martes, 29 de noviembre de 2022

Fidel sigue llenando la Escalinata

La juventud regresó al amparo del Alma Máter para ratificarle al Comandante en Jefe que nunca se irá, ni de la Universidad, ni de pueblo…

Yuniel Labacena Romero en Exclusivo 25/11/2017
0 comentarios
Homenaje a Fidel en la Escalinata

El ejemplo de firmeza, sencillez y sacrificio permanente del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, estremeció otra vez la Escalinata de la Universidad de La Habana. Su pueblo, en especial su juventud, que sigue defendiendo las banderas del socialismo, regresó la noche de este sábado a ese sitio, para rendirle un apasionado tributo, en el primer aniversario de su desaparición física.

En una velada político-cultural se recordó su paso a la inmortalidad y también el concepto de Revolución, ese que se ha convertido en brújula de un pueblo y que millones de cubanos y cubanas tras su partida juramos cumplir hasta la médula. Rostros con la emoción desbordada, hecha llanto, poema, grito, música o canción, se unieron en este sentido homenaje que evocó a un hombre y sus nobles epopeyas por Cuba y la humanidad.

Ese fue el sentir que compartió Niubys García Otaño, presidenta de la Comisión Organizadora de la Asamblea Nacional de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media, quien aseguró que los jóvenes están listos para cumplir con la principal tarea que el Comandante les encomendara: de cuidar siempre esta Revolución manteniendo las ideas y la conciencia siempre cuesta arriba.

Mientras que Raúl Palmero Fernández, presidente de la Federación Estudiantil Universitaria, recordó que hace un año Cuba entera se fundió en un gran silencio, respetuoso y estremecedor, cuando el Comandante se abrió camino hacia la eternidad. “Hoy, millones de cubanos ratificamos con lealtad que este es el pueblo de Fidel, su Patria, y que sus ideas no han muerto, viven más que nunca”, añadió.

La emoción de cientos de jóvenes se mezcló con consignas, carteles, pancartas, pulóveres con el rostro de Fidel… en la Universidad donde estudió, donde se reunió con los estudiantes y pronunció vibrantes discursos, en el escenario desde donde salieron marchas de reafirmación revolucionaria encabezadas por él y donde anunció el carácter reversible que podía tener la Revolución, la universidad donde —como dijo en más de una ocasión— se hizo revolucionario.

La frase que corrió de boca en boca y se adueñó de Cuba hace un año: Yo soy Fidel, volvió a estremecer la Escalinata donde nació. Esa expresión sigue siendo una meta permanente en el niño, el estudiante, el obrero, la maestra, el campesino, la doctora, el deportista… en la Isla entera, que sabe cómo nos dijo Raúl, aquel 3 de diciembre de 2016, desde Santiago de Cuba, que “la permanente enseñanza de Fidel es que sí se puede”.


Yuniel Labacena Romero


Deja tu comentario

Condición de protección de datos