domingo, 27 de noviembre de 2022

Chávez no se va

El presidente venezolano Hugo Chávez se inscribe como candidato a la reelección, acompañado por su pueblo, en lo que será una antesala de la fiesta del próximo 7 de octubre…

Clara Lídice Valenzuela García en Exclusivo 11/06/2012
0 comentarios
Hugo Rafael Chavez Frias

Es un hecho. El presidente venezolano Hugo Chávez Frías formalizará este lunes su candidatura en las elecciones del próximo 7 de octubre, cuando con certeza el voto popular lo mantendrá en el Palacio de Miraflores, luego de meses en que la oligarquía internacional, en desespero, ha intentado crear un clima de derrota y pesimismo en el espectro político bolivariano.

El tiro le salió por la culata a los opositores, ya que — según está previsto- en horas de la tarde de hoy Chávez se inscribirá en el Colegio Electoral Nacional (CNE) acompañado por miles de personas que, se espera, desborden las principales avenidas de Caracas, la capital, reafirmando con su presencia el apoyo al líder de la Revolución Bolivariana.

No hay muchas expectativas respecto a la reelección del Presidente, que disfruta de un amplio margen de intenciones de voto según encuestas previas (54,3 por ciento de simpatizantes) respecto a su antagonista, el derechista Henrique Capriles Randoski, quien este domingo oficializó su postulación por la alianza Mesa por la Unidad Democrática (MUD), luego de una caminata de 10 kilómetros por Caracas.

Según expertos venezolanos, el opositor dejó un sentimiento de frustración en sus seguidores, dado el empobrecido discurso que pronunció, sin un programa político contundente, y cuya repercusión ha sido negativa no sólo en los medios opositores, sino en intercambios de mensajes en las redes sociales.

Aunque se proclama el “candidato de todos los venezolanos” —expresión risible dada la baja intención de votantes, apenas un 26,3 por ciento- el abogado Capriles Randoski dejó preocupados a sus seguidores - muchos llegados de otros Estados- pues ocupó el micrófono 10 minutos sin plantear algo en concreto.

El representante de la MUD no presentó su proyecto de Gobierno — es evidente que no puede hacerlo, dado que el gobierno bolivariano ha hecho más por su pueblo que todos los anteriores de la historia contemporánea del país. La entrega al CNE de su esquema gubernamental es un requisito exigido para oficializar su inscripción.

Pero, ¿Qué programa político nuevo, atractivo, superior al del actual Mandatario puede ofrecer este candidato único de la oposición, que, en buena lid, carece de oportunidades en las urnas?

CHÁVEZ, CANDIDATO DEL PUEBLO

Al contrario de Capriles, Chávez, luego de un año de lucha contra una delicada enfermedad, se presenta ante el CNE con un excelente estado de ánimo, dispuesto a una contienda electoral que aunque se inclina de su lado no dejará de sufrir ataques continuos, como hasta ahora, por los medios de comunicación masiva en manos de la derecha y los planes de la contrarrevolución para tratar de evitar que se mantenga en el gobierno.

Incluso Capriles Radonski, que ya se sabe perdido por mucho que patalee, en tono amenazante dijo ayer en breves declaraciones que “le daremos a Venezuela un nuevo gobierno, cueste lo que cueste”.

O lo que es igual, y tal como tienen planificado en el llamado Plan 2012, desconocer la victoria de Chávez, provocar enfrentamientos entre los seguidores de uno y otro candidato y declarar ingobernable al país con la consiguiente solicitud de intervención internacional, en este caso con seguridad la Organización de Estados Americanos con Estados Unidos al frente.

Esa es una tendencia que se observa en las distintas intervenciones del candidato del MUD, ex gobernador de Barinas, y ex alcalde de Baruta, quien pertenece a una de las familias más adineradas de Venezuela, la que controla la cadena Capriles de medios de comunicación, textiles y otros sectores.

Pero una cosa es querer y la otra es poder. El Jefe del Estado venezolano, quien se presenta por el Polo Patriótico, una coalición de organizaciones con el Partido Unido Socialista de Venezuela como mayor fuerza política del país al frente, entregará al CNE el Plan de Gobierno 2013-2019, cuyo primer objetivo, dijo este fin de semana, “es defender, expandir y consolidar la independencia nacional, reconquistada después de 200 años”

En una intervención en el Palacio de Miraflores, la sede gubernamental, Chávez precisó que en los propósitos de su Gobierno están la construcción del socialismo y la suprema felicidad social del pueblo, dos propósitos que ni de lejos están en la mente del millonario Capriles.

En ese sentido, afirmó que “el modelo del país va funcionando, la economía va creciendo. Este año lo hará en casi un 6%, mientras en el 2013 será de entre un 7 y un 8% interanual” lo cual expresa la seriedad con que esa nación suramericana ha emprendido sus planes de desarrollo, que tienen como centro al ser humano.

Para el pueblo venezolano, el Mandatario es un símbolo no solamente de fidelidad a la Patria, sino también de grandeza espiritual, valiente ante una enfermedad que no ha podido derrumbarlo, y a pesar de la cual no dejó de dirigir ni un día el país, aun cuando hacía sus tratamientos en Cuba. El ex militar, uno de los padres de la integración latinoamericana y caribeña es considerado también uno de los líderes más carismáticos de estas regiones.

Este domingo, el canciller Nicolás Maduro expresó en una entrevista realizada por el periodista con José Vicente Rangel en la televisora privada Televén: “Irá mañana” (Chávez) ante el CNE “agigantado desde el punto de vista moral, político, físico y espiritual como líder de la nación”.

Señaló que “Chávez ha dado el ejemplo de cómo un hombre sometido a las guerras y basuras de una derecha sin ética y sin límites puede sobreponerse y enfrentar una enfermedad”.

Hoy es un día de fiesta para Venezuela. Caracas está lista para acompañar a su Presidente hasta el CNE en lo que debe convertirse en una de las más grandes manifestaciones públicas de los últimos tiempos.


Clara Lídice Valenzuela García

http://visioncubana.blogcip.cu/

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos