrado que la solución no es el neoliberalismo con los resultados reflejados con la nacionalidad de los recursos naturales , la inversión social , los adelantos en educación reconocidos por la UNESCO al declarar a Bolivia territorio libre de analfabetismo , con un futuro muy promisorio que demuestra las bondades del socialismo ..Les invitó a hacerse presentes en el Foro mediante la sintonía de Telesur .

Deja tu comentario

Condición de protección de datos