domingo, 21 de abril de 2024

Comienza semana política decisiva para Paraguay

Crece cada vez más el aislamiento internacional del gobierno golpista del Paraguay, que destituyó en un amañado juicio al presidente constitucional Fernando Lugo…

Clara Lídice Valenzuela García en Exclusivo 25/06/2012
0 comentarios
Conferencia de prensa de Fernando Lugo 01
Conferencia de prensa de Fernando Lugo

La semana que comienza puede resultar decisiva en la situación política de Paraguay, una pequeña nación del cono sur de América Latina, cuyo presidente constitucional Fernando Lugo, ahora en la calle junto a su pueblo, fue destituido por el Congreso Nacional, tras un amañado juicio orquestado por la derecha opositora debido a una supuesta mala gestión gubernamental.

En la maniobra política liderada por el derechista Partido Colorado (PC) —al que Lugo expulsó del poder luego de 61 años de hegemonía en la Presidencia-, con el presunto apoyo de agentes externos, estuvo también involucrada el ala más conservadora del Partido Liberal Radical Auténtico, a la que pertenece el actual mandatario Federico Franco, hasta el viernes vicepresidente del anterior gabinete.

Denuncias hechas hace varios meses indicaban que Franco había pactado con parlamentarios del PC para llevar a juicio político al mandatario “por mal desempeño”, lo cual se materializó a fines de la semana pasada.

La destitución del ex obispo católico que colgó los hábitos para dedicarse a la política, en un compás que duró menos de 24 horas, se venía fraguando desde hace meses, pues el mismo denunció en fecha reciente que fuerzas de la oligarquía pretendían desplazarlo del cargo, luego de tres años y medio al frente del Ejecutivo.

Su gobierno, por primera vez en la historia contemporánea de ese país, ejecutó importantísimos proyectos sociales y económicos a favor de los pobres, como la reforma agraria, la Campaña nacional de Alfabetización, la Operación Milagro, entre otros.

“Para evitar el derramamiento de sangre, pues hay evidencias de elementos violentos que están infiltrados en Paraguay, fue que acaté la decisión del Congreso Nacional”, tras recordar que el Parlamento solo le permitió dos horas para defenderse de los cargos imputados, según explicó este domingo Lugo en una inesperada aparición en las afueras de la televisora estatal ante centenares de sus seguidores, que siguen en espera de los acontecimientos.

La soga, sin embargo, está apretando a los orquestadores del golpe de Estado expedito, que ya sienten la presión y el aislamiento internacional. Solo cuatro países hasta ahora han reconocido al nuevo Ejecutivo: España, Canadá, Ciudad del Vaticano y Alemania.

En América Latina y El Caribe, la gran mayoría de las naciones —incluso las que no se identifican con el pensamiento político de Lugo- han rechazado la arbitrariedad y el injusto enjuiciamiento presidencial. A lo interno, comienzan a tomar forma acciones para restablecer la democracia.

LUGO ES EL ÚNICO PRESIDENTE DE PARAGUAY

Este domingo, continuaron las protestas frente a la televisora estatal canal 2, bastión de los seguidores del Presidente, desde donde se anunció que el canal 10 igualmente perteneciente al sistema de la televisión pública está bajo control de sus empleados. De inmediato comenzó a afluir el público al lugar en demostración de apoyo, con banderas y consignas, improvisando una tarima desde donde hablan diferentes representantes de la población.

En micrófono abierto, el exsenador y exministro del Interior, Carlos Filizzola, habló en el Canal 2 para manifestar su repudio al enjuiciamiento a Lugo y anunciando que el anterior gabinete lo reconoce como Presidente legítimo de Paraguay.

Filizola criticó al Ejecutivo golpista, a los que acusó de tratar de intervenir la televisión pública, acción que se frenó gracias a la rápida movilización de la población paraguaya a través de las redes sociales. Anunció que este lunes habrá una reunión del Consejo de Ministros del gobierno de Lugo “para tomar acciones y abrir diferentes frentes” ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.”

FRANCO PIDE AYUDA

Resulta paradójico que el ahora presidente Federico Franco haya pedido la colaboración de Lugo para impedir el aislamiento del país en el escenario internacional y para que calme a la población, cuando es uno de los abanderados del golpe, y en un reconocimiento público de la debilidad de su gobierno.

Pero el ex Mandatario, que conocía de los planes conspirativos de Franco, le respondió públicamente que esa era su responsabilidad como paraguayo, y que el actuaría como un ciudadano más desde la oposición a los golpistas.
Mientras, el Mercado Común del Sur (Mercosur), integrado por Brasil, Argentina, Uruguay y el Salvador suspendió del bloque “de manera inmediata” a Paraguay, su cuarto miembro, en una reunión previa a la que realizarán al más alto nivel entre jueves y viernes en Mendoza, Argentina. Lugo ya avisó que estará en Mendoza representando a su país, mientras el golpista Franco dijo que no asistirá.

El acuerdo indicó que los representantes del nuevo gobierno no estarán presentes ni en la XLIII Reunión del Consejo del Mercado Común y la Cumbre de Presidentes del Mercosur y solo Lugo será bienvenido.

De igual manera, varios integrantes de la Unión Suramericana de Naciones (UNASUR) también llamaron a sus respectivos Embajadores en Asunción. Brasil, que pidió la salida de Paraguay de Unasur y Mercosur, Argentina, Ecuador, Bolivia y Chile ya no tienen representación diplomática en Paraguay, en tanto se espera la cita cumbre de esa organización integracionista el próximo día 27 en Lima, Perú, en la que se avizora otra contundente respuesta contra los usurpadores de la legitimidad.


Compartir

Clara Lídice Valenzuela García

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos