miércoles, 12 de junio de 2024

Abrir puertas contra la pobreza, meta priorizada de la CELAC (+Videos)

Temas como el combate al hambre, la pobreza y el llamamiento al cese del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba marcarán la agenda...

Clara Lídice Valenzuela García en Exclusivo 28/01/2015
0 comentarios

La presencia en San José, la capital de Costa Rica, de los 33 jefes de Estado y/o Gobierno de las 33 naciones miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) para celebrar hoy y mañana la tercera cumbre de ese organismo multilateral, abre nuevas posibilidades para el combate al hambre y la pobreza y lograr la inclusión social en los presupuestos nacionales, a pesar del bajo crecimiento observado en algunos países el pasado año.

"Evidentemente el crecimiento económico tiene mucho que ver con la posibilidad de los países de invertir en programas que reduzcan la pobreza, y América Latina pasa por una fase de contracción económica, pero el proceso hay que mirarlo en el mediano y largo plazo", afirmó el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, en una reciente entrevista de prensa.

Solís, cuyo país ostenta la presidencia pro témpore de la Comunidad, precisó que están invitados a la Cumbre expertos de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) y la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), a fin de que brinden sus experiencias en acciones contra la pobreza y el hambre, que se redujo de manera notable hasta el 2013 en América Latina y El Caribe.

En el último informe de la CEPAL conocido esta semana sobre el comportamiento de la pobreza en Latinoamérica, se constató que en el 2002, el 48% de los 600 millones de sus habitantes era pobre. La cifra se redujo al 28% en el 2012, pero se mantiene igual hasta el 2014. O sea, hubo un estancamiento del flagelo en concordancia con la situación económica de bajo crecimiento anual de la mayoría de los países.

El comercio exterior –según ese organismo- tampoco produjo los resultados que se esperaban, pues su expansión apenas fue de 0,1% desde el 2013.

Sin embargo, los líderes de la Comunidad pretenden cambiar la situación a partir de alianzas con otros bloques regionales y naciones emergentes, además de la continuidad de proyectos económicos entre naciones a través de organismos como la Alianza Bolivariana para los pueblos de América y el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), con fuertes potencialidades.

El pasado 9 de enero concluyó en Beijing un Foro Empresarial de la CELAC con China, al que asistió el presidente de la nación asiática, Xi Jiping. China mantiene elevadas tasas de crecimiento económico y procura un acercamiento de negocios, en igualdad de condiciones, con esta región, rica en recursos naturales, fuerza de trabajo capacitada, y un comercio deprimido con posibilidades de cambio.

También se mantienen latente los acuerdos adoptados en Brasil el  2014 con el Grupo BRICS, integrado por ese país suramericano, Rusia, India, China y Sudáfrica, con notables planes de inversiones y crecimiento para la región.

Para el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, la reunión propiciará asimismo un intercambio de experiencias entre naciones locales de economías asimétricas pero que, por voluntad de sus gobiernos, logran establecer programas sociales a favor de los ciudadanos más vulnerables, y entre ellas mencionó a Brasil, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ecuador y Uruguay, que siempre han contado con la solidaridad de Cuba y sus colaboradores.

La CELAC fue fundada en 2011 en Caracas, Venezuela, gracias a la visión bolivariana del fallecido presidente de ese país, Hugo Rafael Chávez Frías, quien junto a otros líderes revolucionarios y progresistas constituyeron un mecanismo símbolo de unión y soberanía para sus integrantes, sin la presencia de naciones hegemónicas de Norteamerica.

En esta ocasión, al igual que lo fue en La Habana en enero del 2014, el documento base que será analizado por los Mandatarios solicitará al gobierno de Estados Unidos el fin del bloqueo económico, financiero y comercial que mantiene contra Cuba desde hace más de 50 años, aun cuando el presidente Barak Obama anunció que enviará al Congreso Nacional el examen para su derogación.

Esta Cumbre se efectúa bajo el impacto que aún causa en la comunidad internacional el anuncio simultáneo de los presidentes de Cuba, Raúl Castro, presente en San José, y Obama, el pasado 17 de diciembre, sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas,  rotas por Washington por contradicciones ideológicas con La Habana luego del triunfo de la Revolución en 1959.

Los trabajos de la III Cumbre comenzaron oficialmente con la reunión de los Coordinadores Nacionales, y ayer de los Ministros de Relaciones Exteriores, quienes culminaron su encuentro con el propósito de fortalecer los proyectos de integración regional.

Para analistas, la situación de las negociaciones de paz entre las Fuerzas Armadas Guerrilleras de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos también estarán en el orden del día, pues en el 2014 la región fue declarada como Zona de Paz en La Habana. Sin embargo, un incidente a mediados de este año puso en peligro las conversaciones que tienen lugar en la capital cubana, por posiciones unilaterales de Santos.

Esas fuentes también consideran que Venezuela estará en el centro de las conversaciones de los Mandatarios, luego de que tres ex presidentes de esa área (Felipe Calderón, México, Andrés Pastrana, Colombia y Sebastián Piñera), trilogía perteneciente a la recia derecha contrarrevolucionaria llegaran a Caracas esta semana sin autorización para visitar al preso contrarrevolucionario Leopoldo Díaz, responsable de la matanza de 43 civiles durante las llamadas guarimbas hace dos años.

Asimismo, la CELAC, apuntan, deberá apoyar al gobierno del presidente Nicolás Maduro, que lleva dos años enfrascado en una guerra económica programada en Estados Unidos con el propósito de derrocar la Revolución Bolivariana, con el apoyo de la oligarquía interna.

Bajo el lema “Construyendo juntos”, esta reunión que cierra el tercer año de institucionalización del organismo, permitirá a Costa Rica brindar un balance del cumplimiento de sus compromisos como presidente pro témpore del mecanismo integracionista en el 2015. El batón de mando será entregado a Ecuador para que rija el trabajo durante este año.


Compartir

Clara Lídice Valenzuela García

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos