viernes, 1 de marzo de 2024

CELAC bajo el signo de Cuba (+Infografía)

Cuba, durante su presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, tuvo tres grandes derroteros que marcaron el trabajo al frente de la organización: la lucha contra la pobreza, el hambre y la desigualdad...

Jorge Legañoa Alonso en Exclusivo 26/01/2014
3 comentarios
Cuba sume la presidencia de la Celac en Chile enero 2013
La labor de Cuba frente a la CELAC ha sido evaluada de muy positiva.

Cuba asumió la presidencia pro témpore en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños durante la primera cumbre de CELAC en Santiago de Chile, en enero de 2013. Aquel acontecimiento “marcó un cambio de época” como señalara la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, pues el ambiente de integración y la unidad prevalecieron por encima de las diferencias.

A las puertas de la segunda cumbre, la labor de Cuba durante la presidencia pro témpore ha sido evaluada por presidentes, cancilleres y embajadores de manera muy positiva. El viceministro de Relaciones Exteriores, Abelardo Moreno, recientemente la calificó de “muy seria y responsable”, porque hemos sabido “reconocer la unidad en la diversidad”.

El presidente cubano, Raúl Castro, al recibir la dirección del grupo de manos del presidente Sebastián Piñera, señalaría el derrotero: “Asumimos el compromiso de trabajar por la paz, la justicia, el desarrollo, la cooperación, el entendimiento, y la solidaridad entre los latinoamericanos y caribeños”. Desde entonces, así sería.

Cuba se concentró en este periodo en tres grandes rumbos: la lucha contra la pobreza, el hambre y la desigualdad, los temas principales que se evaluarán en La Habana. Pero no solo será cuestión de dos días de reuniones, sino un recorrido de acciones impulsadas bajo la presidencia de Cuba, que vienen desde la cita de Santiago de Chile.

Apenas cerrado el cónclave chileno en enero de 2013, los cubanos acogimos los días 7 y 8 de febrero la Primera reunión de los Ministros de Educación de las naciones miembros de la CELAC, en el contexto del Congreso Internacional Pedagogía. Cuba, territorio libre de analfabetismo desde 1961, y con una vasta experiencia en la lucha contra el analfabetismo en varios continentes, impulsó una hoja de ruta que incluye entre los objetivos de la CELAC la alfabetización total en la región en el 2015, una meta alcanzable en poco tiempo si se estructuran políticas regionales de cooperación y solidaridad.

La educación siempre como primer paso para el desarrollo y la disminución de las desigualdades en una región que, como ha reconocido la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), es la más desigual de la tierra. Sin dudas, una labor compleja en la que desde las experiencias de cada nación y la concertación de esfuerzos, se puede avanzar mucho.

Luego vendría en marzo la convocatoria de la CELAC a la promoción de la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer como elementos clave para el desarrollo económico y social; una iniciativa expuesta por el embajador de Cuba ante las Naciones Unidas, Rodolfo Reyes, al intervenir en la sesión inaugural de la LVII sesión de la Comisión de la ONU sobre el Estatus Jurídico de la Mujer.

También la reunión en Surinam del XIX Foro de Ministros de Cultura de América Latina y el Caribe, y la primera Reunión de Ministros de Cultura de la CELAC, llamó a promover la cultura como una herramienta de integración y dignificación, además de abogar por la difusión de las culturas atesoradas en la región, a partir del actual escenario de crisis global.

En el mes de junio, los países de la Comunidad participaron en una reunión en Caracas sobre desarrollo social, en la cual se definieron una serie de acciones para seguir avanzando. Sin dudas, tareas importantes que han marcado resultados en el trabajo criollo al frente de CELAC durante el 2013, pero al mismo tiempo, inicio y reto en la continuidad del trabajo para Costa Rica —quien ocupará la presidencia pro témpore—, pues falta mucho por hacer en América Latina y el Caribe.

Todo lo hecho por Cuba se enmarcó en los objetivos de la organización, que busca establecer un programa de trabajo que promueva vínculos efectivos, la cooperación, el crecimiento económico con equidad, la justicia social, y en armonía con la naturaleza para un desarrollo sostenible, y la integración de América Latina y el Caribe en su conjunto.

Para el mes de abril de 2013 sesionó en Quito, Ecuador, la primera Reunión del Grupo de Trabajo de CELAC sobre medio ambiente y la Reunión Inter-sesiones del Foro de Ministros de Ambiente de América Latina y el Caribe. Un encuentro que sirvió para coordinar las líneas de acción a partir de una agenda ambiental, en pos de articular las actividades entre los países, bloques subregionales y regionales, priorizando las necesidades de vida de los seres humanos y el respeto a los derechos de la naturaleza.

Desde abril, la nación antillana adelantaba —mediante el representante permanente alterno ante la ONU, Oscar León, de la Comisión de Desarme de la ONU y de la CELAC— la posición común por el “desarme nuclear completo, transparente, verificable e irreversible” y la no proliferación en todos sus aspectos.

En este sentido, al decir de Abelardo Moreno: “Cuba tiene la intención y creemos que es de mucha importancia que en esta II Cumbre de CELAC en La Habana se proclame a la América Latina y el Caribe como zona de paz”. Tema este de vital importancia si se tienen en cuenta las guerras y amenazas imperiales que llegan desde otros continentes, donde la confrontación regional lastra el desarrollo y la convivencia armónica de los pueblos.

“Desde hace años nuestra región está libre de armas nucleares, desde la firma del Tratado de Tlatelolco, pero no es suficiente, es preciso que los jefes de Estado de la región lleguen al acuerdo de que cualquier diferencia o conflicto se resuelva por las vías del diálogo y la negociación”, comentó Moreno.

Otros muchos tópicos han sido impulsados por Cuba. Según apuntó recientemente el embajador de Cuba en Haití, Jean Victor Géneus, la presidencia pro témpore cubana impulsó la incorporación plena del Caribe al organismo, lo que es resultado de un trabajo sostenido y una amplia obra de solidaridad y respeto con las naciones caribeñas. “El Caribe ahora posee una voz más protagónica”, señaló.

Es singular que el Caribe, mediante CARICOM, esté ya en la troika de CELAC, como articulador de las relaciones entres las subregiones, lo cual es una muestra de las intenciones y el trabajo de la organización.

CELAC PARA EL MUNDO

El desempeño de Cuba no solo se limitó al impulso de proyectos regionales. Su experiencia en el área diplomática internacional y la capacidad de articulación con diversos países, no solo latinoamericanos, sino del mundo, llevaron a CELAC a dialogar con Asia, África y otros, a pesar de las diferencias entre nuestras subregiones. Incluso, la Comunidad estableció relaciones con los países del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), hecho que se considera un logro trascendental.

El mundo reconoció en este periodo a CELAC como una interlocutora a tener en cuenta. Se potenció la presencia internacional de la Comunidad con más de 60 posiciones comunes expuestas en el marco de las Naciones Unidas, lo cual habla de la seriedad del bloque, que trabajó desde el consenso para llegar a plantear estas posiciones.

El que durante el 2013 Cuba haya estado al frente de la presidencia de la CELAC es un hito. Aunque la isla ya había ejercido múltiples liderazgos dentro de grupos internacionales, como el Movimiento de Países No Alineados (NOAL) y el Grupo de los 77, el haber estado al frente de la CELAC es también la confirmación de su liderazgo en América Latina y el Caribe, y una vez más demuestra el fracaso de la política estadounidense hacia Cuba.

Una nueva cumbre de presidentes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, de la que Costa Rica saldrá como presidenta pro témpore, deja marcados retos importantes: consolidar la importancia estratégica y decisiva de la Comunidad para la región en la construcción de una América Latina y el Caribe como presente y futuro, menos desigual, más desarrollada y actor fundamental en un mundo configurado por bloques. Costa Rica deberá trabajar por tender puentes entre las subregiones de CELAC y pulir todo aquello que lastre la unidad dentro de la diversidad.

Cuando en próximas horas abran las puertas de la II Cumbre de CELAC, se debata sobre los procesos de integración y la lucha contra la pobreza y las desigualdades y Cuba entregue la presidencia pro témpore a Costa Rica, estaremos presenciando mucho más que un acto formal; será el impulso a un espíritu de trabajo, un pensamiento de lucha que seguirá adelante con la sumatoria de millones de manos desde el Río Bravo hasta la Patagonia.


Compartir

Jorge Legañoa Alonso

Periodista. Graduado de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana en el 2007.

Se han publicado 3 comentarios


Yaima Pérez Concepción desde FB
 27/1/14 12:24

Viva Raúl, Viva Fidel, Viva Cuba, Viva la unión de América toda.

Faruk Fidan desde FB
 27/1/14 8:33

Viva Raúl!

Beatriz Velez Escobar desde FB
 27/1/14 8:33

Cuba eres grande ejemplo para latinoamérica

Deja tu comentario

Condición de protección de datos