jueves, 23 de mayo de 2024

Abril y sus aromas de victorias

Por estos días los cubanos hablamos mucho de política y menos de las flores, pues el Séptimo Congreso del Partido Comunista estremece el país de punta a cabo...

Dorisbel Guillén Cruz en Exclusivo 17/04/2016
0 comentarios

Transcurría el año 1961. Abril se detuvo en el almanaque, sobre los días en que un paísdejaba de ser Isla, de representar un punto luminoso en el mar, y se abría elementalmente al futuro. Entonces se respiraba sobre esta tierra algo más que el perfume dulzón de las campanillas pues el pueblo cubano se había agenciado la primera gran derrota del imperialismo en América Latina.

Era el mes de las madreselvas y los enamorados, de la vida que convocaba a multiplicarnos cuando, en el sepelio de los héroes, Fidel proclamó el carácter de la revolución en curso: “de los humildes, por los humildes y para los humildes”.

Más de medio siglo después de esa fecha otra vez tenemos un abril. Desordena sus flores sobre las victorias y estas emergen en los tiempos nuevos, como aquella mañana del día 16, otras primaveras parecen abrirse paralelamente a la naturaleza enérgica del Caribe.

Y aunque parezca impropio, por estos días los cubanos hablamos mucho de política y menos de las flores. ¡Irremediable! cuando un Séptimo Congreso del Partido Comunista estremece la Isla de punta a cabo.

Cubahorafue asidero de sueños y expectativas en conversaciones con algunos delegados pertenecientes a la central provincia de Villa Clara. Sobre las conquistas logradas y el camino a seguir para que nunca se marchiten aquellas proclamas del Comandante en Jefe, ofrecieron sus declaraciones integrantes de un grupo heterogéneo y filántropo.

(…)¿QUÉ DICEN LAS DULCES CAMPANAS AL VIENTO?

Para los jóvenes Orlando Rafael Torres Contreras, secretario del núcleo de la Brigada Numero 3 en la Aduana de Villa Clara y Alexis Pérez Batista, secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, este Congreso resulta ante todo un compromiso de la entidad que representan.

“La mayor parte de los trabajadores son jóvenes en la Aduana por lo que tenemos la responsabilidad de brindar un servicio de excelencia a los viajeros que entran y salen de frontera, somos la primera imagen que reciben quienes entran al país”. Afirma Orlando Torres, espectador en tiempos de la wifi, internet, la despenalización del dólar y la visita de un presidente norteamericano en suelo patrio. Sin embargo para él la Cuba de hoy es más, la juventud tiene de su lado la enseñanza de valores universales, se acrecienta el espíritu trabajador y creativo y tonifica la savia de un país justo. Así lo refiere Alexis Pérez:

“Es un Congreso donde se van a discutir un grupo de documentos importantes que definirán el futuro de nuestro país y por eso conllevan un fuerte respaldo ideológico, sobre todo basado en el legado de los líderes históricos de la Revolución”.

A juicio del representante de la juventud comunista en la alta academia del centro cubano “el tema de los lineamientos, por dónde van, la nueva política con el tema del sector estatal” son algunos temas cardinales del cónclave. Entre lo que se debate en estos días otros delegados confieren singular importancia a los servicios médicos, al sector por cuenta propia y a la productividad.

Luis Monteagudo Lima, clínico del Cardiocentro Ernesto Che Guevara expresó: “Tenemos que hacer un Congreso en el cual se mejore de forma notoria la atención de salud de nuestro pueblo, podemos incidir en un conjunto de soluciones académicas para hacer un profesional de la salud cada vez más competente”.

EL VIENTO TRAÍA
PERFUMES DE ROSAS, DOBLAR DE CAMPANAS...

Hay una preocupación alrededor de la política económica en Cuba, sobre todo de los escritores, que tiene que ver con la protección que el estado brinda a la literatura  respecto a reducciones en el campo cultural e intelectual”.Dice Antonio Pérez Santos, Presidente de la UNEAC en Villa Clara, momentos antes de partir rumbo al Séptimo Congreso del Partido que hoy mantiene atento a varios medios de difusión masiva en el orbe.

Expectativas respecto a las formas de publicación y protección económica a sus obras se entretejen entre la comunidad de literatos del centro de Cuba, pues —al decir del artista de la Plástica Pérez Santosno es la literatura una manifestación propicia a sustentarse, más bien necesita de políticas estatales que la estimulen.

Y es que cada uno ha llenado sus equipajes de esencias, de abriles que ha ido atesorando la revolución en su tránsito y su carácter socialista. Razón asiste a Lisnay Mederos Torres, Fiscal Jefa de Villa Clara cuando afirma que es un Congreso histórico. “Nuestro modelo económico cubano y nuestra Primera Conferencia a partir del Sexto Congreso del PCC trazó pautas y es hora de analizar cómo podemos perfeccionar y reanimar nuestra conciencia a la altura de lo que nuestro país y nuestro pueblo espera”.

Para esta delegada y para otras como la presidenta de la atención provincial a atletas, Maria Elena Leon Moliné, la magna cita de los partidistas cubanos es un necesario espacio para transmitir lo vivido por unas y otras generaciones, por representantes de esferas diversas y regiones distantes de Cuba.

 “Para mi ha sido una sorpresa ser delegada al séptimo congreso, los atletas estamos agradecidos de la atención que tiene nuestro país con las leyes deportivas y los atletas activos. Esperamos que eso se mantenga”.

(…) Abril sonreía. Yo abrí las ventanas...

 “Cuba se está abriendo a un cambio que indiscutiblemente afecta la noción de historia del socialismo que hemos desarrollado, —afirmó el pintor santaclareño Tony Pérez, mientras observaba a los compañeros de viaje con quienes hoy intercambia quimeras en el Palacio de Convenciones de La Habana— es el momento definitorio de la revolución que en algún sentido también se enfrenta a cambios estructurales”.

Para este intelectual y para la mayoría de los cubanos, lo indispensable de los cambios está claro, pero se sienten confiados en que la cultura, la educación, la salud, el deporte, los limitados físicos motores, y la infancia, por citar algunos ejemplos, siempre han tenido un apoyo estatal importante en la Isla de donde hace más de medio siglo se expulsó al tirano. Coinciden en que el camino que defiende el Séptimo Congreso del Partido Comunista de Cuba es otra vez el abril de victorias en que el Comandante Fidel Castro indicó el socialismo como la vindicación de los pobres y de los obreros.


Compartir

Dorisbel Guillén Cruz

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos