domingo, 19 de mayo de 2024

Ante la lógica imperialista, busquemos la unidad antiimperialista

Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, participó en cierre del Encuentro internacional de solidaridad con Cuba y el antiimperialismo A 200 años de la Doctrina Monroe, junto a más de mil representantes de organizaciones sindicales, movimientos de solidaridad, asociaciones de cubanos residentes en el exterior y otras plataformas de lucha. Asistieron miembros del Buró Político, del Secretariado del Comité Central del Partido y otros dirigentes de organizaciones e instituciones cubanas.

René Tamayo en Presidencia y Gobierno de Cuba 04/05/2023
0 comentarios
Encuentro internacional de solidaridad con Cuba y el antiimperialismo
Encuentro internacional de solidaridad con Cuba y el antiimperialismo

Frente a la política agresiva del imperio, el movimiento de solidaridad con Cuba crece en medio de enormes desafíos y en un escenario internacional extremadamente complejo, señaló el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en la clausura del Encuentro internacional de solidaridad con Cuba y el antiimperialismo A 200 años de la Doctrina Monroe.

«Siéntanse en sus casas. Cuba es y será siempre la Casa de los Trabajadores, porque en Cuba los trabajadores están en el poder.  Ni reyes, ni multimillonarios, ni representantes de una oligarquía: ¡Trabajadores cubanos!», expresó el Jefe de Estado a los más de mil amigos y amigas de la Revolución, de los cinco continentes, que llegaron a La Habana para participar en las celebraciones por el Día Internacional de los Trabajadores y para desarrollar este encuentro de solidaridad, que sesionó durante varias jornadas y fue concluido este martes en el Palacio de las Convenciones.

Los representantes de 271 organizaciones políticas, sindicales y sociales de 58 países habían compartido previamente en centros de trabajo, barrios y otros escenarios que les permitieron conocer de primera mano el día a día de cubanas y cubanos en tiempos tan complejos, pero donde resistir y hacerlo de manera creativa, avanzando y desarrollando el país, es la decisión.

Ulises Guilarte de Nacimiento, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), caracterizó el encuentro como un foro de debate y construcción de consensos para continuar contruyendo ese mundo mejor que es necesario y posible, desde la vocación solidaria, internacionalista y antiimperialista.

En lo que fue una conferencia inaugural sobre el presente de Cuba y la lucha contra los poderes hegemónicos, liderados por el imperialismo estadounidense, la viceministra de Relaciones Exteriores, Anayansi Rodríguez Camejo, señaló que hoy como siempre la palabra de orden para cubanas y cubanos «es resistir con creatividad, trabajar duro, con inteligencia, avanzar en nuestro desarrollo y continuar exigiendo la eliminación del bloqueo».

En la batalla contra el bloqueo —afirmó— «estamos seguros que contaremos con el apoyo de ustedes y de miles de personas y organizaciones solidarias de todo el mundo, incluido dentro de los Estados Unidos, que han expresado sostenidamente su rechazo a esta política ilegal e inhumana y demandado que se le ponga fin». 

A la apertura de la sesión final del encuentro, asistieron los miembros del Buró Político, Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular; Manuel Marrero Cruz, primer ministro, entre otros; además de miembros del Secretariado del Comité Central del Partido y dirigentes de organizaciones de masa, la UJC y otras instituciones isleñas.

El Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, asistió en la primera parte del intercambio en el trabajo de comisiones. Previamente sostuvo un intercambio de saludos con una representación de líderes de los movimientos sindicales y de solidaridad, a quienes les ratificó «el agradecimiento por todo lo que hacen por Cuba».

El agradecimiento —añadió— «por haber hecho parte de sus vidas, la lucha a favor de Cuba y porque sigan con nosotros en momentos tan difíciles como los que estamos viviendo». Ustedes —también les dijo— nos dan energía y nos dan esperanza, y «Cuba les ratifica que nunca nos rendiremos —al igual que ustedes— y siempre cuenten con nosotros».

HERMANOS EN LA LUCHA Y EN LOS SUEÑOS

En la clausura del Encuentro internacional de solidaridad con Cuba y el antiimperialismo A 200 años de la Doctrina Monroe, fue realizada la presentación internacional del libro Lula. Biografía. Volumen 1, que estuvo a cargo de su autor, el escritor brasileño Fernando Morais.

El renombrado intelectual señaló que aunque el texto ya está siendo publicado en otros lugares, quiso que su lanzamiento oficial internacional fuera en Cuba, por —explicó— los nexos que unen a la Isla y al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz con el líder obrero y presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; y a los de él mismo con la Mayor de las Antillas, a donde llegó por primera vez hace exactamente 50 años.

En el evento se le fueron impuestas la Medalla de la Amistad, que otorga el Consejo de Estado a propuesta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), a los líderes sindicales y amigos de Cuba, Jesús Núñez, coordinador y vocero de la Unión de los Trabajadores Cañeros (UTC) de República Dominicana; Laurent Brun, secretario general de los Ferroviarios de la CGT, de Francia, y al argentino Julio Duval, presidente de la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Estatales; y a la Federación de Rotativistas de París, Francia.

En la clausura también fue presentada y aprobada la Declaración Final, en la que los participantes expresan el reconocimiento a la Mayor de las Antillas, porque:

«En un mundo extremadamente complejo donde está en peligro la existencia de la humanidad, esta hermana nación resiste con estoicismo el recrudecido bloqueo, impuesto hasta niveles inconcebibles, por el gobierno de los Estados Unidos, en el intento imperialista de destruir el proyecto de justicia social que, con sacrificio, valentía, unidad y creatividad se construye en Cuba».

Más adelante expone: «El pueblo cubano nos agradece, y nosotros agradecemos a Cuba por sus vacunas contra la Covid-19, por sus brigadas médicas que salvan vidas en cualquier parte del mundo, por existir, resistir y crear; por ser ese faro de compromiso y lealtad, legado de Fidel, Raúl y la generación continuadora que nos convoca; por permanecer erguida y en pie de lucha; por ser una tierra de paz y amistad, por abrazar la idea de que un Mundo mejor es posible y, más aún, necesario».

Fue consenso, además, condenar el actuar permanente del imperialismo norteamericano y la OTAN, que «desencadenan agresiones militares, no cesan en sus intentos de injerencia en los asuntos internos de otros países para derrocar legítimos gobiernos progresistas; imponer bloqueos, medidas coercitivas unilaterales, chantaje político, amenaza y uso de la fuerza que pone en grave peligro la paz mundial, la posibilidad real de una guerra nuclear y la reencarnación del fascismo».

Ante esta realidad, y «las pretensiones del gobierno de EE.UU. de internacionalizar la Doctrina Monroe en sus 200 años para apoderarse de los recursos naturales y someter a los pueblos del mundo», el Encuentro internacional de solidaridad con Cuba y el antiimperialismo, llamó a todas las fuerzas democráticas, progresistas y revolucionarias del mundo a enfrentar esas prácticas e ideología en un frente unido desde la diversidad, y a la solidaridad con los pueblos víctimas de esas estrategias.

CUBA RATIFICA LA CONTINUIDAD DE SU LEGADO REVOLUCIONARIO

En las palabras de clausura del encuentro internacional de solidaridad con Cuba y el antiimperialismo, el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, recordó que entre los objetivos de los participantes en el evento «era encontrarnos en nuestras plazas este Primero de Mayo, celebrar juntos el Día de los Trabajadores».

Un mal tiempo nos obligó a posponerlo —explicó—, pero «como a mal tiempo buena cara», y acostumbrados que estamos «a ver en cada desafío una oportunidad, no vamos a lamentarnos».

Así —informó Díaz-Canel—, el 5 de mayo se celebrarán los actos en todo el país por el Día de los Trabajadores, y también se conmemorarán los 205 años de Carlos Marx, «aquel que caracterizó la explotación del hombre por el hombre como fuente de la plusvalía y esencia del capitalismo y clamó por la unidad de todos los trabajadores del mundo en pos de su emancipación».

En la alocución, el Presidente cubano reflexionó sobre la política de EE.UU. contra la Isla, que se remonta explícitamente a 200 años atrás, y se basa en la teoría de la «fruta madura» de John Quincy Adams y la doctrina de James Monroe. La política hacia a Cuba —enfatizó— ha sido una sola: «apoderarse de Cuba, de nuestra América y de sus recursos naturales».

«Estados Unidos —añadió— pretende internacionalizar la Doctrina Monroe y, 200 años después, la renueva bajo políticas de bloqueos, sanciones, acciones político-judiciales, injerencias, cercos mediáticos y guerras».

El bloqueo económico, comercial y financiero, recrudecido —denunció el Jefe de Estado—, constituye el principal obstáculo para el desarrollo económico y social de Cuba.

El imperialismo yanqui —agregó— lo «usa como herramienta para asfixiar al pueblo cubano, quebrar su unidad y confianza en la Revolución, en el Socialismo, en el Partido y en el Gobierno», y para agudizarlo nos han incluido una vez más y sin fundamento alguno, en la espuria lista de Estados patrocinadores del terrorismo.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido informó a los visitantes sobre los acontecimientos que han marcado, de forma dramática, a la Isla en los últimos tiempos; así como las medidas y acciones para enfrentar todas las limitaciones que se nos han impuesto.

Destacó a su vez el impacto de los movimientos y acciones de solidaridad con Cuba, las que cada vez son más fuertes y coordinadas. También se refirió a la necesidad de «aumentar el activismo y la articulación en las redes sociales y espacios digitales».

Es en estos escenarios —recordó— «donde se libran hoy importantes batallas en el enfrentamiento a las campañas de mentiras de los emporios mediáticos del imperialismo yanqui y sus operadores internos y externos en su intento por desacreditar y destruir a la Revolución».

 


Compartir

René Tamayo

Periodista Juventud Rebelde


Deja tu comentario

Condición de protección de datos