martes, 6 de diciembre de 2022

Fidel regresa a Bayamo

A 60 años del desembarco del Granma, el Comandante en Jefe regresa a la Plaza de la Revolución donde pronunció su última alocución pública como presidente de Cuba...

Redacción Cubahora en Exclusivo 02/12/2016
0 comentarios
Fidel discurso en Bayamo
“Con la verdad se hizo esta Revolución, con la verdad se alcanzó el triunfo, con la verdad se ha defendido durante casi 50 años”.

“Con la verdad se hizo esta Revolución, con la verdad se alcanzó el triunfo, con la verdad se ha defendido durante casi 50 años”.

Estas fueron palabras del Comandante en Jefe, Fidel Castro, durante su último discurso público como presidente de Cuba, con motivo de las celebraciones en Bayamo por el 26 de julio en 2006. Precisamente hoy, regresa a ese lugar que lo recibió hace 60 años cuando desembarcó con el resto de los expedicionarios del yate Granma.

La Caravana Tributo a Fidel que traslada los restos de Fidel, lo regresa por el mismo camino que transitara en 1959 con el Triunfo de la Revolución. Todo el país ha sido testigo del camino hacia la inmortalidad del máximo líder de la Revolución cubana.

Bayamo no podía ser la excepción. En horas de la tarde de hoy llegará Fidel a este oriental territorio, donde pasará por la primera plaza en Cuba denominada de la Revolución, en el centro histórico urbano de la ciudad.

Es esa la plaza donde en julio de 2006, Fidel apuntaba los importantes logros de los programas de la Revolución en la Ciudad Monumento Nacional.

“El Programa de Introducción de la Computación en la enseñanza primaria beneficia a 74 374 alumnos con 2 021 computadoras. Con el Curso de Superación Integral para Jóvenes, Granma llega a la cifra de 47 409 estudiantes de enseñanza superior, tres veces más que lo que tenía todo el país al triunfo de la Revolución”.

Y es que no podía ser de otra manera, cuando se tiene una Revolución “con todos y para el bien de todos” y un líder que desde el 1ro de enero de 1959 puso al pueblo cubano como prioridad del proceso revolucionario.

“El día en que existan sociedades verdaderamente justas en el mundo —y va llegando la hora, porque no existe otra alternativa—, ese día, con mucha racionalidad, se podrá hacer el uso de toda la fuerza de la educación para crear valores y especialmente trasmitir valores”.

“Lucharé toda mi vida, hasta el último segundo, mientras tenga uso de razón, por hacer algo bueno, hacer algo útil, porque todos hemos aprendido a ser mejores con cada año que nos pasa por encima, todos los revolucionarios y el ser humano se enaltece cuando hace algo por los demás”.

Pero no solo expresó su preocupación por su pueblo, sino también por todos aquellos que en el mundo entero sufren las consecuencias de un sistema de salud privado.

 “Hay países en África hoy en que las perspectivas de vida son 38 ó 39 años. Una operación de catarata en Estados Unidos puede costar 5 000 ó 6 000 dólares, depende.  El mundo no tiene para pagar eso. Cuántas personas estarán muriendo todos los años por falta de diagnóstico a tiempo, cuánto se podría prolongar la perspectiva de vida atendiendo al niño”.

El invicto Comandante recordó la valentía de los mambises cuando prefirieron ver la ciudad en llamas antes de entregarla al enemigo. Y esa es la misma entrega que hoy muestran miles de bayameses que salen a las calles para rendir tributo al hombre que en 2006 les dijo:

“Cuánto más falta por hacer en Bayamo todavía. Mas no por ello nos arrepentiremos, ni nos parecería absurdo que un día los bayameses quemaran la ciudad de Bayamo antes que entregarla al enemigo. Más vale quemarla y que no haya nada, porque sobre la dignidad se puede construir un mundo”.

En la Plaza de la Revolución fue firmada la Capitulación de Bayamo, cuando los mambises lograron la liberación de la ciudad el 20 de octubre de 1868. Fue Carlos Manuel de Céspedes, padre de la Patria, quien la llamó por primera vez de este modo.

En su interior están una estatua a Céspedes y otra a Perucho Figueredo, autor del Himno Nacional, entonado por primera vez muy cerca de ese sitio, aquel 20 de octubre de 1868.

El pueblo bayamés rendirá tributo al hombre que desembarcó en sus costas un 2 de diciembre de 1956 para librar la última etapa de nuestras guerras de independencia al frente del Ejército Rebelde, en la Sierra Maestra.

Los restos del líder histórico de la Revolución cubana permanecerán en la Plaza de la Revolución de Bayamo, donde el pueblo realizará una vigilia y una peregrinación masivas para decir ¡Hasta siempre Fidel!


Redacción Cubahora

Desde la redacción de Cubahora se toman día a día decisiones informativas, editoriales y de cualquier índole.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos