sábado, 20 de abril de 2024

26 de julio: las huellas de Cuba en el mapa mundi (+Fotos)

En sus intervenciones, los mandatarios invitados al Acto central por el aniversario 60 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes mostraron su apoyo a la Revolución y resaltaron el valor simbólico de la gesta iniciada en 1953…

Cubahora en Exclusivo 26/07/2013
0 comentarios
Acto central por el 26 de Julio
Acto por el aniversario 60 del asalto a los cuarteles Moncada, y Carlos Manuel de Céspedes.

Las palabras centrales en el acto por el aniversario 60 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes estuvieron a cargo de uno de sus protagonistas,el General de Ejército y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros,Raúl Castro Ruz.

En su intervención, Raúl aseguró que, más allá del paso de los años, esta seguía siendo una Revolución de los jóvenes y dijo que la ocasión era propicia para rendir homenaje a los caídos en siglos de gestas redentoras y a Fidel, quien guió al pueblo en la victoria y situó a Cuba en el mapamundi, con un baluarte de justicia social y dignidad humanas.

“Esta sigue siendo una revolución de jóvenes, como lo éramos el 26 de julio de 1953, los que combatieron y cayeron en las calles de Santiago de Cuba el 30 de noviembre de 1956, jóvenes fueron en su inmensa mayoría quienes participaron en las luchas contra las bandas armadas durante 5 años, desde el 60, hasta enero del 65 aproximadamente”.

 “De eso se puede hablar mucho. Todavía los que hoy prestan servicio de salud y educación, la mayoría también son jóvenes y la mayoría mujeres, la salud y educación en diferentes naciones, los científicos, los deportistas que tantas glorias han cosechado, los que al llamado de la Patria cumplen el Servicio Militar, entre ellos las muchachas que por su propia voluntad se suman a esta tarea, los estudiantes de la enseñanza media, nuestros universitarios, que protagonizaron con éxito el último Censo de Población y Viviendas, los obreros y campesinos que expresan en la producción y los servicios ingresos a la economía, nuestros maestros y profesores”, destacó en su intervención.

El General de Ejército explicó que ya se encuentra en marcha el proceso de transferencia paulatina y ordenada a las nuevas generaciones de las principales responsabilidades de dirección en la nación y que, para asegurar el éxito en este empeño, jamás podría soslayarse la importancia estratégica de preservar, por encima de todo, la unidad de todos los cubanos dignos.

“La generación histórica va cediendo lugar a los pinos nuevos con tranquilidad y serena confianza, basados en la preparación y la capacidad demostradas, en mantener en alto las banderas de la Revolución y el Socialismo”, sentenció.

Antes de enviar un saludo fraternal a los cuatro antiterroristas cubanos aún presos en cárceles de Estados Unidos, y su más sentido homenaje a Hugo Chávez, subrayó:

“Esta seguirá siendo la Revolución de los humildes, para los humildes y por los humildes, proclamada por Fidel el 16 de abril de 1961, en el entierro de las víctimas de los bombardeos previos al ataque de Girón. Esta, repito, porque se ha demostrado en 60 años, seguirá siendo una Revolución de jóvenes”.

APOYO INTERNACIONAL EN ACTO CENTRAL

De diferentes lugares de Latinoamérica y del Caribe llegó el apoyo al pueblo de Cuba, que pudo sentirse en las palabras de los mandatarios y autoridades presentes en el Acto central  por el aniversario 60 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

En Santiago de Cuba estuvieron los presidentes Nicolás Maduro (Venezuela), Evo Morales (Bolivia), Daniel Ortega (Nicaragua) y José Mujica (Uruguay), así como los primeros ministros caribeños Winston Baldwin Spencer (Antigua y Barbuda), Kenny Davis Anthony (Santa Lucía), Ralph Gonsalves (San Vicente y Las Granadinas) y Roosevelt Skerrit (Dominica); mientras, en representación de Ecuador, estuvo el canciller Ricardo Patiño.

El primer en intervenir fue el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro. “Aquí estamos en un día de verdadera historia, en el amanecer de Santiago, el día de Martí, de Fidel, de la Rebeldía cubana, de Cuba y de América toda. De alegría quijotesca”, dijo Maduro, quien también destacó que el asalto al Cuartel Moncada había sido la respuesta histórica en el siglo XX de una juventud que se atrevió a señalar el camino y tener la capacidad para recoger los sueños del Apóstol y también las esperanzas de varias generaciones de hombres y mujeres.

“¡Cuántas cosas han pasado en sesenta años! Vinieron el Moncada, el Granma, bajaron los ángeles barbudos, luego años de Revolución y de resistir el Bloqueo. Ustedes son responsables de que hoy tengamos la esperanza de que ha valido la pena lucha”, concluyó el dignatario.

Por su parte, el presidente de Uruguay, José Mujica, aseguró que la Revolución cubana había sido fundamentalmente la de la dignidad y la autoestima latinoamericana.  “Los hombres y los mujeres caminamos intentando encontrar caminos y recrearnos, y aprendemos del dolor en medio de estos senderos, de empezar mil veces de nuevo. Los cambios sociales no están a la vuelta de la esquina. Por eso en el fondo no hay derrota, sufren la derrota los que dejan de luchar (…) Nos juntamos en este templo donde seguramente los muchachos que luchaban, soñaban para proclamar nuestro derecho a luchar hasta lograr un mundo más digno”, aseveró.

Finalmente, Mujica declaró que los latinoamericanos seguimos soñando con un mundo donde el hombre salga de los cuarteles y estos se conviertan en universidades, y los pueblos se levanten más allá de sus dimensiones.

En su intervención, el presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró: “la Revolución cubana es la madre de las revoluciones antiimperialistas de América y el mundo, y Fidel ha sido el gran padre”. Además, resaltó que Cuba había sido siempre una fuente de inspiración de lucha contra el capitalismo, pues “nos da una fuerza de unidad y soberanía”.

Morales aseveró que Fidel y Hugo Chávez eran los comandantes de las fuerzas libertadoras de América e invitó a los presentes a reflexionar en torno a lo que sucede con las naciones capitalistas, inmersas en profundas crisis.

“Sin embargo, nos damos cuenta de que el pueblo cubano, a pesar de estar bloqueado en lo económico, ha sido digno y soberano. Cuba es una luz de esperanza para el mundo y las nuevas generaciones”, dijo.

Mientras, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, en nombre de su pueblo y de su presidente, Rafael Correa, transmitió “calurosos abrazos desde la mitad del mundo”, y afirmó: “Esta querida Cuba constituye una fuente de inspiración para el pensamiento y la praxis revolucionaria de todo el continente y del mundo entero”.

“En términos prácticos, aquel 26 de julio significó un revés, pero la guerra del pueblo cubano contra el yugo de aquel régimen recién había empezado. Solo unos años después aquella chispa del Moncada se convirtió en un fuego liberador, en una lección de vida que nos enseñó a las generaciones que vinimos después a tener fe en nosotros mismos (…) La historia de América Latina puede entenderse mejor si establecemos un antes y un después del asalto al Moncada, y del necesario correlato de la Revolución y su triunfo (…) Desde el Ecuador seguimos y apostamos por la lucha cubana y por sus sueños. Ante la memoria de los mártires del Moncada condenamos el criminal Bloqueo contra este pueblo hermano querido”, aseguró Patiño.

Al hacer uso de la palabra, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, resaltó: “Cuba es una estrella solidaria irradiando su inmensa fuerza moral en toda América Latina, en África, en Asia, con la fuerza indoblegable de su pueblo y de todos nuestros pueblos, expulsando a los enemigos neocolonialistas e imperialistas (…) Desde Martí a Fidel, desde la batalla de Dos Ríos hasta el Moncada la bandera de Martí, desde el Moncada al Granma, del Granma a la Sierra, de la Sierra a la victoria, de la victoria del 59 a esta nueva batalla y estas nuevas victorias en la instalación del socialismo y la defensa de las ideas ante el imperialismo. Desde hace 60 años Cuba ha decidido vivir el combate permanente por la liberación y dignidad de su pueblo”, afirmó Ortega.

En su intervención, el primer ministro de San Vicente y Las Granadinas, Ralph Gonsalves, expresó: “Ya la historia te absolvió Fidel, junto a los compañeros que junto a ti lucharon”. El dignatario recordó que el imperio luchó al lado de los racistas de Sudáfrica; y que los revolucionarios cubanos lo hicieron al lado del Congreso Nacional Africano y de su líder, Nelson Mandela.

“Fue la Revolución cubana la que abrió la puerta de la cárcel donde guardaba prisión Mandela. Fueron Reagan y la Teacher quienes lo tenían cerrado y consideraban al Congreso Nacional Africano como terrorista; pero cuando el imperio mata en Afganistán, Irak y otras partes del mundo, eso no es terrorismo. El mundo lo están viendo los imperialistas con las patas para arriba. En la ONU solamente Estados Unidos, Israel, e Islas Marshall defienden el Bloqueo, que inexplicablemente se mantiene”, manifestó.

“Quiero que ustedes los cubanos reconozcan que en todo el mundo los miran con admiración. No permitan que el imperio les distorsione la mente con tonterías. Sigan firmes como hasta ahora para hacerle la vida mejor a nuestros hijos y nietos”, concluyó Gonsalves.

De acuerdo con las palabras de Winston Balwin Spencer, primer ministro de Antigua y Barbuda, la influencia sociopolítica y cultural de Cuba en los países del Caribe ha sido muy importante y agradeció a nombre de su pueblo la solidaridad cubana en los sectores de educación y salud.

“La capacidad del pueblo de Cuba para resistir un Bloqueo injusto y duro durante muchos años es muestra del sentido de su autodeterminación y unidad”, concluyó Balwin.

Otro de los líderes que intervino en el Acto fue Kenenth Davis Anthony, primer ministro de Santa Lucía. “Mucho me honra que me hayan considerado amigo de Cuba y participar en esta ocasión especial”, aseguró, y luego añadió que cuando se pregunta qué ha propiciado la Revolución cubana para su pueblo y para el mundo, es necesario hablar de lo que Cuba ha hecho por el mundo, y cuando eso se hace es necesario decir que el espíritu de Chávez está presente también en el día de hoy.

“Cuba nos enseñó a todos nosotros que no debíamos tener miedo y a mostrar coraje. También nos enseñó que el poder no importa, sino los principios y la disposición de luchar, dijo Davis quien más adelante aseveró: “Cuba entiende lo que significa el sacrificio. Por ello ha derramado la sangre de sus hijas e hijas, y fue a respaldar a los luchadores revolucionarios del África.

“Ningún país del mundo ha hecho por Santa Lucía lo que Cuba ha hecho, y por eso estoy agradecido eternamente a Fidel, a Raúl y al pueblo cubano. Pero hay algo más profundo en la personalidad y en el carácter del pueblo cubano. La Revolución determina que se debe actuar con humanismo, y Cuba entiende el valor de la amistad (…) La celebración de hoy es una victoria de las ideas. La inspiración que nos legó el Moncada jamás morirá. Y si quieren mirar más allá de las fronteras de su país, todos los líderes del Caribe actual se sintieron inspirados por esta generación de cubanos. ¡Nosotros somos los hijos de ustedes!”, sentenció Davis.

Según Roosevelt Skerrit, Primer Ministro de la Mancomunidad de Dominica, Cuba ha garantizado el presente y el futuro de todas las generaciones de América Latina y el Caribe. “Nosotros, los pueblos de América Latina y el Caribe, debemos condenar a cualquier país que se atreva a condenar a Cuba, argumentó Skerrit, quien viajó para expresar “su absoluta solidaridad con el pueblo cubano, como representante de los jóvenes de América Latina y el Caribe”.

“Si enviar a miles de médicos a cientos países para cuidar la salud de nuestros pueblos se considera terrorismo, entonces Cuba es culpable. Si devolverles la vista a los ciegos, a partir de la Operación Milagro es terrorismo, entonces Cuba es culpable. Si derramar la sangre cubana para liberar a Angola y Sudáfrica es terrorismo, entonces Cuba también es culpable. Es por ello que no podemos dejar de demostrar nuestra gratitud al pueblo cubano, que ha derramado su sangre para liberar a otros pueblos de terribles tiranías. Es por ello que no podemos olvidar los sacrificios realizados por los héroes caídos, los sacrificios realizados por Fidel y Raúl, sobre todo cuando la propaganda en contra la Revolución Cubana no tiene freno. No nos queda más alternativa que fortalecernos con ideas para defender a la Revolución cubana”, expresó Skerrit.


Raúl y Maduro en el Acto por el Aniversario 60 del Asalto al Cuartel Moncada. (Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate)


Raúl Castro Ruz (C), presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, acompañado de otros mandatarios en el acto por el aniversario 60 del Asalto al cuartel Moncada en el polígono de tiros del antiguo cuartel. (Foto: Vladimir MOLINA/PL/AIN)


Acto político-cultural por el aniversario 60 del asalto a los cuarteles Moncada, y Carlos Manuel de Céspedes, de Santiago de Cuba y de Bayamo, respectivamente, en la Ciudad Escolar 26 de Julio. (Foto: Miguel Rubiera Jústiz/AIN)


Integrantes de laCaravana de la Amistad Estados Unidos-Cuba, de Pastores por la Paz, presentes en el acto político-cultural por el aniversario 60 del asalto a los cuarteles Moncada, y Carlos Manuel de Céspedes. (Foto: Miguel Rubiera Jústiz/AIN)


Compartir

Cubahora


Deja tu comentario

Condición de protección de datos