lunes, 5 de diciembre de 2022

Empujar barreras

La visita a Cuba de la Secretaria norteamericana de Comercio apunta a abrir puentes bilaterales...

Néstor Pedro Nuñez Dorta en Exclusivo 06/10/2015
0 comentarios

El anuncio oficial de la presencia en Cuba, entre el seis y siete de este mes, de la Secretaria estadounidense de Comercio, Penny Pritzker, bien podría ser asumida como un nuevo escalón en el intento del gobierno de Barack Obama de concretar las bases para la proyectada normalización de los vínculos con la Mayor de las Antillas.
Se trata de la segunda visita de un miembro del gabinete estadounidense a La Habana desde agosto último, cuando llegó a la Isla el Secretario de Estado, John Kerry, para reabrir la embajada de su país.
Según datos ofrecidos por la oficina de la nueva huésped, uno de los aspectos a tratar será explicar a las autoridades locales las medidas adoptadas recientemente por Washington en cuanto a “las normas de viaje, intercambio comercial y transacciones financieras” con respecto a Cuba, que aunque positivas, tendrían el inconveniente de que aún no poseen un carácter totalmente recíproco debido a las severas y extendidas limitaciones del bloqueo económico y comercial impuesto a nuestro país desde hace más de cinco décadas.
No obstante, las mismas fuentes precisaron que se trata de avanzar todo lo posible y lograr resultados en breve, a pesar de que todavía queden otros importante aspectos pendientes, como el mismo cese del bloqueo y el reclamo de Cuba de la devolución del territorio que hoy ocupa la ilegal Base Naval de Guantánamo.
Otro aspecto interesante es que la visita de la importante funcionaria se realiza a escasas semanas de un nuevo debate en la Asamblea General de la ONU del tema del cerco económico, comercial y financiero de los Estados Unidos a Cuba. Condenado en más de veinte ocasiones por la comunidad global, y en cuya votación para este año —según se especula— el gobierno de Barack Obama optaría por la abstención, en clara señal de su desacuerdo con la prolongación de tan inhumana medida.
Aspectos a considerar además en este escenario son los encuentros que, previos a la presencia en La Habana de la Secretaria norteamericana de Comercio, han realizado con las autoridades de la Isla delegaciones de productores y exportadores de los Estados de Arkansas y Carolina del Norte, interesados en lograr transacciones con la Mayor de las Antillas.
En el caso del primero, la delegación estuvo presidida por el propio gobernador de esa región, el republicano Asa Hutchinson.
Tanto el grupo de Arkansas como el de Carolina del Norte, ligados estrechamente a las producciones agropecuarias, consideran muy prometedores y beneficiosos sus posibles lazos con Cuba.
Mientras, autoridades de la aviación civil de ambas naciones, también iniciaron conversaciones que deberían conducir a la futura normalización de vuelos regulares bilaterales.
De manera que la presencia en La Habana de Penny Pritzker viene a sumarse como un factor de alto peso a toda esta actividad negociadora que, es evidente, apunta a empujar los muros del bloqueo, convertido en un presionante vejestorio cuyo destino final debe ser sentenciado por un Congreso donde todavía unos pocos intentan alargar su ilógica y dañina pervivencia.
 


Néstor Pedro Nuñez Dorta

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos