viernes, 19 de julio de 2024

Fidel Castro, el hombre sin tiempo

Me hicieron creer por mucho que era un profeta, muy contrario al refrán popular, este era profeta también en su tierra...

Rosana Berjaga Méndez en Exclusivo 13/08/2013
2 comentarios
Fidel Castro capturado por la cámara de su hijo Alex
Hombre sin tiempo.

Él nació sin tiempo. Así tiene que haber sido, porque para cuando nací yo, él ya era grande, ya había hecho mucho, había hecho tanto, que mi abuela ya lo veneraba.

A mí me hicieron creer por mucho que era infranqueable y me lo demostraron ampliamente con el fracaso continuo de los 600 y más intentos de asesinato. También me dijeron que era un profeta, muy contrario al refrán popular, este era profeta también en su tierra.

Más tarde me aseguraron que era el hombre con más hijos en el mundo; y luego que era el loco más cuerdo que jamás se hubiera conocido sobre la tierra. Que no tendría ganado el Paraíso -como seguro tampoco lo tendría el Quijote- por la virtud de enfrentarse a molinos de viento; algunos enfrentamientos hechos de antemano, que solo comprenderíamos los mortales años después, cuando el aire nocivo de las aspas pretendiera nublarnos la razón.

Creí todo sin cuestionar, hasta que lo vi caer. Era quizá la lección que me faltaba: no era infranqueable, no, Ni invencible. Enfermaba como otros, padecía como otros... y envejecía.

A mi hombre sin tiempo, Fidel Castro, se le arrugaban las manos, se le manchaba el rostro, se le cortaba la voz... pero al parecer seguía siendo profeta; le seguían naciendo hijos -brotados en todos los idiomas y bajo cualquier credo; y alguna fuerza extraña que no poseemos estos otros, le hace arremeter con más fuerza contra los molinos según pasan los años.

Rara manera de aprender que el cuerpo queda preso de los avatares diarios y que la inmortalidad radica en otras razones más viscerales, sin capas ni máscaras, sin superpoderes, sin tiempo...


Compartir

Rosana Berjaga Méndez

Periodista, con el cine en las venas y los niños en el corazón.

Se han publicado 2 comentarios


Iván B.F
 15/8/13 21:36

Muy buen artículo, mostrando al Fidel mortal por naturaleza, pero inmortal en las ideas.

MARCO PAULO VALERIANO DE BRITO
 13/8/13 16:58

Algunas palabras para Fidel Castro Nada podría ser revolucionario por unanimidad. Ser revolucionario es ser una persona única de naturaleza y principios. El ser humano se convierte en un revolucionario al darse cuenta de que la revolución empieza en sí. Para convencerse de que va a cambiar el mundo desde seguro de que algo sí ha cambiado. La historia de la humanidad nos ha dejado a los hombres y mujeres que tuvieron el valor para cambiar el mundo de sí mismo. América Latina tiene el honor de haber nacido de sus tierras a Fidel Castro. Sus 87 años de edad, ennoblecer nuestras naciones y el coraje de tirar a sus hijos de su ejemplo siempre luchar por nuestra libertad. ¡Feliz cumpleaños! Marco Paulo Valeriano de Brito

Deja tu comentario

Condición de protección de datos