miércoles, 22 de mayo de 2024

En Panamá se escribe una página de historia cubana

Lo vivido en los foros y actividades paralelas de la VII Cumbre de las Américas, evidencia la necesidad de un diálogo más civilizado...

Yuniel Labacena Romero en Exclusivo 11/04/2015
1 comentarios

Es intenso el calor de la ciudad. Sin embargo, Panamá se vislumbra ante los ojos de los recién llegados, y más si es en la noche como le sucedió a este reportero. Ese país localizado en el istmo que une a Sudamérica con América Central, tiene un vasto territorio montañoso, que solamente es interrumpido por el Canal de Panamá. La sorprendente obra en el escenario geográfico, además de facilitar la comunicación entre las costas de los océanos Atlántico y Pacífico e influir significativamente en el comercio mundial, es símbolo del ingenio humano.

En una nación con ese privilegio mundial que ya tiene más de cien años y con una población superior a los tres millones de habitantes, se han dado cita los jefes de Estado y Gobierno en la VII Cumbre de las Américas. Lo vivido aquí desde el martes último evidencia la necesidad de un diálogo más civilizado, desde la pluralidad, la conciencia y la diversidad que caracteriza a cada una de las 35 naciones del continente. Ha llegado la hora de conocer la verdad y Panamá es el escenario desde donde se protagoniza la historia.

Muchas han sido las muestras de solidaridad con la Mayor de las Antillas. Los aplausos, vítores y consignas de varios países progresista de la región han acompañado a Cuba, ante las diferentes provocaciones de mercenarios y amigos de terroristas pagados por el imperialismo que están acreditados aquí como “sociedad civil cubana”, algo que se denunció desde la llegada cubana a Panamá.

Anñelo Villareal, del país anfitrión, quien estuvo en la comisión que abordó el tema de Educacional comentó: “Fue emocionante conocer de la presencia cubana y agradecemos que sus representantes aportaran toda la experiencia que tienen en materia de educación”. En otras conversaciones sostenidas con algunos de los líderes estudiantiles de la Isla, el joven reconoció la importancia política de organizaciones aglutinadoras de muchos estudiantes, como la FEU.

No sucedió lo mismo cuando le preguntamos sobre Cuba y su presencia en el IV Foro de Jóvenes de las Américas a Valerie Lorena, directora ejecutiva y Coordinadora General del evento. Entre titubeos y haciendo votos por no responder,  solo dijo “Para mí los chicos son todos de las Américas. Son 35 países ¿cómo hago para hablar solo de uno?... Yo los vi bastante animados, participativos y siguiendo las dinámicas de trabajo con mucha decisión. Espero que se hayan sentido a gusto”.

“Fue muy importante que estuvieran representada la sociedad civil de Cuba y de Venezuela para compensar las posiciones neoliberales en temas políticos y sociales”, aseguró el joven argentino Fernando Quiroga, quien estuvo en la Mesa de Gobernabilidad democrática y participación ciudadana en su condición de miembro de la organización La Cámpora. “En las otras comisiones también se sintió la presencia de Cuba y pidieron la no injerencia, la soberanía plena”.

Por verdades como esas,  la representación cubana denunció más de una vez a los mercenarios, como hizo este viernes al rechazar una provocación contra la Mayor de las Antillas organizada por un grupo de mercenarios en la entrada del Hotel El Panamá, sede de los foros de Jóvenes y de la Sociedad Civil, respectivamente. ¿Quién no va a salirle al paso a calumnias de los enemigos históricos de la Revolución?

Como gritaron enardecidos los legítimos representantes de la sociedad cubana "no nos da la gana, de ser una colonia norteamericana y si nos da la gana, de ser una nación libre y soberana". “¿Por qué no tuvieron el valor de responder cuando esta delegación se retiró de la inauguración del Foro de la Sociedad Civil? Lo que acaban de hacer con unas hojas, llamando a la "democracia" que en el caso de ellos es la democracia del dólar, es lo que hemos denunciado”, dijo Yosvany Alberto Montano, presidente de la FEU de Cuba.

En este Foro están amigos y cómplices de Luis Posada Carriles, el asesino que mató a mis compañeros de aula en el sabotaje contra un avión de Cubana en 1976, en la que perdieron la vida sus 73 pasajeros, entre quienes se encontraba el Equipo Juvenil de Esgrima de Cuba, dijo el campeón olímpico Alberto Juantorena, quien agregó que esos deportistas “no pudieron llegar a la gloria olímpica, pero llegaron a la gloria de los mártires de la Patria”.

Humillante fue cuando en la tarde se pidió a las delegaciones volver a acreditarse para asistir a la clausura del Foro de la Sociedad Civil como refirió Miguel Barnet, Presidente la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, en declaraciones a la prensa en nombre de los participantes cubanos a un encuentro caracterizado por las dilaciones en la entrega de documentos a la delegación cubana, y en por lo cual se han producido varias protestas desde el pasado 8 de abril.

Por eso la delegación cubana al Foro de la Sociedad Civil decidió, en pleno, NO participar en el diálogo que los representantes a este evento tendrían con un grupo de mandatarios presentes en Panamá para la VII Cumbre de las Américas y denunciaron que se ha diseñado un mecanismo para “forzarnos a compartir con mercenarios pagados desde el exterior con el propósito de subvertir el sistema político y social del país”.

Con varias pruebas documentadas, como manifiesta la Declaración, Cuba ha mostrado la identidad de mercenarios y terroristas que no representan los intereses del pueblo cubano. “Queremos dejar constancia de nuestro rechazo a cualquier documento que pueda presentarse sin haber sido resultado de los debates que tuvieron lugar ayer en las Mesas de Participación Ciudadana y Gobernabilidad Democrática en los Salones Cristal y Bella Vista”.

Y tomamos esta decisión “después de reflexionar colectivamente acerca del escenario que se ha diseñado en el Foro de la Sociedad Civil para forzarnos a compartir con mercenarios”, y también “por respeto al Presidente anfitrión y a los demás mandatarios, incluido el Presidente Obama”.

Ya en la noche, en el Centro de Convenciones ATLAPA, quedó inaugurada la VII Cumbre de las Américas, que por vez primera en la historia de estas citas contó con la presencia de Cuba. Allí estuvo Raúl, para ocupar así el lugar hasta ahora negado a Cuba y que el unánime reclamo de América Latina y el Caribe le devuelve, en lo que sin dudas constituye una victoria de la unidad y la solidaridad mundial. A su lado un amigo de batalla y de lucha por esa América verdadera: Rafael Correa, el mandatario ecuatoriano.

No debemos olvidar que con un sello neoliberal nacieron en Miami en el año 1994 estas cumbres y que hace 53 años, bajo presiones estadounidenses, la Organización de Estados Americanos (OEA) expulsó a Cuba de su seno y, aunque en el 2009 revirtió esa decisión, el país antillano mantiene su negativa a retornar al organismo hemisférico, tema que resurge en vísperas de la Cumbre de las Américas. Muchas son las razones para el no regreso, pero pueden resumirse en el papel que durante décadas ha desempeñado la OEA como plataforma de Washington para agredir, ocupar y expoliar a los pueblos de América Latina y el Caribe.

Como dijo el doctor Fernando Martínez Heredia, miembro de la delegación cubana, en su intervención, en el Paraninfo de la Universidad de Panamá, donde sesiona la Cumbre de los Pueblos, hoy existen dos Américas, en todas sus realidades e implicaciones, pero todos sabemos a cuál pertenecemos, estamos orgullosos de formar parte de lo que José Martí bautizó como nuestra América, por eso estamos decididos a formar un nuevo bloque histórico. “Los hermanos del continente haremos un nuevo cielo, una nueva tierra y al final conquistaremos la justicia”.

Esperemos que esta Cumbre, que reúne a las 35 naciones del hemisferio, debata sobre todo, las sanciones que aplicó el Gobierno de Estados Unidos a Venezuela, por considerarla una amenaza para su política interna; la normalización de relaciones entre Estados Unidos y Cuba; el fin del bloqueo económico que ha afectado a esta nación caribeña por más de 50 años y el derecho de Bolivia al Océano Pacífico. Se trata de reflexionar de una vez y por todas, aspectos políticos y acciones conjuntas para hacer frente a desafíos presentes y futuros en los países de las Américas.


Compartir

Yuniel Labacena Romero

Se han publicado 1 comentarios


snelio ceballos
 18/3/18 9:06

Para Lic.Yuniel y colectivo de esta web.....Saludos y una pregunta...PARA QUE?  CUAL / CUALES son los objetivos de  colocar este viejo articulo de tres annos atras aqui?...Uds no saben  que ya estamos en ek  2018?..Otros jefes. otras condiciones, otros problemas.....etc

Deja tu comentario

Condición de protección de datos