domingo, 27 de noviembre de 2022

2014: el esplendor de un año que termina

Les proponemos un resumen de los principales hechos que marcaron el 2014 en Cuba en materia de política...

Yoerky Sánchez Cuellar en Exclusivo 30/12/2014
0 comentarios

Sin duda alguna, el regreso de Gerardo, Antonio y Ramón a su patria  y el anuncio del restablecimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos convirtieron a diciembre en el mes que más esplendor le otorgó al año 2014 en Cuba.

La batalla por el retorno de los Cinco constituyó prioridad para el pueblo cubano y la política exterior del país desde que en junio de 2001, al hablar en la Tribuna Abierta del Cotorro, el Comandante en Jefe Fidel Castro anunciara el comienzo de la batalla.  A partir de entonces fue unánime el reclamo por traer de regreso a quienes en territorio norteamericano solo cometieron el delito de frustrar actos terroristas planificados contra la Isla por los grupúsculos más reaccionarios de Miami.

“Solo les digo una cosa: volverán”, fueron las palabras del líder de la Revolución aquel día, hechas realidad en la mañana del pasado 17 de diciembre, cuando por la escalerilla del avión descendieron los tres héroes que faltaban por pisar tierra cubana luego de la llegada de René y Fernando.

La alegría con la que fueron recibidos en sus barrios,  las emociones de los presentes en el concierto ofrecido por Silvio en las inmediaciones del Estadio Latinoamericano y  los relatos en el programa radial La Luz en la Oscuro sellaron la bienvenida que todo el pueblo le dio junto a sus representantes, reunidos en la Asamblea Nacional, a la que los Cinco y sus familiares asistieron. En el parlamento también estaban el joven Elián González y el coronel Orlando Cardoso Villavicencio, ejemplos palpables de que la Revolución no abandona a ninguno de sus hijos.

La noticia del restablecimiento de relaciones con el vecino norteño responde a la voluntad de ambos gobiernos de resolver asuntos vitales, pero sin menoscabo a la soberanía y sobre la base del respeto a la autodeterminación de los pueblos.

La medida ha sido muy aplaudida dentro y fuera de Cuba. Solo algunos pocos, los que defienden el pensamiento más rétrogado y conservador y para los cuales el mantenimiento de las hostilidades les garantiza sus negocios y dividendos, califican este acercamiento como una política incoherente y descarriada. Sus nombres son evidentes: Ileana Ross Letheinen, Marco Rubio, John Mcain, entre otros.

La postura cubana se mantendrá de forma moderada, prudente y reflexiva, pero con la firmeza de los principios por los cuales se ha derramado mucha sangre a lo largo de la historia patria. En primer lugar, la completa  normalización de las relaciones con los Estados Unidos transita por el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero, tantas veces rechazado por la comunidad internacional y hoy el principal obstáculo para el desarrollo de la economía cubana.

El presidente Obama expresó su voluntad de desarrollar un verdadero diálogo con Cuba, respetando las diferencias, además de un grupo de medidas  necesarias para el mejoramiento de las relaciones. Pero existen en su contra mecanismos legales que tendría que desenredar, sobre todo en el seno del Congreso. No obstante, ha adoptado una actitud valiente que prestigiosas personalidades han reconocidodesde que conocieron el anuncio.

Como bien expresara el profesor e investigador Roberto M. Yepe "este hecho marca una rectificación histórica largamente aguardada y el reconocimiento de la legitimidad de la Revolución Cubana por parte de la potencia más poderosa jamás existente, después de tantos años de agresiones y vilipendios. Se trata así de un merecido premio a la resistencia del pueblo cubano, a la firmeza y la inteligencia de sus líderes, y al esfuerzo altruista de todos aquellos  que, en cualquier lugar del mundo, han sido incondicionalmente solidarios con el proceso revolucionario en el país caribeño".

Es de destacar que no solo estos sucesos han hecho el 2014 un año esplendoroso paraCuba. La presencia en la Habana de importantes dirigentes de la región en las distintas cumbres realizadas en este periodo resume el inmenso prestigio que ha alcanzado la Isla en la arena internacional.

En el mes de enero la segunda reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) alcanzó notables resultados, inspirados en las ideas de Bolívar, Martí, Chávez y Fidel. El texto final firmado por todos los mandatarios presentes defendió políticas inclusivas para los pueblos latinoamericanos y adoptó el trascendental acuerdo de declarar el continenteZona de paz.

Como antesala al cónclave varios presidentes progresistas acompañaron a los jóvenes en una histórica marcha de las Antorchas la noche del 27 de enero, para ratificar los ideales de la unidad latinoamericana y la solidaridad con las causas comunes de los pueblos del Bravo a la Patagonia.

Otro singular momento fue la Cumbre del Ébola, convocada en tiempo récord con el objetivo de coordinar esfuerzos para el enfrentamiento a la enfermedad que afecta a los países africanos y adonde Cuba envió un contingente de médicos preparados para brindar su cooperación solidaria, con el apoyo y reconocimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuya directora general, Margaret Chan,  ha encomiado la respuesta de los galenos cubanos.

Como ha reconocido el New York Times y otros medios de influencia, la participación de Cuba en la lucha contra este flagelo merece la admiración de todos, pues mientras algunos mandan soldados, Cuba envía sus médicos, que es lo que verdaderamente necesitan las naciones afectadas.

Más recientemente la Cumbre Caricom -Cuba reafirmó  los lazos de hermandad que nos unen a un Caribe con el cual se tienen profundas coincidencias históricas y culturales. Por esos días se publicaron datos que demuestran la profundidad de los nexos como el hecho de que desde el 2005 se han graduado en Cuba más de 1300 jóvenes de países miembros de este grupo regional y casi 3 mil estudian actualmente en las aulas cubanas.

Días después otra cita, esta vez para conmemorar el décimo aniversario de la Alianza  Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) y los 20 años del primer encuentro  entre Chávez y Fidel, tomaba el pulso desde Cuba a los desafíos de la unidad latinoamericana. Allí quedaba también formalizado el ingreso de dos nuevos miembros a la Alianza: Granada y San Cristóbal y Nieves.

"Ahora podemos continuar perfeccionando nuestros programas y proyectos en materia socioeconómica y garantizar  sus sostenibilidad bajo criterios de  racionalidad y eficiencia", señaló el presidente de los Consejos de Estrado y de Ministros de Cuba, General de Ejército Raúl Castro durante la inauguración de esta Cumbre del ALBA-TCP.

Internamente, el 2014 también entabló nuevos desafíos, sobre todo el llamado realizado por Raúl de colocar la economía a la altura del prestigio internacional alcanzado en momentos en que se actualiza el modelo económico a partir de los acuerdos del Sexto Congreso del Partido.

Las horas vividas en los últimos días confirman que existen suficientes razones para creer en un mejor futuro, manteniendo siempre la dignidad como bandera. Se despide el 2014 con mucha alegrías  y el nuevo año trae ya nuevos retos que los cubanos sabremos desafiar con la misma fe en la victoria de aquel luminoso primero de enero de 1959.


Yoerky Sánchez Cuellar

Soy un joven cubano, periodista y soñador, un loco de esperanzas. Me gusta tanto la literatura como la política. Mi más sincera convicción es el pensamiento martiano de que los buenos son los que ganan a la larga.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos