viernes, 1 de marzo de 2024

Emiliana no vive en Estados Unidos (+ Infografía)

Como resultado del apretado bloqueo de Estados Unidos, Cuba no puede vender allá el café y otros productos como la miel o el carbón vegetal…

Raúl Menchaca López en Exclusivo 10/11/2012
0 comentarios
Café cubita
“Si no fuera por Emiliana, nos quedaríamos con las ganas… de tomar café, de tomar café”

Fue Carlos Puebla quien hizo famosa a Emiliana, aquella señora “muy cumplidora, halagadora, alegre y cordial” que cada mañana colaba un sabroso café para sus compañeros, quienes estaban movilizados en tareas agrícolas.

Si no fuera por Emiliana, nos quedaríamos con las ganas… de tomar café, de tomar café”, cantaban Puebla y sus Tradicionales y la frase pasó a engrosar el gracejo nacional al tiempo que reforzó la excelencia de la infusión realizada con el grano cubano.

Y buen prestigio tiene el café cubano, pero por obra y gracia del bloqueo, los estadounidenses no pueden saborearlo, aunque los estafan vendiéndoles los paquetes de Pilón y Bustelo, marcas que tienen un falso origen en Cuba.

Pero lo peor no es sólo que los norteamericanos resulten engañados, sino que su propio gobierno, con una política criminal y obsoleta, impide que el genuino café cubano se venda en territorio de Estados Unidos.

Cercada y acosada, Cuba deja de ingresar más de 50 millones de dólares anuales porque el bloqueo impide a la empresa Cubaexport, del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, comercializar productos como el café, la miel y el carbón en el mercado estadounidense.

Para la directora general de esa empresa, Carolina Prieto, esa es una dolorosa oportunidad perdida para Cuba, que considera a su vecino del Norte como un mercado seguro para muchos de nuestros productos agrícolas y alimenticios, en especial por la cercanía y las facilidades que brinda, con respecto a las de Europa y Asia.

“Marcas de café como Turquino Montañés y Serrano Selecto tienen amplias potencialidades para comercializarse en Estados Unidos, pero en general nos cuesta mucho posicionarlos en el mercado exterior, ya que deben competir con marcas representativas y bien reconocidas en otras regiones”, subrayó Prieto. 

La directiva señaló que el café nacional tiene una alta demanda en la población norteamericana, que “realmente valora su calidad histórica”.

Según Prieto, la miel de abejas es otro de nuestros bienes que tendría asegurado un lugar en mercado norteamericano, que tiene una alta demanda de ese producto.

“Estados Unidos es un alto consumidor de miel. Es una ventaja que aprovechan todos nuestros competidores, pero Cuba, en cambio, tiene que venderla obligatoriamente en Europa y en países asiáticos como Japón, que no demandan mucho este producto y no aseguran la importación de toda nuestra cosecha”, apuntó.

El carbón vegetal también es otro producto prometedor, ya que el país está aprovechando buena parte del marabú que se desbroza y Estados Unidos se encuentra entre los primeros diez importadores, pagando precios preferenciales respecto a otros mercados.

“La cercanía es la principal ventaja en cuanto a reducción de los costos por fletes, que mucha falta le hace al producto para mejorar su estructura de precios e ingreso”, destacó.

“Todas estas producciones, que tienen espacio seguro en el mercado estadounidense, a veces nos cuesta trabajo ubicarlas en otros países dada la competencia de las marcas reconocidas en ellos y las recias restricciones que impone Europa a la importación de productos alimentarios”, explicó la funcionaria. 

Cubaexport también comercializa cacao en grano y su manteca, pastas alimenticias, aves ornamentales, productos todos de reconocida calidad que tienen grandes potencialidades para entrar al mercado estadounidense. 

Pero lo cierto es que el bloqueo impide cualquier tipo de relación comercial entre los dos países y los norteamericanos se quedan sin probar nuestro sabroso café, porque además Emiliana vive en Cuba y no en Estados Unidos. 


Compartir

Raúl Menchaca López


Deja tu comentario

Condición de protección de datos