martes, 6 de diciembre de 2022

Fidel Castro: Un líder políticamente incorrecto

Buscando el clientelismo, la politiquería y la demagogia al uso en sociedades que quieren servir de ejemplo a Cuba no se van a encontrar a Fidel...

Iroel Eri Sánchez Espinosa en Exclusivo 03/12/2016
10 comentarios
Tributo a Fidel en Matanzas
Si hurgaran un poco en la historia de Cuba para saber a quién han venerado los cubanos comprenderían la verdad.

Ha sido tan inocultable la impresionante reacción de dolor y compromiso del pueblo cubano ante la muerte de Fidel que algunos medios de comunicación se han consagrado a interpretarla y devaluarla para luego vender la idea de un país minado por la incertidumbre y el desánimo, “sin referentes”. El diagnóstico y detrás la profecía que desean autocumplida: “Cuba está tan detenida en el tiempo que cualquier cambio que venga, tendrá que ser brusco para ser efectivo.”

Hasta en la psicología se han buscado explicaciones. Se ha dicho -y escrito- que la forma en que han reaccionado los cubanos no es racional, que obedece a un “síndrome de Estocolmo”, se ha sugerido mendazmente que el luto es obligado porque “si alguien bebe alcohol o escucha música en el auto o en la casa, le clavan una multa equivalente a 50 dólares”, y se ha concentrado la imagen del dolor provocado por la partida del Comandante en “muchos ancianos y ancianas” como si no fueran los jóvenes los que iniciaron la consigna “Yo soy Fidel” y la gritaron atronadoramente en el homenaje de la Plaza de la Revolución.

Considerando a cubanas y cubanos como a sí mismos, los reporteros enviados a La Habana para cubrir el funeral de Fidel buscan en razones materiales – alusiones a ollas arroceras y refrigeradores- lo que para ellos es invisible. Si hurgaran un poco en la historia de Cuba  para saber a quién han venerado los cubanos comprenderían la verdad. Se enterarían entonces de Antonio Maceo que con un puñado de hombres y tras una guerra devastadora no aceptó una paz sin independencia y abolición de la esclavitud, de José Martí que más que ofrecer a los obreros emigrados les fue a pedir -y obtuvo de ellos- un día de salario al mes para armar a los libertadores de Cuba, de Antonio Guiteras que cuando los embajadores de Estados Unidos mandaban en América Latina tuvo el valor de expulsar a uno de su oficina, o  de Jesús Menéndez quien impuso a los monopolios norteamericanos un acuerdo único en la historia en beneficio de los trabajadores azucareros. Lógico, ninguno de esos referentes fue transmitido a través de los medios de comunicación ni se construyó a través de bienpagados columnistas del dólar.

Tal vez en la cabeza de los cubanos que dan emocionado adiós a su líder no hay un recuerdo de algo material sino victorias que lograron junto a Fidel como el regreso de los Cinco prisioneros antiterroristas condenados injustamente en Estados Unidos o la devolución del niño Elián González, a quienes en contra del sentido común el Comandante aseguró traerían de vuelta.

Es que mirándose en un espejo, buscando el clientelismo, la politiquería y la demagogia al uso en sociedades que quieren servir de ejemplo a Cuba no se van a encontrar con el Fidel que admira el pueblo cubano.

Los últimos pronunciamientos del Comandante fueron, como siempre, políticamente incorrectos. “No confío en la política de los Estados Unidos” dijo en enero de 2015; “hermano Obama”, llamó irónicamente al presidente de Estados Unidos al desnudar las intenciones de su visita a Cuba y decirle con un gesto digno de Maceo “no necesitamos que el imperio nos regale nada”, y en su último discurso ratificó su condición de comunista. No fue ambiguo ni equidistante, siempre tomó partido, fue radical, “extremista” dirían algunos, como Martí, Maceo, Guiteras, y Menéndez, y por eso está junto a ellos en el corazón de los cubanos, porque logró lo que llevó a aquellos a entregar su vida.

¿Qué agradecen entonces los cubanos cuando despiden a Fidel? Digámoslo no con las palabras de un revolucionario sino con las de un desafecto que, en un acto de honestidad que le costó terminar una entrevista en una radio de ultraderecha española, dijo lo que cualquiera que ha rendido tributo al Comandante por estos días  sabe muy bien: “Cuando llegó Fidel triunfó y convirtió un país de mamboleta, de prostitutas, de tahúres y de americanos y lo convirtió en una de las naciones más importantes del mundo.”


Iroel Eri Sánchez Espinosa

Se han publicado 10 comentarios


susana emilia
 20/11/17 11:19

Se me olvido decir que amo a Fidel. HASTA LA VICTORIA SIEMPRE. VIVA FIDEL.

susana emilia
 20/11/17 11:18

Si Raul Rodriguiez Cortes es Mexicano, me duele el corazon, con tanta droga, tantos feminicidios, homicidios, secuestros, pobreza, etc,etc,etc que vive nuestro hermano pais Mexico, de lo cual debiera hablar y luchar por erradicar, porque no queremos criticar queremos ayudar, pero hay que verse la paja en el ojo propio y dejar de criticar la ajena y de dejar de MENTIR, es triste saber que un hombre se gane la vida de ese modo. Quisiera que alguien me diga que pais del mundo puede vivir bloqueado, sin prestamos del banco mundial y el fondo monetario internacional, sin recursos naturales y ofreciendo a su pueblo salud y educacion gratuita y de calidad, sin un FIDEL, como dice la cancion de Giberto Santa Rosa....QUE ALGUIEN ME DIGA........

María de los Ángeles
 9/12/16 12:43

Iroel, muy bueno su comentario: "Fidel un líder politicamente incorrecto". El Triunfo de la Revolución hizo nacer de nuevo a este pueblo, barrió con la prostitución por necesidad, eliminó el analfabetismo, nos garantizó la salud. Pero para mí lo más importante que hizo Fidel fue darle dignidad a los cubanos. El pueblo lo quiere porque nunca se doblegó, nunca le rendió honores a un imperio que siempre nos ha querido aplastar. El pueblo aprendió con Él a ser valiente. Los cubanos digno nos sentimos orgullosos de tenerlo. Él no quería niños limpiando zapatos en las calles, el no quería que las mujeres cubanas se humillaran con la prostitución y luchó por ello. El quería que hasta el más humilde de los hombres tuviera un título universitario. Encuentro muy bueno lo que está presentando ahora la TV sobre cómo era antes y cómo es ahora pues la juventud no tiene referente sobre eso.

 

       

senelio ceballos
 13/12/16 8:40

Saludos Iroel!...Maria de los Angeles...No cabe duda que nos dijo adios uno de las personalidades latinas mas grande de la historia...Murio con las BOTAS puestas..EPD-COMANDANTE..Pero que cometio muchos errores en las ESFERAS...ECONOMICO-JURUDICA..que tendran que pagar nuestros nietos por muchos annos ..TAMBIEN es verdad?....Maria   o Iroel.  Como .Nos pueden explicar que de una sociedad casi analfabeta en 1958-60...Pudimos construir una alta sociedad TECNICO-CIENTIFICA....Pero incapaz de autoabastecernos de yuca, leche y namme en el 2015?... Quiere decir... que algo esta fallando..QUE?

159
DE CUBA CON ♥
 3/12/16 23:19

Es lógico que publiquen acerca del dichoso sindrome de Estocolmo y más mientras oculten que sus sociedades mal llamadas del primer mundo en muchos de los casos son las secuestradas por el consumismo del tanto tienes, tanto vales a cualquier costo.

Ramiro
 3/12/16 18:30

Excelente saludos desde Quito 

Julián
 3/12/16 12:29

Leí de del síndrome de Estocolmo en un artículo de El Mundo de España. Es una aberración. Hay quien dice que Hitler también reunía multitudes y era un dictador. Me gustaría Iroel que comentaras esto, sobre todo para tener criterios para contrarrestar semejante comparación, a veces uno se enfada pero no cuenta con elementos como los que has dado aquí para rebatir. Gracias. 

Iroel Sánchez
 3/12/16 14:09

No tiene sentido, esa comparación. Fidel derrocó una dictadura sangrienta, Hitler la estableció, Fidel liberó pueblos, Hitler los oprimió... Lo mejor es que el que le dice eso a El Mundo, aparece en este video donde le piden a Trump hacer lo mismo que Hitler y "arrastrar a los comunistas" https://lapupilainsomne.wordpress.com/2016/11/20/los-trumpistas-de-la-habana-video/

152
Jose
 3/12/16 12:15

Coñóooo, que genial está esto!!!! qué bueno, hace falta qque lo lean mucha gente. Esto es lo que hacía falta. Iroel, quien dijo eso de el final, ponle el nombre para que no quede dudas y todos  estos HP se cayen la boca. oye, Cubahora perdona la emoción, pero publiquen mi comentario, no importa que se me vaya una mala palabra.

Iroel Sánchez
 3/12/16 13:57

Gracias. Lo de "cualquier cambio que venga, tendrá que ser brusco para ser efectivo" por Raúl Rodríguez Cortés en el periódico mexicano, también lo de las multas de 50 dólares... en El Universal  http://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/columna/raul-rodriguez-cortes/nacion/2016/12/2/cuba-incertidumbre-y-desanimo

 

165

Deja tu comentario

Condición de protección de datos