domingo, 23 de junio de 2024

China-CELAC: plenas relaciones Sur-Sur

Las relaciones de China y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) recibieron un poderoso impulso en Brasilia, donde las partes adoptaron importantes acuerdos...

Clara Lídice Valenzuela García en Exclusivo 18/07/2014
0 comentarios

Brasilia, la capital de Brasil, se convirtió esta semana en escenario de importantes reuniones cuyo objetivo es acercar a las grandes potencias económicas emergentes, el llamado Grupo de los BRICS, con América Latina y El Caribe, en el interés de crear una nueva arquitectura financiera mundial que contrarreste a los grandes centros de poder capitalista. Pero hubo mucho más, pues también China celebró una cumbre con la CELAC.

El pasado lunes, con el encuentro de los Ministros de Hacienda y Comercio de los BRICS – Brasil, Rusia, India, China y Brasil- se ultimaron los preparativos de la VI Cumbre de esas llamadas potencias emergentes, que comienzan a enfriar la unipolaridad económica de Estados Unidos a nivel planetario. Los BRICS poseen el 46 por ciento de la población mundial y capital suficiente para mantener el desarrollo sostenido de sus economías y colaborar con naciones de economías subdesarrolladas.

En una agenda apretada, pero consolidada, los BRICS no solo anunciaron al mundo dos organismos sustentados en multimillonarios capitales – el Banco de Desarrollo y el Fondo para Contingencias- sino que se reunieron con posterioridad con la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), ente nacido bajo el pensamiento bolivariano del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, y acogido por la región como una vía para el crecimiento con una óptica social hasta entonces desconocida.

La cita BRICS-Suramérica, catalogada como un éxito, fue la antesala del encuentro de China con  el llamado Cuarteto de la Comunidad e Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), también en Brasilia, representante activo de los 33 Estados miembros, que acciona los planes acordados entre una y otra cumbre.

Con el dignatario chino Xi Jinping estuvieron los jefes de gobierno del Cuarteto: Raúl Castro, de Cuba, Luis Guillermo Solís, de Costa Rica, Rafael Correa, de Ecuador, y el primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, además de la presidenta anfitriona, Dilma Rousseff y  los gobernantes de Venezuela, Nicolás Maduro, de Chile, Michelle Bachelet, de Uruguay, José Mujica, de Colombia, Juan Manuel Santos, de Guyana, Donald Ramotar, de Surinam, Dési Bouterse, además de varios cancilleres.

La cita dejó constituida una base importante para el impulso de una asociación integral Sur-Sur, con independencia de las diversidades nacionales: el Foro de Cooperación China-Celac, que significa una plataforma de gran valor en distintas categorías.

Fuentes cercanas al evento dijeron que el presidente  Xi Jinping hizo tres propuestas al bloque latinoamericano y caribeño: en primer lugar, la creación de un fondo específico que contará en sus inicios con 10 mil millones de dólares para financiar proyectos de infraestructuras.

Las dos partes coincidieron en el interés de que estas acciones comiencen a estructurarse de inmediato, a fin de que esté lista a inicios del próximo año.

El dignatario chino también ofreció la implementación de una línea de crédito preferencial con CELAC, que podría llegar hasta 10 mil millones, e instaurar, además, un fondo de cooperación chino-latinoamericano-caribeño para inversiones, por valor de cinco mil millones de dólares.

Además, China está dispuesta a recibir a seis mil becarios latinoamericanos más, pues ya hay cinco mil estudiantes brasileños que se preparan en carreras técnicas en la nación asiática.

El propósito del gobierno de Beijing es apoyar el incremento sostenido de las relaciones político-comerciales y de las inversiones en las naciones de la Comunidad, indicaron diplomáticos brasileños.

Los planes conjuntos adoptados en Brasilia –el Foro fue aprobado en la II Cumbre de la CELAC en La Habana en enero pasado- echarán a andar de manera rápida, pues ya se fijó el último trimestre de este año para la primera reunión de Cancilleres del Foro en la capital china.

Al término de la cita, medios diplomáticos chinos indicaron que el encuentro en Brasilia posee un significado histórico, pues la cooperación China-América Latina entra en una nueva fase.

El pasado abril, representantes del Cuarteto de la CELAC hicieron una visita a Beijing para perfilar el nuevo mecanismo de cooperación presentado ahora en Brasil.

En esa oportunidad, los diplomáticos chinos y de la CELAC señalaron ámbitos priorizados de interés común, entre ellos la agricultura y la tecnología y calificaron el Foro como una oportunidad estratégica para profundizar las relaciones entre las partes.

El Foro se corresponde a una iniciativa del país asiático propuesta durante la gira del ex primer ministro Wen Jiabao por la región latinoamericana en 2012, y recibió en la CELAC, fundada un año antes un excelente interlocutor, sin la presencia de Estados Unidos y Canadá.

Economistas reconocen que China podría sustituir en 2015 a la Unión Europea como segundo principal inversor en América Latina, superado solo por Estados Unidos.

Por su importancia, la puesta en marcha del Foro es un nuevo factor de peso en la integración regional, mientras China irrumpe con su influencia –hasta ahora positiva en el orden económico- en los cambios geopolíticos que se operan en esa zona, donde viven más de 650 millones de personas.

En el 2008, la potencia asiática publicó el “Documento sobre la Política de China hacia América Latina y el Caribe” en el cual destacan cuatro ideas esenciales: crecimiento conjunto, transformación y actualización, interconexión tridimensional y cooperación estratégica.

Los objetivos fundamentales planteados en el texto son promover el respeto y la confianza mutua para expandir el terreno común, profundizar la cooperación y lograr resultados ganar-ganar, apoyarse en las fortalezas de cada uno para fomentar el progreso mutuo e intensificar el intercambio.

En el plano bilateral, China posee una asociación estratégica integral con Brasil, México y Perú, y también con Chile, Argentina y Venezuela. Es país observador de la Alianza del Pacífico y mantiene relaciones plenamente normalizadas con el Mercado Común del Sur (MERCOSUR). También comparte un Foro de Cooperación Económica y Comercial con los países del Caribe.


Compartir

Clara Lídice Valenzuela García

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos